Maltrato físico y abuso sexual: maestros de Ontario investigados por conducta inapropiada

Una maestra habría atado uno de sus estudiantes especiales a una silla; el otro habría tenido una relación inapropiada con un estudiante
Maltrato físico y abuso sexual: maestros de Ontario investigados por conducta inapropiada
La secundaria Chaffey en Ontario. (web)

Dos maestros de la secundaria Chaffey en Ontario perdieron sus empleos y han sido reportados a la agencia de credenciales del estado por conductas inapropiadas.

Los empleados del distrito escolar colectivo de Chaffey fueron identificados como Sheila Boyd, una maestra de educación especial, que supuestamente maltrató a sus estudiantes, y Mario Corona, director de la banda escolar, quien supuestamente tuvo una relación inapropiada con una estudiante.

El Distrito Escolar Unificado de Chaffey envió cartas a la comisión estatal de credenciales de maestros, que maneja las autorizaciones para los educadores, según reportó Southern California News Group.

El 20 de enero de 2016, Lynne Ditfurth, superintendente adjunta de Servicios de Personal de Chaffey, envió una carta a la Comisión de Credenciales de Maestros, en la que se detallaba la supuesta falta de conducta de Boyd.

“Las acusaciones incluyen que la Sra. Boyd deliberadamente ignoró la seguridad de un estudiante de educación especial y físicamente restringió a un segundo estudiante de educación especial con cinta adhesiva”, lee la carta.

“La junta directiva del Distrito Escolar Unificado de Chaffey aprobó por unanimidad colocar a la Sra. Boyd en suspensión sin salario y continuar con un proceso de despido”.

En un correo electrónico posterior dirigido a la comisión, Ditfurth explicó que ninguna de las víctimas resultó herida; se estableció contacto con los Servicios de Protección Infantil, pero no hubo ningún informe policial; no hubo video de vigilancia de los incidentes; y “las víctimas son estudiantes gravemente discapacitados y no pudieron ser entrevistados”.

Maltrato al estudiante

El incidente en el que un estudiante fue atado a una silla con la cinta adhesiva supuestamente ocurrió el 9 de octubre de 2015, y reportado al Distrito cinco días más tarde.

“Fui testigo de cómo Sheila Boyd ataba a uno de nuestros estudiantes, (nombre redactado), a una silla”, declaró por medio de un correo electrónico un compañero de trabajo. “[El estudiante] había estado interrumpiendo todo el día, con comportamientos tales como maldecir al personal y salirse de la clase”.

Según el testigo, Boyd ató al estudiante en una silla, primero con cinta protectora, luego con cinta adhesiva, mientras decía, “No sé si esto es legal”. El chico finalmente se escapó, atado a la silla, antes de que la cinta se cayera.

Según una investigación del Distrito, el muchacho se escondió de Boyd debajo de un escritorio en otra clase.

En la misma declaración, el testigo informó que Boyd le había dicho a un ayudante asignado a un estudiante en particular que “no le ponga el casco ni pusiera un cojín cuando tuviera un colapso y se golpeara la cabeza en el suelo, porque ella dice que lo está haciendo para llamar la atención, y que una vez que vea que duele, no lo hará más”.

Sin embargo, eso no es lo que ocurrió. El ayudante informó: “Él todavía se golpeaba la cabeza en el piso, y bastante duro que podíamos escuchar su cabeza golpear el piso mientras tocábamos música en el salón de clase y los estudiantes trabajaban en proyectos”.

En una queja separada hecha en octubre de 2015, un compañero de trabajo alegó que Boyd agresivamente jaló a un estudiante de la parte superior del brazo. Boyd también supuestamente le dijo al empleado que no tradujera las instrucciones de clase en español a un estudiante que no entendía inglés.

El 11 de diciembre de 2015, Ditfurth escribió a Boyd, informándole que recomendaría a la junta escolar suspenderla inmediatamente sin paga y despedirla.

Relación inapropiada

El 13 de febrero, Kern Oduro, superintendente asistente interino de personal del Distrito de Chaffey, envió una carta a la Comisión de Credenciales de Maestros con respecto al director de la banda de la preparatoria Chaffey, Mario Corona.

“El distrito recibió información el 4 de febrero de 2017, de que el señor Corona estaba involucrado en una relación inapropiada con un exestudiante, ahora adulto“, dice en parte la carta. “La información indicaba que la relación comenzó cuando era estudiante y menor de edad”.

El 7 de febrero, tres días después de que el Distrito se enteró de esto, de acuerdo con la carta de Oduro, Corona presentó una breve carta de renuncia a la Junta Escolar.

Ese mismo día, él habló con el Departamento de Policía de Baldwin Park, según un informe policial incluido en los registros publicados por el Distrito. No se han presentado cargos contra Corona y la Policía sigue investigando el caso.