Cómo evitar los secuestros de niños por sus padres en L.A.

Se recomienda avisar a las escuelas en caso de algún divorcio o separación que pueda afectar el bienestar del menor; de suceder llama de inmediato a la Policía
Cómo evitar los secuestros de niños por sus padres en L.A.
Jaime Zepeda abraza a su hijo Jaime Huerta. Autoridades creen que el padre se llevó al menor a México. / suministrada

En menos de una semana cuatro niños de los condados de Los Ángeles y San Bernardino fueron supuestamente secuestrados por uno de sus padres. Dos de ellos —Lexi Segura, de 1 año de edad y de Rancho Cucamonga y West Burnett, de 6 años de Venice— ya pudieron reunirse de nuevo con sus padres.

Mientras que, Jaime Huerta, de 10 años, al parecer se encuentra en México con su padre Jaime Zepeda, quien fue denunciado por no dejar al niño con su madre como se había acordado.

Sin embargo, el caso más aterrador es el Aramazd Andressian, de 5 años, quien no ha sido localizado desde el 22 de abril.

Las autoridades del sur de California aún buscan al pequeño Aramazd Andressian Jr., de 5 años.

En al menos dos de estos casos, las parejas estaban en medio de una disputa legal por la custodia de los menores.

La preocupación de la comunidad incrementa al saber que los menores de edad se vuelven vulnerables cuando sus propios padres se convierten, en ocasiones, en los propios secuestradores.

Por ejemplo, Huerta fue recogido por su padre y Burnett por su madre; ambos acudieron a la escuela de sus niños, se los llevaron y luego no los regresaron a la hora acordada.

Un secuestro se produce cuando una persona toma y retiene de manera ilegal a un niño de su padre con custodia, tutor legal o una persona con derechos legales de visita, explica la oficina del fiscal del condado de Los Ángeles.

Las autoridades del distrito escolar unificado de Los Ángeles (LAUSD) aseguran que mientras los niños están dentro de uno de sus planteles escolares están a salvo.

“Tenemos información completa de quién los lleva a la escuela, quién los recoge y quién está en la lista de la tarjeta amarilla, que se usa para casos de emergencia”, dijo Julie Spry, portavoz con la policía escolar de Los Ángeles.

Sin embargo, agregó que cada caso de padres e hijos es diferente y recomienda que estén alertas.

“Animamos a los padres a que tengan comunicación con la escuela en caso de que haya cambios en sus vidas”, dijo Spry refiriéndose a posibles separaciones o divorcios entre los padres que pudieran afectar el bienestar del menor de alguna manera.

Alerta Amber

Si un padre de familia o tutor piensa que su hijo fue secuestrado se recomienda que lo reporte a las autoridades lo más pronto posible.

El rapto es un delito grave bajo la ley de California y está castigado con hasta tres años de prisión y una multa de $10,000, explica la oficina del fiscal.

Al hacer un reporte de policía se le pide al padre o familiar llevar su identificación así como fotos del menor y si es posible información de la persona que piensan que pudo haberlo secuestrado.

Cuando se corrobora el secuestro, se activa una Alerta AMBER, que es una asociación entre la policía y medios de comunicación para anunciar que un menor está desaparecido.

Estadísticas demuestran que la alerta AMBER es tan eficaz que desde el 2006 hasta febrero de 2017 se han recuperado 868 menores de edad.

Para reportar el secuestro de un menor con el fiscal del condado de Los Ángeles llame al (213) 257-2600.

?>