Distrito Escolar Unificado de Lynwood triplica número de estudiantes listos para la universidad

La eliminación de requisitos a cursos avanzados universitarios en las secundarias les abre las puertas
Distrito Escolar Unificado de Lynwood triplica número de estudiantes listos para la universidad
Francisco Villalobos y Daniela Penadoza listos para tomar su exáamen.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

A Francisco Villalobos y Daniela Peñaloza tomar cursos avanzados para ir a la universidad (AP) en la secundaria Lynwood les ha hecho sentirse más preparados y seguros de sí mismos para comenzar su educación superior.

“Primero pensaba que no me iban a ayudar mucho, pero ahora estoy segura que me prepararon perfectamente” dice Francisco Villalobos de 18 años.

Daniela Peñaloza de 17 años cuenta que al principio los cursos de preparación para la universidad en la secundaria pueden asustar a los estudiantes y hacerlos sentir intimidados.

Francisco Villalobos y Daniela Peñaloza se preparan para tomar los exámenes avanzados de universidad (AP) en mayo. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

“Pero los maestros nos ayudan mucho y nos tratan como si ya fuéramos estudiantes de la universidad”, comparte.

Ambos estudiantes se van a graduar de la secundaria Lynwood el mes próximo. Villalobos fue aceptado para estudiar neurociencias en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y Peñaloza estudiará cine y ciencias políticas en la Universidad Estatal de California en San Francisco.

Los cursos avanzados universitarios (AP) a los que asistieron Villalobos y Peñaloza preparan a los estudiantes para la universidad; los hace ganar créditos mientras están en la secundaria si aprueban un examen, y aumentan la probabilidad de que puedan ser aceptados en una universidad de cuatro años.

Un número récord de estudiantes se preparara para tomar los exámenes de los cursos para ir a la universidad.(Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

Iniciativa del LUSD

Villalobos y Peñaloza son hijos de padres inmigrantes mexicanos. Nacieron y crecieron en Lynwood.

Desde el grado décimo comenzaron a tomar clases avanzadas para la universidad como parte de una iniciativa lanzada por el Distrito Escolar Unificado de Lynwood en 2011 para asegurarse que la mayoría de los estudiantes que se gradúen de sus dos secundarias – Lynwood y Firebaugh – estén preparados para la universidad.

“Lo que hicimos fue hacer accesible estos cursos a todos los estudiantes. Eliminamos los requisitos que antes existían para que pudieran inscribirse y que eran un obstáculo para que fueran a la universidad. Muchos muchachos tienen el potencial, pero con tantas barreras los deteníamos”, explica Gudiel R. Crosthwaite, auxiliar del superintendente del LUSD.

Agrega que la filosofía de LUSD es que todos los estudiantes deben tener la oportunidad de ir a la universidad y si reciben el apoyo, pueden ser exitosos. “En otros distritos, se piensa que solo ciertos estudiantes pueden asistir al colegio. Aquí pensamos que sin importar quién eres, tú puedes hacer lo que quieras con tu futuro”, enfatizó.

Francisco Villalobos y Daniela Peñaloza aseguraron que tomar los cursos les ha dado más confianza en sí mismos.(Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

El resultado, dijo, ha sido que casi triplicaron el número de estudiantes inscritos en las clases avanzadas y el número de los que aprueban ha aumentado.

El número de graduados también va en aumento. LUSD anunció que sus dos secundarias – Lyndwood y Firebaugh – se combinaron para tener una tasa de graduación del 90% (en California, el promedio es de 82%) en 2016, un aumento del 10% en comparación con 2015. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles tiene una tasa de graduación del 75%.

Más del 40% de los estudiantes de estas secundarias están tomando clases de AP.

Aunque comienzan en el décimo grado, desde el noveno pueden tomar cursos preuniversitarios. “Son opcionales, pero los animamos a tomarlos. También hemos entrenado a más maestros. Y lo mejor de todo es que vemos a los alumnos graduarse con mayor confianza y la seguridad de que pueden ir más allá de la secundaria y asistir a una universidad de cuatro años”, expuso Crosthwaite.

Añadió que las escuelas de los barrios pobres no han hecho un buen trabajo para que sus estudiantes vayan a la universidad. “Nosotros estamos cambiando eso”, indicó.

Villalobos animó a sus compañeros a tomar los cursos para la universidad. “Sí podemos ir. Es momento de demostrar que somos inteligentes y valiosos”, remarcó. 

El maestro de español Héctor Lizárraga observa el trabajo de Daniela Peñalosa quien se graduará de la secundaria Lynwood y está lista para ir a la Universidad Estatal de San Francisco. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Un comienzo difícil

Héctor Lizárraga, profesor por 18 años y quien imparte clases avanzadas de literatura y español, explica que los estudiantes inician un poco tímidos porque no han estado expuestos a un trabajo a nivel universitario, pero poco a poco se dan cuenta que sí la pueden hacer.

“Siempre les digo que no pueden decir que está difícil si no lo han tratado. En mi caso comienzo con 35 alumnos y termino con los 35 porque a lo largo de la clase, los voy motivando”.

Hace ver que no hay límite en el número de clases avanzadas a las que pueden asistir. “Muchos distritos recomiendan tres, pero yo tengo un estudiante que toma seis clases por semestre. Todo depende de la carrera que van a seguir”, detalla.

Los estudiantes reconocen que los cursos avanzados para la universidad que han tomado en la secundaria Lynwood les ha ayudado a estar mejor preparados para comenzar la educación superior. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

Edilia Padilla, maestra de inglés y composición, opina que los alumnos suelen llegar escépticos, pero al final se nota el crecimiento. “Sí, hay más presión en estas clases, pero van a aumentar sus conocimientos”, señala.

Como la mayoría de los estudiantes en la secundaria Lynwood vienen de hogares donde se habla español,  la maestra está muy consciente de la importancia de llegar bien preparados en esta asignatura.

“Yo me pongo de ejemplo porque también crecí en una familia donde sólo se hablaba español. Les digo que si yo pude, ellos la pueden hacer. Ellos saben que sus habilidades para escribir y hablar inglés son muy importantes para ir a la universidad y tienen que llegar preparados”, afirma.

El director de la secundaria Lynwood Carlos Zaragoza, los estudiantes y el auxiliar del superintendente del Distrito Escolar Unificado de Lynwood Gudiel Crosthwaite están muy satisfechos de los logros alcanzados . Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

El Distrito del Año

El Distrito Escolar Unificado de Lynwood (LUSD) fue nombrado por la Junta Directiva de Colegios, el Distrito del Año 2017 por las elevadas tasas de graduación de sus cursos universitarios avanzados, las cuales sobrepasaron a otros distritos – incluyendo al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

El reconocimiento tiene mayor mérito si se considera que la mayoría de los estudiantes en sus escuelas provienen de familias trabajadoras de bajo recursos y barrios donde abunda el crimen.

El superintendente del Distrito Escolar Unificado de Lynwood y el director de la secundaria felicitan a los estudiantes de cursos avanzados universitarios. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

El 96% de los estudiantes son hispanos y el resto afroamericanos.

Muchos de los estudiantes reciben almuerzos gratis o a precio reducido

La Directiva de los Colegios reconoció que más y más estudiantes de LUSD, en los últimos tres años, se han inscrito a las clases avanzadas universitarias y aprobaron los exámenes.

Hay 433 distritos en Estados Unidos y Canadá. El LUSD se coló a la lista anual de honor. Y recibirá su reconocimiento en julio en Washington D.C. durante la conferencia anual de cursos avanzados.