El insulto contra indocumentados que ha plagado un concesionario de coches de Buena Park

Surge por una disputa laboral entre un sindicato y el dueño de la agencia de coches... pero el caso está más enredado de lo que aparenta
El insulto contra indocumentados que ha plagado un concesionario de coches de Buena Park
El sindicato Southwest Carpenters fueron quienes posicionaron este letrero frente a Premier Chevrolet de Buena Park.
Foto: Captura/Twitter

Hace un par de días una frase ha estado recorriendo la red de Twitter: “F**k you Wetbacks!”.

La palabra “wetback” es traducido a “mojado”, un término ofensivo hacia personas inmigrantes, especialmente mexicanas.

Pero no es la frase por sí sola la que alborota a los usuarios en Twitter y en Facebook, sino la imagen en la que se puede observar el comentario ofensivo, y el contexto de ésta.

Afuera de la agencia de venta de vehículos de Premier Chevrolet en la ciudad de Buena Park, yace un letrero que dice lo siguiente: “Disputa laboral. Premier Auto Group dice: ‘Ch*nguen a su madre mojados'”.

La “disputa laboral” a la que hace mención el letrero, que fue colgado en la valla de la agencia ubicada en la esquina de la Auto Center Drive y la avenida Western, es en realidad una que aún no existe. Según el Sindicato Southwest de Carpinteros (SWC) Local 2361, se trata de una campaña para hacer saber a la comunidad de Buena Park sobre el tipo de negocio que próximamente tendrá sede en el área –una franquicia que operará bajo la padre empresa Premier Automotive Management (PAM).

El SWC es un sindicato que aboga por los derechos de empleados del condado de Orange del sector de la construcción, específicamente de mampostería (drywall) residencial y comercial, insulación, edificación de andamios e instalación de puertas.

Pero según los encargados de la Premier Chevrolet, el contenido del letrero es confuso, además de ser ofensivo, puesto que hace creer a los observantes que los miembros de esta sede son quienes lanzaron tales comentarios —y lo han negado a este diario, frente a cámaras televisivas y hasta con un cartel propio, el cual también fue colgado en su valla.

Premier Chevrolet se defendió con este letrero. (Foto: Armando Tinoco/La Opinión)

“Esto surge de algo que no tiene nada qué ver con nosotros”, aseguró Pepe Amenero, gerente de ventas de Premier Chevrolet, haciendo mención que su lugar de trabajo cuenta con una amplia mayoría de personas hispanas, que bien representan la comunidad hispanoparlante de la ciudad.

La disputa, no obstante, permanece, aseguró Pete Rodríguez, asistente administrativo de SWC, todo por un acuerdo entre el sindicato y la automotriz que a la hora de la hora no fue respetado, dice Rodríguez, y que ahora ha desenlazado una literal guerra de carteles que sobretodo van dirigidos a la comunidad inmigrante del condado de Orange.

Tácticas “engañosas”

El año pasado, cuando PAM estaba en el proceso de obtener el permiso para la construcción de un nuevo concesionario en Buena Park, todo parecía marchar por buen camino.

Premier Chrysler de Buena Park se establecería en el 7301 del bulevar Artesia, a un cuarto de milla de la sede de Premier Chevrolet.

Para ese entonces, SWC y PAM estaban en pláticas y según información detallada en el acta de reunión del pasado 22 de junio del Comité de Planificación Urbana, el sindicato y el dueño del futuro concesionario habían discutido en sesiones privadas sobre el proyecto. Tan buena era la relación entre ambos partidos que el documento acierta que Juan Muñoz, quien representó al Local 2361 durante esta reunión, “dijo que su grupo da la bienvenida a Premier Automotive al vecindario” de Buena Park.

Según Rodríguez, fue durante el proceso de planeación de la edificación de este centro que Premier Automotive Management engañó a sus miembros al hacerles creer que tanto todos, incluso hasta los aprendices, tendrían “una oportunidad justa de construir el nuevo concesionario”.

Cómo específicamente se dio ese engaño no está claro. Rodríguez no quiso aclarar esta duda a La Opinión.

Pero a decir de miembros de Premier Chevrolet, la campaña de parte del Local 2361 es una de represalia contra la empresa por no otorgarles el contrato para construir el nuevo centro de ventas de coches Chrysler.

“Se supone que [los miembros de SWC] están tratando de ayudar a su comunidad, pero en este caso solo están dañando a la comunidad”, comentó Zayra Medina, gerente de ventas por internet de la agencia en Buena Park.

Medina es latina, y abogó por el equipo diverso que funge dentro de la concesionaria de Premier Chevrolet, sitio que ha sido blanco de protestas por parte de miembros de SWC.

“Wetbacks”

El cartel que apareció afuera de su valla hace cinco días —el cual ya ha sido removido- surgió a raíz de la protesta que SWC lanzó hace semanas contra Premier Automotive Management.

Por medio de un comunicado de prensa, SWC informó que fue durante esta protesta inicial que la directiva de Premier asaltó verbalmente a sus representantes y que indagó el origen étnico de ellos. “Han sido partícipes de un comportamiento disgustado y ofensivo, preguntando a nuestro representantes si son ‘indocumentados’, y hasta catalogar a los miembros de nuestro equipo de cartel como ‘p*nches mojados'”.

SWC también aclaró en el comunicado que se ha entablado una demanda federal contra la empresa por su conducta racista.

Al indagar sobre el origen de los comentarios, Rodríguez no comentó a fondo.

Pero Premier Chevrolet se defiende, diciendo que sus miembros jamás han hecho declaraciones tan denigrantes y asegura que son los mismos manifestantes que han hostigado a empleados y hasta a clientes que acuden a la sucursal para potencialmente comprar un vehículo. Medina dijo que que varios miembros del sindicato llegaron hasta el interior del centro para hostigar a los presentes y repartir boletines de su campaña.

Ed Villa, representante de ventas de Premier Chevrolet, dijo que los protestantes se estaban entre 6 a 7 horas del día a un lado del cartel. Algunos de los presentes eran familias y hasta tenían a sus niños parados afuera con ellos.

Un usuario en redes sociales compartió con La Opinión este video en el que Villa sale en defensa de su centro de ventas.

Loading the player...

El miércoles, cuando Premier Chevrolet colgó el letrero en el que denunció los comentarios racistas, el SWC retiró su cartel.

Hasta el momento, la gerencia de Premier Automotive Management públicamente denunció los hechos por medio de un comunicado en Facebook, en el que indica que SWC ha estado difundiendo información falsa de las operaciones de PAM en el sur de California, específicamente tienen como blanco a las agencias de Premier Chevrolet Buena Park, Premier Chrysler en Placentia y Poway Toyota en el condado de San Diego.

En cuanto a las denuncias, que Premier considera erróneas, declaró la directiva que está considerando entablar una querella legal con la Junta Nacionald de Relaciones Laborales, para así frenar el hostigamento, dice el comunicado.