5 cambios del TRUMPcare que te dejarán aterrado

Pacientes con cáncer pagarían 35 veces más por su seguro de salud

Guía de Regalos

5 cambios del TRUMPcare que te dejarán aterrado
En 2016, los californianos gastaron $350 mil millones en atención médica.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Si alguien está celebrando la aprobación en la Cámara de Representantes del American Healthcare Act (AHCA), conocido como TRUMPcare, son los más ricos del país.

El proyecto de ley que busca desmantelar el Affordable Care Act (ObamaCare), generará entre muchas cosas, un recorte en impuestos de 600.000 millones de dólares al 1% de la población de EEUU.

Los beneficiarios serán las compañías de seguros de salud, compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos médicos así como individuos que ganen más de 125.000 dolares al año o familias que superen los 250.000 al año.

Por su parte bajo el nuevo proyecto millones de personas verán drásticos cambios en las condiciones de su cobertura, se verán obligados a pagar más, así como verán reducidos los servicios básicos a los que tenían derecho.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que de aprobarse el TRUMPcare 24 millones de personas perderán su seguro médico para 2020. Otro estudio de VOX, estima que de entrar en rigor la nueva ley sanitaria cada persona tendría que pagar $1542 dólares más al año, en comparación a lo que paga bajo Obamacare.

Estos son los 5 grupos que más sentirán los efectos nocivos del TRUMPcare:

Mujeres

Bajo TRUMPCare las compañías de seguros podrán cobrar más a las mujeres que a los hombres por el mismo plan de salud. De igual forma los estados podrán solicitar exenciones al gobierno federal para permitir a las aseguradoras abandonar estos beneficios básicos:

  • Embarazo, maternidad y cuidados para recién nacidos
  • Atención ambulatoria sin ingreso hospitalario, conocido como servicios de pacientes ambulatorios
  • Servicios de pediatría, incluyendo higiene bucal y visión para los niños
  • Servicios de emergencia
  • Hospitalización
  • Servicios de salud mental, incluido asesoramiento y psicoterapia por adicción
  • Prescripciones médicas
  • Servicios y dispositivos de rehabilitación, que ayudan a personas con lesiones y discapacidades
  • Servicios de laboratorio
  • Cuidado preventivo y tratamiento de enfermedades crónicas

Pacientes con condiciones preexistentes

Las aseguradoras podrán cobrar precios más altos por asegurar a personas con enfermedades preexistentes, práctica que está prohibida bajo el actual plan de salud de ObamaCare.

Para ello los estados deben crear un programa para ayudar a que los pacientes de alto riesgo consigan seguro. El gobierno destinará un fondo de 8,000 millones de dólares para usar durante cinco años con el fin de asegurar a personas con condiciones preexistentes. Sin embargo el precio de sus pólizas subirá.

Por ejemplo personas que han tenido un ataque al corazón verían un aumento de $58.000 en su póliza; mujeres embarazadas pagarían $ 17.320 más; personas con depresión o trastorno bipolar verían aumento de su prima anual del orden de $ 8.500 por citar algunos ejemplos.

Adultos Mayores 

El TRUMPcare ofrecerá créditos para comprar seguro de salud basado en la edad, a diferencia de los de Obamacare, que se hacían en relación con los ingresos de cada personas. Esto aumentará el costo de los seguros de salud para adultos mayores en todo el país. De esta forma las aseguradoras podrán cobrar hasta cinco veces más por los seguros médicos de personas mayores de 60 años en comparación con personas menores de 30 años.

Pacientes con enfermedades Crónicas

TRUMPcare restituiría los “límites de por vida”, esta es la cantidad máxima que una aseguradora gastará durante toda la vida de un paciente. Antes del ObamaCare estos topes estaban normalmente en el rango de $1 millón a $2 millones de dólares. Para pacientes, en especial niños enfermedades congénitas que un sus primeros años de vida superaban este tope en gastos médicos, significaba literalmente la quiebra económica de toda su familia.

Medicaid

Actualmente el gobierno federal y los estados comparten el costo de asegurar a los más pobres. La cantidad de dinero que Washington le da a cada estado varía dependiendo de cuánto cuidado médico reciben los pacientes de MedicAid de cada estado.

Con TRUMPcare el estado fija un “límite per capita” fijo que reemplazaría al sistema actual. Así cada estado tendría una cantidad fija de dinero por año. Esa cantidad aumentaría anualmente en un porcentaje vinculado a la tasa de inflación. El financiamiento federal adicional que cubre la expansión de Medicaid sería eliminado en 2020. Es decir para esa fecha la extensión de la cobertura de salud para personas de bajos recursos quedaría a voluntad de los estados.