Pareja de adolescentes se lanzan juntos de piso 13, pero antes dejaron esta carta

Autoridades investigan el supuesto pacto suicida
Sigue a La Opinión en Facebook
Pareja de adolescentes se lanzan juntos de piso 13, pero antes dejaron esta carta
La pareja se lanzó desde la terraza del residencial Torres de Lucerna.

Las autoridades descartaron que el suicidio de una pareja de adolescentes -ambos de 16 años- que se lanzaron de un piso 13 de un complejo residencial en Colombia haya sido influenciado por el “juego” viral conocido como la “ballena azul”.

La Policía mantiene abierta la pesquisa del hecho reportado este miércoles en la localidad de Bosa, en Bogotá.

Los menores que mantenían una relación de pareja se lanzaron tomados de la mano desde la terraza del residencial Torres de Lucerna.

“Estaban haciendo un arreglo en la terraza. El celador intentó cogerlos, pero ellos se lanzaron al piso. No había fácil acceso porque acá las terrazas tienen candado”, indicó una testigo a Noticias Caracol.

Testigos indicaron, además, que los cuerpos de los suicidas mostraban heridas como si ambos se las hubiesen autoinfligido previamente.

Murieron como resultado de traumas craneoencefálicos severos.

Sin embargo, las autoridades descartaron que el peligroso reto que induce al suicidio de jóvenes haya sido el detonante.

“El grupo de criminalística tiene un elemento material probatorio muy importante, lo estamos analizando y en este momento todo es materia de investigación. Pero una de las hipótesis descarta rotundamente que esta situación tenga que ver con la influencia de las redes sociales”, indicó el  mayor Rodrigo Mancera, jefe de Infancia y Adolescencia de la Policía, a medios en ese país.

La hipótesis surgió, en parte, porque los padres de los suicidas le habían prohibido mantener contacto a través de internet.

Otras teorías apuntan a que el estado depresivo de uno de los menores se agravó al estar internado para recibir tratamiento.

Lo anterior consta en una carta que investigadores hallaron en la sudadera del colegio de uno de los adolescentes, que estaban desaparecidos desde hacía varios días.

“Bueno… esto lo hago con pensamientos que están recorriendo mi mente. Creo que es el fin de todo… estoy muy triste… creo que el tema de estar internado bajó mucho mi estado de ánimo. Pienso en morir, no me importa nada más. Que se termine, seré feliz”, lee el escrito.