Pronto, el agua que beba el sur del condado de Los Ángeles será de fuentes locales

Planta de reciclaje de agua en Pico Rivera abastecerá al sur del condado de Los Ángeles
Pronto, el agua que beba el sur del condado de Los Ángeles será de fuentes locales
La nueva planta de reciclaje de agua en Pico Rivera se espera sea terminada para el verano del 2018. (Suministrada)

La posibilidad de bombear agua que sea completamente local esta a punto de ser una realidad con la construcción de una planta de reciclaje de agua en la ciudad de Pico Rivera.

El Distrito de Reposición de Agua del Sur de California (WRD) trabaja arduamente en el Proyecto de Mejoramiento de la Confiabilidad del Agua Subterránea (GRIP), el cual permitirá que el sur del condado de Los Ángeles sea completamente independiente para suministrar agua.

WRD es la agencia regional de manejo de aguas, protección y conservación de agua subterráneas para dos de las cuencas urbanas más utilizadas en el Estado de California. Estas proveen el suministro líquido a más de cuatro millones de residentes de 43 ciudades del condado de Los Ángeles.

“En el sur de California, el 50% del agua es importada de cientos de millas de distancia, ya sea del norte de California o del Rio Colorado y el otro 50% es del subsuelo”, dijo Albert Robles, miembro de la junta directiva de WRD.

“En el futuro cuando haya otra sequía, que no sabemos cuándo pero la habrá, ya no estaremos en una situación tan apretada porque nuestra agua estará más segura porque dependerá de nuestro suministro local”, añadió.

Desde 1959, la agencia ha sido responsable de reponer el agua en el subsuelo para mantener un nivel seguro de agua subterránea.

Una vez que se termine la instalación GRIP en el verano del 2018—ubicada en la caudra 4300 de San Gabriel River Parkway—WRD adquirirá aguas residuales tratadas que ya están en el condado de Los Ángeles, las reutilizará una vez más después de tratarlas con tecnología de purificación avanzada y se liberará por completo de la necesidad de importar agua.

La agencia WRD es la encargada del proyecto conocido como GRID. (Suministrada)

“Cuando la gente bombea agua de sus fuentes es nuestro trabajo volver a llenar los acueductos”, aseveró Robles.

Sin embargo, con el agua procedente de grandes distancias a través de los acueductos, este método se ha vuelto muy caro, especialmente durante una sequía con lluvia cada vez menos fiable.

La construcción – que ocupa un espacio de cinco acres – tiene actualmente un agujero abierto del tamaño de una cancha de futbol americano y alrededor de cuatro pisos de profundidad.

El pozo excavado eventualmente albergará un depósito subterráneo, capaz de sostener tres millones de galones de aguas residuales tratadas pero todavía no potables obtenidas de la planta de recuperación de agua San Jose Creek, una instalación de Distritos Sanitarios del Condado de Los Ángeles.

Una vez completado el tanque de almacenamiento se le instalará un centro de operaciones de aprendizaje moderno de WRD donde la gente podrá aprender acerca del agua reciclada.

La planta utilizará la ósmosis inversa y micro filtraciones, entre otras técnicas, para convertir las aguas residuales tratadas en agua purificada.

Robles dijo que el agua que se purificará localmente es de la más alta calidad. “El agua que hoy tomamos es la misma que nuestros ancestros tomaban. No hay nada nuevo en esto”, aseveró.