Forzoso arresto de migrantes tras citas en tribunales genera protestas

La práctica, deplorada por jueces y otras autoridades en diversos puntos del país, continúa creando momentos de tensión como el registrado en videos realizados recientemente en una corte de Denver, Colorado.
Forzoso arresto de migrantes tras citas en tribunales genera protestas
Captura de un video tomado en la corte de Denver, Colorado, donde ICE interceptó a un inmigrante que acudió a lidiar con una infracción de tráfico (Captura de video publicado por Meyer Law)

La publicación de dos nuevos videos tomados por abogados en un tribunal de Denver, Colorado, que muestran a agentes de ICE arrestando a migrantes en la misma puerta de una corte, revivió la controversia iniciada en marzo, cuando se difundieron los primeros casos de arrestos por ICE en las inmediaciones de cortes en El Paso, Texas y Pasadena, California.

Se confirma así que las autoridades migratorias continúan sin descanso la controvertida práctica de arrestar a inmigrantes cuando se presentan a cortes penales a testificar, pagar una multa o responder a un cargo no relacionado con su estatus migratorio, sembrando el miedo entre la comunidad.

Líderes políticos y funcionarios judiciales de varios estados siguen quejándose ante el gobierno federal, alegando que esta práctica debilita la seguridad pública para todos los ciudadanos, ya que hace que los inmigrantes tengan miedo, por ejemplo, de testificar en casos penales para no exponerse ellos o sus familias.

De hecho, los arrestos en Denver se dieron pocos días después que el alcalde, el concejo municipal de esa ciudad en pleno y otros funcionarios de la ciudad, incluyendo los fiscales de distrito y de la ciudad de Denver, enviaron una carta al director de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) de esa ciudad pidiendo que desistieran de esa práctica.

El alcalde de Denver no solo fustigó a ICE por estar en las cortes sino por identificarse como “policía” en vez de agentes federales o ICE. “Esto daña la relación entre policía y la comunidad inmigrante”, expresa la carta.

Pocos días después de la carta, agentes de ICE estaban de nuevo en el Tribunal Lindsey-Flanigan a realizar por lo menos dos arrestos. Ambos fueron captados en video.

En el primer caso, hay tres videos donde se observa a dos agentes maniobrando a un hombre agazapado en el suelo justo dentro de la puerta del tribunal. El hombre se queja y grita mientras una mujer, la que toma el video -al parecer la novia del hombre- dice “suéltenlo, le van a partir el brazo, esto no está bien, sueltenlo”.

He aquí el primer video:

Según el bufete de Hans Meyer, en Denver -oficina legal que colocó los videos en Facebook- el hombre fue al tribunal a resolver una infracción de tráfico y al salir fue interceptado por los agentes de ICE mientras su novia filmaba los hechos.  Esto ocurrió el 28 de abril y el hombre ahora está detenido en El Paso, Texas.

He aquí otro video del mismo arresto:

El abogado Hans Meyer, cuyo bufete también reportó una previa instancia en marzo en la que agentes de ICE fueron grabados esperando a alguien en la misma corte, dijo esta semana que “esta actividad ignora la solicitud de líderes locales al gobierno federal de dejar tranquilos los tribunales para que las actividades penales o civiles que ocurren allí puedan ocurrir sin interferencia”.

“Cuando ICE se presenta a una corte y lleva a cabo arrestos de esta naturaleza, el efecto inmediato es alejar a la comunidad del gobierno y las instituciones locales”, dijo Meyer.

El segundo caso ocurrió el 5 de mayo en la misma corte y el migrante, Antonio García, fue arrestado sin mayor incidente por ICE mientras su abogado filma y pregunta a los agentes si tienen una order judicial, a lo que ellos no responden. Según reportes en un periódico local de Denver, el hombre estaba en el tribunal respondiendo a un cargo de manejar ebrio.

He aquí el video de este caso.

Según expertos en temas legales, abogados y jueces que se han quejado de la práctica en diversas partes del país, la presencia de ICE en cortes locales para arrestar a migrantes está resultando en la intimidación de estos, que se negarán a denunciar delitos o a participar como testigos en casos criminales.

De hecho, la Comisión Estadounidense de Derechos Civiles criticó la práctica en un reciente comunicado público.

” La colocación de agentes ICE en los tribunales locales inculca un miedo y una ansiedad adicionales que son innecesarios dentro de las comunidades inmigrantes, desincentiva la interacción con el sistema judicial y pone en peligro la seguridad de comunidades enteras. Los tribunales suelen ser el primer lugar en que los individuos interactúan con los gobiernos locales. Es el sitio de resolución no sólo de casos penales, donde una víctima puede buscar justicia cuando ha sido perjudicada, sino también para la resolución de asuntos civiles, incluyendo asuntos familiares y de custodia, vivienda, beneficios públicos y muchos otros aspectos integrales a la vida de un individuo.”, reza el comunicado.

Pero tanto el Procurador General de la nación Jeff Sessions, como el director de Seguridad Nacional John Kelly, ambos funcionarios del gobierno de Donald Trump han dicho que acudir a las cortes a arrestar a fugitivos de ICE responde a la práctica de muchos condados y ciudades del país de “prohibir o coartar” la colaboración con la agencia.

“Como resultado, los agentes de ICE deben localizar y arrestar a estos extranjeros en lugares públicos en vez de cárceles, donde el riesgo de lesión a personas al migrante, los agentes o personas del público es mucho mayor”, enfatizaron Sessions y Kelly en una reciente carta enviada a la Juez principal (Chief Justice) de California.

Señalan además que las cortes penales, donde se dirimen casos estatales criminales -y no juicios de deportación u otros casos migratorios- no están en la lista de “lugares sensibles” que los agentes de ICE evitan por reglamento interno, como escuelas, hospitales e iglesias.

Ya hay señales, sin embargo, de que esta práctica es nociva para la participación de los inmigrantes y sus familias en la justicia de los tribunales, dijo Cesar Cuauhtémoc García Hernández, profesor auxiliar de derecho de la Universidad de Denver.

“En esa misma corte, funcionarios judiciales reportaron que cuatro testigos se negaron a declarar en casos  de violencia doméstica citando precisamente el miedo a ICE”, dijo el catedrático. “ICE mismo ha sido claro que hasta los testigos de un caso que llegan a la corte podrían ser interrogados. Esto es un mensaje muy negativo, no solo para los inmigrantes sino para todos los que dependemos de que las cortes y la justicia hagan su trabajo”.