Cómo un joven mexicano llega a la universidad con gastos pagados

Jerónimo Leonardo Reyes, de 18 años, obtuvo una beca de $200,000 para cubrir sus gastos universitarios
Cómo un joven mexicano llega a la universidad con gastos pagados
Jerónimo Leonardo Reyes, de 18 años, es el recipiente de una beca de $200,000.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Miguel Agustín Reyes recuerda vívidamente hace años cuando él y su familia fueron al parque de Santa Fe Dam y su hijo más pequeño, Jerónimo de apenas 4 años, lo impactó.

“Él me preguntó algo de Galileo Galilei y los cosmos”, recordó Reyes, de 47 años.

Años después, cuando Jerónimo cursaba el cuarto grado visitó una compañía cafetalera durante un paseo escolar. Al llegar a casa el niño les contó a sus padres que las mejores máquinas de café eran las inglesas y que el mejor café mediterráneo era el de Atenas.

“El niño nos describió todo el proceso del café hasta descifrar cuánto costaba una taza del grano convertido en líquido”, dijo Reyes, impresionado.

Estos recuerdos le confirmaron a Reyes que su hijo siempre ha tenido aspiraciones mayores.

Jerónimo Leonardo Reyes con sus padres, Miguel Agustín Reyes y María de la Luz Reyes, en su casa de Pomona. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

$200 mil para ir a la universidad

Jerónimo Leonardo Reyes, de 18 años, es el orgulloso ganador de una beca QuestBridge de $200,000 dólares que cubre todos sus estudios universitarios. Él comenzará en el otoño de 2017 en la universidad privada Washington and Lee en el estado de Virginia.

El joven que cursa su último grado en la secundaria Sierra Vista High de Baldwin Park, dijo que aprendió acerca de QuestBridge por medio de su consejero y aunque solicitó la beca, no se imaginaba que sería ganador.

“Cuando recibí el email lo abrí y me di cuenta que era de QuestBridge. Al principio no capté, pero después me sentí muy emocionado”, dijo el estudiante de nacionalidad mexicana.

Por su parte, su padre dijo que no pudo contener las lágrimas cuando se enteró de la gran hazaña que acababa de lograr su hijo.

“Me siento muy dichoso, afortunado y aunque se va lejos sabemos que los hijos son prestados. Yo le digo, ‘dale hasta donde puedas’”, aseveró Reyes.

QuestBridge es una organización sin fines de lucro basada en Palo Alto que ayuda a jóvenes excepcionales de bajos ingresos a lograr sueños universitarios y profesionales. Este programa empata a los solicitantes con las universidades asociadas.

Un inmigrante sobresaliente

Jerónimo nació en la ciudad de León, Guanajuato y tenía apenas 2 años cuando llegó con sus dos hermanos y sus padres a Estados Unidos. Poco tiempo después la familia logró regularizar su estatus migratorio estableciéndose en la ciudad de Baldwin Park.

Jerónimo dijo que se siente muy orgulloso de ser un inmigrante que representa a su comunidad. “Con esto demuestro a las personas que dudan de los latinos que sí tenemos mucha inteligencia”, dijo Jerónimo.

El estudiante sobresaliente ha tomado 14 clases avanzadas (AP) en la secundaria. Sus grados sobresalientes lo han llevado a ser el Becario Nacional AP, que es el más alto honor del programa.

“Jerónimo representa lo mejor de Baldwin Park Unified—es muy apasionado y dedicado para hacer la diferencia”, dijo el superintendente Froilán N. Mendoza. “Estamos tremendamente orgullosos de todo lo que ha logrado hasta ahora, y esperamos sus logros por venir”.

Jerónimo da crédito en gran parte a sus padres que le han enseñado a estar orgulloso de sus raíces y por apoyarlo en sus estudios.

El señor Reyes dijo que el secreto del éxito en su familia es la humildad y el trabajo. “Hay que tener proyección en la vida y saber cual es nuestra capacidad para trabajar en eso”, aseveró y añadió que su esposa y sus otros dos hijos también “son muy inteligentes”.

Jerónimo con sus padres, su Hermana María de los Ángeles y su hermano Miguel Maximiliano. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

El futuro doctor

Jerónimo dijo que siempre ha tenido pasión por la medicina y disfruta mucho trabajar con números. “Me llega muy naturalmente, me gusta cómo los números se van acomodando al unirse”, dijo emocionado el estudiante, quien aspira a ser doctor de medicina general y cirujano.

Él aseveró que aunque suene “cliché” su pasión por ser doctor es para ayudar a los demás. “Creo que es más personal cuando puedes salvar una vida y puedes hacer un cambio”, dijo el joven.

Actualmente lo esta experimentando como mentor en su escuela, bajo el programa Sierra Vista’s Link Crew donde se encarga de guiar a los estudiantes nuevos y les ayuda a acoplarse en el campus para que no se sientan solos.

“He hecho este trabajo durante todo mi ‘senior year’ y lo disfruto”, dijo Jerónimo, quien en su tiempo libre también disfruta dibujar y leer libros.

Cuando no esta estudiando, Jerónimo Leonardo Reyes, disfruta dibujando. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Una vez en la universidad, Jerónimo quiere crear un grupo o un club que permita a los estudiantes hablar de los temas como la discriminación social y racial.

“Yo les digo a los estudiantes que busquen que les gusta y trabajen por ello y sepan que pueden lograr todo lo que quieren”, dijo el joven.