La ballena azul, una nueva amenaza

El "juego" en línea que ya ha cobrado varias vidas de jóvenes
La ballena azul, una nueva amenaza
Yulia Konstantinova, de 15 años, es una de las jóvenes rusas que se suicidó luego de jugar La ballena azul.
Foto: Captura Facebook

A las autoridades policiales de diversos países, así como a psicólogos y expertos en la prevención del suicidio entre los adolescentes, les preocupa el juego “Blue Whale” (o La ballena azul) que incita a los menores a quitarse la vida.

A través de los medios sociales en línea, como Facebook o Whatsapp, los menores reciben una invitación a éste y de aceptar, un administrador (o “sanador”) de grupo lo reta a superar a diario un desafío específico durante 50 días.

Entre los desafíos se encuentran tareas como escribir “f57” en una de sus manos con un cuchillo; levantarse a las 4:20am y ver los videos de terror y psicodélicos que el administrador manda; cortarse el brazo con una hoja de afeitar a lo largo de las venas, pero no muy profundo; cortarse los labios; ingerir una buena cantidad de huevos crudos; permanecer 24 horas sin dormir, dibujar una ballena azul en una hoja de papel y tatuarse el mencionado mamífero en uno de los brazos.

Para comprobar el cumplimiento del reto, el menor debe enviar una fotografía a su “sanador”. De no hacerlo recibe la amenaza de que le harán algún daño a su familia.

El origen del juego no está claro, pero se ha logrado establecer que surgió en Rusia en el 2015, en una especie de Facebook llamado Vkontakte y de allí se extendió a varios países. A la fecha, las autoridades rusas han relacionado unas 130 muertes de adolescentes con el siniestro juego, que cobró tres vidas en Brasil a principios de abril y otras tres en Colombia, a mediados del mismo mes.

En marzo una madre de Antofagasta, Chile, denunció a la policía que su hija de 12 años se había realizado 15 cortés en uno de sus brazos como una de las tareas del peligroso juego, al que fue invitada por una amiga. Más recientemente, a principio de este mayo, una chica se lanzó del tercer piso de una escuela en Guadalajara, México, ante los ojos atónitos de sus compañeros. La joven quedó con vida, con una pierna fracturada y una contusión en la cabeza.

Ante los hechos, las autoridades de estos países (al igual que de España e Inglaterra donde se han presentado casos de emergencias que apuntan a estar relacionados con el siniestro juego) están alertando a los padres a que hablen con sus hijos sobre el reto de “La ballena azul” y les dejen claro que ellos tienen la opción de negarse a ser parte del grupo cerrado de recibir una invitación.

El psiquiatra Jairo Gómez, vinculado al White Memorial Hospital de Los Ángeles, por su parte, recuerda a los padres  que deben estar pendientes de todo lo que sus hijos adolescentes y pequeños ven y reciben en sus redes sociales, ya que se encuentran en una edad muy vulnerable para ser fácilmente manipulados por personas extrañas que ingresan a sus sitios para entablar conversaciones o juegos inapropiados con ellos.