Hawaii pide a tribunal que mantenga suspendido el veto migratorio de Trump

El Noveno Circuito de Apelaciones, en Seattle, escuchó argumentos a favor y en contra
Hawaii pide a tribunal que mantenga suspendido el veto migratorio de Trump
Los tres jueces que escucharon el caso fueron designados durante la Administración Clinton.

WASHINGTON.- El gobierno de Hawaii pidió este lunes al Noveno Circuito de Apelaciones que mantenga suspendida la veda a inmigrantes de seis países musulmanes, porque discrimina y es de “mala fe”,  y el tribunal no debe dar al presidente Donald Trump un “borrador mágico” para anular partes de las leyes de inmigración.

Un panel de tres jueces del Noveno Circuito de Apelaciones, en Seattle (Washington), escuchó los argumentos orales tanto de la Administración Trump como del gobierno de Hawaii, que fue el primero en bloquear la segunda versión de una orden ejecutiva contra el ingreso de inmigrantes de seis países musulmanes y de refugiados de todo el mundo.

El abogado del gobierno de Hawaii, Neal Katyal, afirmó que Trump actuó “de mala fe” y pretende adjudicarse amplios poderes para “prácticamente dejar de un lado” el Acta de Inmigración y Naturalización (INA).

El abogado de Hawaii, Neal Katyal, argumentó que la orden ejecutiva discrimina y viola la Constitución.

El argumento de Trump es que tiene “derecho absoluto” para prohibir la entrada al país de cualquier grupo o persona, pero su orden ejecutiva tiene defectos fundamentales, replicó Katya ante el panel de jueces conformado por Ronald Gould, Richard Páez, y Michael Daly Hawkins, todos designados por la Administración Clinton.

Si el tribunal acepta su argumento, “estaría dando al presidente la capacidad de tomar un borrador mágico contra todo el código (legal) de EEUU respecto a inmigración, para anular cualquier cosa”, enfatizó Katyal.

Pese a la insistencia de la Administración Trump de que la veda solo pretende impedir la entrada de presuntos terroristas, Katyal recordó que, incluso después de su toma de posesión, Trump jamás ha dado marcha atrás a su llamado a una “veda” contra los musulmanes.

Si el tribunal se decanta a favor del gobierno, estaría acomodando al presidente “en una forma que la historia nos ha enseñado es algo muy peligroso. Estarían abriendo la puerta a mucho más”, advirtió Katyal, quien  señaló que la orden ejecutiva es “anti-constitucional y anti-estadounidense”, y autoriza una exclusión discriminatoria que no se ha hecho en medio siglo en EEUU.

Pero el procurador que representa al gobierno de Trump ante los tribunales, Jeffrey Wall, insistió en que la orden ejecutiva de Trump “no tiene nada que ver con la religión”, y se enmarca en la autoridad que tiene el mandatario para resguardar la seguridad nacional.

El procurador interino del gobierno de Trump argumentó que la orden ejecutiva “no tiene nada que ver con la religión” de los inmigrantes.

“Esta orden (ejecutiva) está dirigida a extranjeros en el exterior, que no tienen derechos constitucionales (en EEUU)” y desde enero pasado, Trump ha dejado en claro que la medida fue pensada para proteger a EEUU de “grupos terroristas islámicos y países que los patrocinan o albergan”, argumentó Wall.

La semana pasada, Wall defendió la orden ejecutiva frente a jueces del Cuarto Circuito de Apelaciones en Richmond (Virginia) que, al igual que los de hoy, escrudiñaron las declaraciones de Trump durante la campaña electoral y desde su ascenso al poder.

Páez, de hecho, comparó la veda al trato que EEUU dio a los inmigrantes japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue la segunda audiencia oral sobre la controvertida orden ejecutiva, que en su nueva versión emitida el pasado 6 de marzo -la de enero fue rechazada por los jueces- también ha suscitado la repulsa de organizaciones cívicas y religiosas, 17 gobiernos estatales, y más de 30 ciudades.

Un juez federal de Hawaii, Derrick Watson, bloqueó la nueva orden ejecutiva, que prohíbe la entrada por 90 días a inmigrantes de Irán, Siria, Sudán, Libia, Somalia y el Yemen,  y por 120 días a refugiados de todo el mundo.

Si el gobierno de Trump vuelve a perder en los tribunales, es más que probable que apele la decisión ante el Tribunal Supremo.

Afuera del tribunal, decenas de activistas portaban carteles y gritaban consignas contra el muro fronterizo y la veda a los musulmanes.