Venezuela: Marchas y represión al cumplirse 50 días de protestas contra Maduro

Las movilizaciones en Venezuela no paran
Venezuela: Marchas y represión al cumplirse 50 días de protestas contra Maduro
Al menos 46 personas fallecieron en estas últimas semanas.

Han pasado 50 días desde que un controversial fallo del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), atribuyéndose las funciones de la Asamblea Nacional, desatara una oleada de manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Desde entonces, marchas, cierres de carreteras y actos de rechazo al oficialismo se realizan en ese país prácticamente a diario.

Este sábado no fue la excepción.

Dos multitudinarias concentraciones opositoras se realizaron en la capital venezolana, Caracas, y en la ciudad de San Cristobal, del estado de Táchira (oeste).

La oposición lleva movilizada 50 días exigiendo el adelanto de elecciones presidenciales , la liberación de políticos presos y la apertura de un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas.

Vehículos antimotines se usaron para cerrar el paso a la marcha.
Vehículos antimotines se usaron para cerrar el paso a la marcha. EFE

Por su parte, el gobierno venezolano mantiene su agenda de actividades de cara a la Asamblea Nacional Constituyente que convocó Nicolás Maduro en medio del conflicto .

Desde que comenzaron las protestas en Venezuela, el chavismo también respondió con concentraciones masivas en las calles.

Además, efectivos de la Guardia Nacional y policías reprimieron a las movilizaciones con gases lacrimógenos y vehículos antimotines.

Para el oficialismo venezolano, las acciones de la oposición son parte de una “intentona golpista” protagonizada por ” terroristas de derecha “.

Al menos 46 personas fallecieron en estas últimas semanas, según la fiscalía venezolana.

También se reportaron centenares de heridos y detenidos.

Opositores se enfrentan a la Policía Nacional Bolivariana en Caracas. EFE

Caracas

Cientos de miles de opositores tomaron de nuevo las principales avenidas de Caracas y volvieron a enfrentarse con las fuerzas de seguridad que les cerraron el paso al centro de la capital.

Marcha contra Maduro en la autopista de Francisco Fajardo en Caracas. AFP/Getty Images

Desde el este de la ciudad, los manifestantes intentaron marchar hasta la sede del Ministerio del Interior y Justicia.

“Estos 50 días han sido una masacre contra el pueblo de Venezuela, sin embargo (…) mientras más represión, más resistencia, más lucha “, dijo el líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, minutos antes de iniciar la movilización.

Una vez más, fueron los gases lacrimógenos los que dispersaron a la protesta opositora.

La actividad denominada “Somos millones”, que según los voceros del antichavismo era solo una concentración pero no descartaba que se convirtiera en marcha, se llevó a cabo sin contratiempos hasta que estos decidieron movilizarse hacia la sede del ministerio de Interior y Justicia.

Los manifestantes caminaron por la autopista y tomaron luego la avenida Francisco de Miranda, en la zona de Chacao, a través de la cual continuaron su trayecto hasta Chacaíto, rumbo al oeste.

En Chacaíto se encontraron con funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) bloqueando el paso, los cuales procedieron a disolver la protesta con las bombas lacrimógenas .

Táchira

En la ciudad de San Cristóbal, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, la concentración también fue dispersada por las fuerzas de seguridad y médicos dijeron a la agencia Reuters que al menos cuatro personas resultaron heridas.

Protesta contra el gobierno en San Cristóbal, Táchira. AFP/Getty Images

“Está muy mal que las autoridades estén poniendo a enfrentarse al pueblo contra el pueblo (…) El gobierno invierte más en perdigones y armas que en comida “, dijo a Reuters María Díaz, una abogada de 33 años, cuando protestaba en la ciudad fronteriza.

Esta semana, el gobierno envió un contingente de 2.000 militares y otros 600 efectivos de operaciones especiales a la entidad fronteriza.

La mayor presencia policial no logra persuadir del todo a los manifestantes y la oposición tiene previsto volver a la calle el lunes en Táchira.

Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez, acusa además a sus adversarios de promover una insurgencia armada.

Maduro

Muy cerca del destino final de la movilización opositora, miles de seguidores de Maduro se concentraron frente al Palacio de Miraflores en apoyo al mandatario.

El presidente de Venezuela, durante el acto, llamó al chavismo a prepararse “para ganar” la Asamblea Nacional Constituyente.

“Vamos a postular a los mejores líderes, a las mejores lideresas, a prepararnos para ganar la Constituyente, que es el camino de la paz”, declaró Maduro en una contacto telefónico con los asistentes.

“Voto sí, balas no; Constituyente sí, guarimba (protestas) no; Constituyente sí, violencia, no; Constituyente de amor, sí; odio e intolerancia, no. Ahí esta el centro de la decisión que estamos tomando: la Constituyente”, defendió el jefe de Estado, quien celebró la “tremenda marcha” del chavismo.

Trabajadores del sector alimentario y simpatizantes del Gobierno marcharon en Caracas.

Desde horas de la mañana, centenares de personas, vestidas con el rojo que tradicionalmente identifica al chavismo, comenzaron a congregarse en varios puntos del centro de Caracas para luego dirigirse hacia la sede del Ministerio de Alimentación y, desde allí, hasta el palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Los asistentes a la movilización despidieron a Maduro al grito de “Uh, ah, Maduro no se va, ahí lo puso Chávez y ahí se quedará”, en alusión a su antecesor, el presidente Hugo Chávez, quien falleció en marzo de 2013.

El pasado 1 de mayo, Maduro llamó al “poder constituyente originario” para que “la clase obrera” desarrolle a un proceso Constituyente, al señalar que no tiene otra alternativa para vencer “el golpe de Estado” del que acusa a la oposición.