Peruana orgullosamente recibe su doctorado… ¡a la edad de 70 años!

Berenice creció criando pollos, vacas y cerdos en su natal Perú; hoy se convierte en doctora
Peruana orgullosamente recibe su doctorado… ¡a la edad de 70 años!
Berenice Onofre Vasquez, PhD Education Student success 2017.
Foto: J. Emilio Flores

Para la peruana Berenice Onofre Vásquez, recibir su doctorado a la edad de 70 años es la clara demostración de que nunca es demasiado tarde para cumplir los sueños.

Onofre Vásquez caminará por el tarina de graduación de la Universidad Estatal de California, Los Ángeles, (Cal State LA) este lunes 22 de mayo para recibir su Doctorado de Educación en Liderazgo Educativo durante la ceremonia del Colegio de Educación Chárter.

La peruana concluirá una larga historia de éxito en Cal State LA. Anteriormente obtuvo su Licenciatura en Ciencias de Enfermería (BSN por sus siglas en inglés), una Maestría en Ciencias en Enfermería y una Maestría en Administración Pública en la misma universidad.

“Cuando conseguí mi BSN fue un momento muy orgulloso, ahora estoy recibiendo mi Ed.D. con un propósito muy claro, es increíble y estoy muy emocionada”, dijo Onofre Vásquez, quien tiene dos hijos y un nieto.

Onofre Vásquez, quien cursó la universidad en su natal Peru, llegó a Estados Unidos a la edad de 21 años y se estableció en Santa Mónica con la ayuda de una tía. Poco después se inscribió al Colegio Santa Mónica para convertirse en enfermera, pero recuerda que se limitó a los cursos de matemáticas de nivel introductorio debido a su falta de inglés. Onofre Vásquez, quien había sido una estudiante brillante en el Perú, dijo sentirse un poco frustrada.

Poco después, un colega le dijo que Cal State LA tenía un excelente programa de enfermería. Sin pensarlo mucho, la entonces joven decidió asistir a la universidad y jamás se detuvo.

Con la educación en la mente

Onofre Vázquez creció criando pollos, vacas y cerdos en un rancho familiar en Caiqui, en el departamento de Huánuco, en el centro del Perú. Ella recuerda que desde niña en el rancho siempre colocaba la educación en el centro de su vida.

Onofre Vásquez asistió a la escuela local hasta el tercer grado, el nivel más alto que ofrecía la institución en el pequeño pueblo. Sus padres querían que ella continuara su educación, así que se mudó a la cercana ciudad de Ambo para terminar la primaria. Después asistió a la secundaria en Lima, la capital del Perú. Durante la semana estudiaba y regresaba al rancho en las vacaciones para visitar a su familia.

Años después abrió una escuela en Santa Isabel, una ciudad de Huánuco, en una pequeña habitación donada por la comunidad. Trabajó allí como profesora y directora durante dos años. Más tarde asistió a la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV) en Lima para convertirse en profesora de química, física y matemáticas hasta que emigró a Estados Unidos después de la muerte de su padre.

Orgullosa estudiante del sistema CSU

Onofre Vásquez asegura que Cal State LA ha jugado un papel importante en su éxito educativo, como cuando recibió su primer cheque de pago como enfermera registrada.

“Fue mi momento de orgullo como un producto de Cal State LA”, recordó Onofre Vásquez. “Realmente estaba muy agradecida con la institución y mis profesores que me ayudaron”.

(De izq. a der.) Antonio Cesar Mendez (hijo), Victoria Breckwich Vásquez (prima)Nico Gonzalez-Cortez (nieto, hijo de Jorge) Berenice Onofre Vásquez y Jorge Luis Gonzalez (hijo) en su boda. (Foto: Suministrada)

Onofre Vásquez trabajó en la rama de enfermería por cerca de 38 años. Como madre soltera a menudo se encontraba haciendo malabares con dos empleos, pero aún así encontró tiempo para asistir a tiempo parcial a Cal State LA para continuar su educación.

Los trabajos y tareas de la escuela no eran siempre fáciles, pero ella sobresalía durante épocas agotadoras diciéndose: “Soy experta, estoy experimentada, soy graduada de Cal State LA”.

Su actitud de que sí se puede se muestra en su tesis, que se centra en la experiencia de los padres latinos de habla hispana y los problemas que los estudiantes de inglés enfrentan.

“Nosotros los inmigrantes venimos con el deseo de hacer algo mejor, ser alguien, hacer algo”, aseveró.

El próximo paso de Onofre Vásquez es dar clases en una universidad y continuar su investigación relacionada con el compromiso de los padres latinos y los estudiantes aprendices de inglés. Ella dice que le preocupan los padres inmigrantes que no hablan inglés y no pueden abogar por sus hijos en las instituciones escolares.

Ella espera darle herramientas a los padres y a enseñar a estudiantes aprendices de inglés a defenderse por sí mismos para fortalecer a sus comunidades.

“Espero que en mi vida yo pueda contribuir a eso”, explicó, “quizás de maneras pequeñas, quizás en grandes maneras”.