California quiere dar cobertura de salud a indocumentados de hasta 26 años

Sería a través del programa Medi-Cal para que ningún muchacho se quede sin cobertura
California quiere dar cobertura de salud a indocumentados de hasta 26 años
Una nueva propuesta estatal busca hacer legal que todos hasta los 26 años puedan obtener cobertura médica.

Los legisladores en Sacramento están decididos a que todos los jóvenes de California – de 19 hasta los 26 años – tengan un seguro de salud, sin importar su estatus migratorio.

Si se aprueba esta medida, entraría en vigor en julio de 2018.

Se trata de una ampliación a la ley que desde mayo del año pasado autoriza que el estado de California dé cobertura de salud a los niños indocumentados hasta los 19 años a través del programa Medi-Cal.

El comité presupuestario del Senado estatal votó el martes para que se incluya la extensión de la cobertura en el plan de gastos de California para el año fiscal 2017-18.

“Los jóvenes entre los 19 y 26 años van a la escuela, comienzan a trabajar y empezar una familia. Necesitan el cuidado de salud para estar productivos y sanos”, argumentó el senador de Bell Gardens, Ricardo Lara, impulsor de la medida.

Hizo ver que mientras que los republicanos y el Congreso están determinados a echar abajo la cobertura médica (Obamacare) y usar como chivos expiatorios a los inmigrantes, la medida Salud para Todos los Jóvenes refleja el compromiso de California por un futuro saludable para este sector de la población.

“Dar cobertura a los adultos jóvenes será otro paso enorme hacia el cuidado de salud universal en California”, consideró Lara.

Marcy Valenzuela, 25, aplica para Medi-Cal en el Departamento de Servicios Sociales Públicos en El Monte, California.

La medida

La propuesta Salud para Todos los Adultos es una medida incluida dentro del paquete presupuestal para el ciclo fiscal 2017-18 que deberá ser aprobada a no más tardar el 15 de junio, la fecha límite que tiene la legislatura estatal para aprobar el plan de gastos del estado.
Esta medida va a emplear dinero de la proposición 56, el impuesto al tabaco, aprobada por los votantes el año pasado. En total va a disponer entre 80 y 90 millones de los fondos de dicha proposición. Se trata de una inversión de menos del 1/10 de los mil millones en ingresos que se espera que genere el impuesto.
“No sabemos aún la cantidad de jóvenes que se van a beneficiar con esta medida pero serían muchos menos de los niños indocumentados que ya reciben MediCal. Pero el ahorro para el estado en gastos en sus salas de emergencia será muy importante. Recordemos que se gasta entre 2,000 y 3,000 millones de dólares al año en las urgencias para atender a quienes no tienen un seguro de salud”, dijo Joseph Villela, cabildero de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (Chirla).
Actualmente los jóvenes indocumentados sin seguro solo tiene tienen derecho a recibir atención de emergencia en los hospitales.
La medida entraría en vigor hasta julio de 2018 para dar tiempo a que el estado se prepare para recibir a los jóvenes.

La ley Salud para Todos los Niños presentada por Lara en 2014 e implementada en mayo de 2016, protege a 189,000 menores indocumentados de cero hasta los 19 años.

 

Bajo una nueva ley, niños indocumentados son elegibles para el programa de Medi-Cal.

La nueva propuesta del Senado planea destinar 63.1 millones de dólares en el ciclo fiscal 2018-19; y posteriormente 85.8 millones por año para proporcionar cobertura de salud completa a los jóvenes a través del programa de salud estatal para las personas de bajos ingresos, Medi-Cal.

El Centro Laboral de la Universidad de California en Berkeley estima que la mitad de todos los jóvenes indocumentados de bajos recursos no tienen un seguro médico.

La mayoría de los jóvenes beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) con un empleo tienen beneficios de salud, pero muy pocos de ellos son estudiantes o están desocupados.

Marú Galván, madre de dos jóvenes DACA, calificó como “perfecta” la propuesta para que los jóvenes puedan tener acceso a Medi-Cal en California hasta los 26 años.

“Mi hija de 26 años, se vio muy mala y la tuvimos que llevar al hospital. Ella en ese momento estaba sin trabajo. Le salió una cuenta de 5,000 dólares que por fortuna la pudimos resolver porque tiene el beneficio del DACA, pero muchos muchachos que no se han beneficiado de este alivio, no encuentran opciones cuando se enferman”, comentó.

Bismark Torres un estudiante indocumentado de sociología y psicología en el Colegio Comunitario de Santa Rosa celebró el avance de la medida en Sacramento. “Me acabo de enterar hace unos días de este proyecto de ley. Para mi sería muy bueno tener un seguro médico porque ahora no tengo ningún plan y sufro de déficit de atención y desorden postraumático, condiciones que me afectan mi salud física y debería estar tomando medicamentos”, dijo.

La próxima semana la medida Salud para Todos los Jóvenes será escuchada en el Comité de Presupuestos que negociará el presupuesto final con el gobernador Jerry Brown.

 

Las barreras contra la salud

Al tiempo que en Sacramento avanzaba la iniciativa Salud para Todos los Jóvenes, en Los Ángeles, la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles aprobó una medida de las supervisoras Hilda Solís y Janice Hahn para identificar las barreras en la inscripción de cobertura de salud.

Según la supervisora Solís, después de la puesta en marcha de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), las estadísticas muestran un avance importante en la ampliación del seguro médico entre los adultos del condado de Los Ángeles.

Pero aún persisten grandes disparidades en la cobertura entre los latinos y en ciertas áreas geográficas del condado.

“Muchos de nuestros residentes aún no tienen cobertura, particularmente en la comunidad latina”, dijo la supervisora Solís.

Enfatizó que pase lo que pase a nivel federal, el condado necesita enfocarse en cerrar la brecha entre las comunidades más vulnerables.

La moción plantea hacer un análisis de las barreras que impiden el acceso a la salud y pide recomendaciones para solucionarlas.

“Las tasas de personas sin seguro todavía son muy altas entre nuestras comunidades latinas de bajos ingresos”, dijo la supervisora Hahn que representa el Distrito 4, que comprende el sur del condado de Los Ángeles.

Detalló que en su distrito hay 93,000 personas sin seguro, 53,000 de ellos son latinos.

Hizo ver que tiene la esperanza de que la medida aprobada por el Senado los ayude a llegar a las personas sin seguro médico.