Demócratas quieren impedir que ICE tenga acceso a datos de “Dreamers”

Piden proteger los datos personales de los “Dreamers”

Demócratas quieren impedir que ICE tenga acceso a datos de “Dreamers”
Miles de jóvenes DACA y sus partidarios y familiares marcharán este martes sobre la Casa Blanca y en 40 eventos en todo el país (Foto archivo)
Foto: EFE

WASHINGTON.-  Líderes demócratas del Congreso exigen que la Administración Trump proteja los datos personales de los “Dreamers”, para que éstos no caigan en manos de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), ahora que todo inmigrante indocumentado parece estar en la mira de las redadas.

El miércoles pasado, tras un álgido debate, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes aprobó tres medidas migratorias que, en su conjunto, estrechan el cerco a los inmigrantes indocumentados.

La legislación “H.R. 2431”, en particular, es considerada la más grave de todas para los inmigrantes indocumentados porque, entre otros elementos, permite que la policía local haga las veces de agentes de Inmigración.

Legisladores demócratas como Luis Gutiérrez, Pramila Jayapal, Zoe Lofgren, y John Conyers ofrecieron enmiendas para resguardar el derecho al debido proceso de los inmigrantes.  Jayapal ofreció una para impedir que agentes de ICE tengan acceso a los datos de los “Dreamers”.

El presidente del Comité, el republicano Bob Goodlatte, le pidió que la retirase, y prometió “trabajar” con la bancada demócrata para modificar el texto de la “H.R2431” cuando ésta llegue al pleno de la Cámara Baja.

Un asesor de Conyers, que pidió el anonimato, dijo hoy a este diario que al legislador de Michigan “le preocupa mucho la posibilidad de que ICE tenga más y mejor acceso a bases de datos sensibles”, como la que mantiene la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

“Estamos esperando detalles del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sobre el contenido de esas bases de dato y la política actual sobre su uso, además de otros asuntos implicados en estos proyectos de ley”, agregó.

En la actualidad, una base de datos de USCIS contiene los datos de domicilio e información biométrica de todos los jóvenes indocumentados inscritos en el programa de “acción diferida” (DACA, en inglés)  de 2012.

Se supone que esa información está “protegida” y fuera del alcance de ICE, pero los demócratas han exigido garantías sobre la protección de esos datos.

¿Cuántos podrían estar en la mira?

El DACA de 2012 ha protegido de la deportación a poco más de 750.000 jóvenes que llegaron de forma ilegal a EEUU cuando eran niños, y les concede permisos de trabajo renovables. Los “DACAmentados” pueden además, en ciertos estados donde se permite, obtener una licencia de conducir.

Según datos de USCIS, cerca de 314,000 “DACAmentados” perderán sus permisos de trabajo este año, y otros 467,000 en 2018, debido a los distintos plazos de renovación cuando éstos fueron emitidos.

Por ello, grupos cívicos en todo EEUU incrementan las presiones para que la Administración Trump mantenga en pie la protección de los “Dreamers” y de otros inmigrantes.

Un memorándum, emitido el 15 de junio de 2012 por la entonces secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dejó en claro que los agentes de ICE,  USCIS, o de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP), deben recurrir a la “discreción procesal” para evitar que personas consideradas de “baja prioridad”, como los “Dreamers”, sean sometidos a un proceso de deportación.

Otro memorándum, del 20 de noviembre de 2014, divulgado por el sucesor de Napolitano, Jeh Johnson, delineó las prioridades de deportación de la Administración Obama, haciendo énfasis en inmigrantes indocumentados con antecedentes penales, los que suponen una amenaza para la seguridad pública o nacional, pandilleros, y los que cruzaron o reingresaron ilegalmente después de enero de ese año.

El pasado 11 de mayo, el senador Dick Durbin, el demócrata de mayor rango en el subcomité de Inmigración del Senado, se reunió con el nominado a director de USCIS, Francis Cissna, precisamente para dialogar sobre el futuro del “DACA” de 2012.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, discutió con el entrante director de USCIS, Francis Cissna, el futuro de “DACA”.

Durbin trasladó a Cissna la preocupación de su bancada sobre el impacto de lapolítica migratoria de la Administración Trump, que a través de órdenes ejecutivas ha recrudecido el combate contra los inmigrantes indocumentados.

Escenarios posibles

Según expertos, en el peor de los casos, el presidente Donald Trump podría frenar la renovación de los permisos de estancia legal y de trabajo del “DACA” de 2012, y los agentes de ICE podrían seguir arrestando a “Dreamers” que pierdan su estatus al cometer alguna infracción.

Grupos cívicos han denunciado casos de “Dreamers” que han sido indebidamente arrestados y deportados.

Por otra parte, Trump podría autorizar la continuidad de los permisos hasta su fecha de vencimiento, pero sin aceptar nuevas solicitudes.

Durante la contienda electoral, Trump prometió a su base la deportación masiva de los 11 millones de inmigrantes indocumentados y la anulación del “DACA”.

Desde que asumió el poder, sin embargo, ha flexibilizado su postura y ha prometido una política conciliatoria hacia los “Dreamers”, pero su Administración no ha divulgado aún ningún documento que explique si renovará o no el “DACA” de 2012.