El mexicano que le ganó al cáncer y ahora va a escalar el Everest

Roberto Liaño venció a la enfermedad y ahora se prepara para el reto más grande de su vida

Si el cáncer no pudo derrotarlo, el Everest tampoco.

Correr a casi 6 mil metros de altura, ante el riesgo de avalanchas, las bajas temperaturas y después de ocho años de inactividad a causa de la enfermedad, serán los retos a los que se enfrentará Roberto Liaño durante la prueba que de este 29 de mayo.  

Según cuenta, cuando le detectaron el Mieloma múltiple (cáncer que se forma debido a la presencia de células plasmáticas malignas) no podía hacer cinco lagartijas o jugar golf.

“Me prohibieron correr. Yo siempre me quedé con la espinita de correr. Había hecho el (maratón) más frío, el más caluroso, el más difícil, pero no había hecho el más alto del mundo, que es el Everest”, relata.

“Ésta es una enfermedad que daña los huesos. Es delicado correr, golpear los huesos”.

Para conseguirlo, cuenta con la experiencia de 39 maratones alrededor del mundo, durante sus más de tres décadas como corredor, además de ser parte del puñado de personas que completó el Grand Slam de la disciplina.

Y es que Roberto ya trotó por la Muralla China, el desierto del Sahara, en el Polo Norte y el Sur, y llegó a la meta en ciudades como Boston, Nueva York o México.

Para completar su próximo desafío entrenó durante varios meses en lugares con gran altitud como el Nevado de Toluca o el Parque del Ocotal.

Ello, en busca de acercarse a las condiciones que vivirá en los más de 42 kilómetros y 195 metros del reto en el Himalaya.

“Técnicamente la altura daña mucho la composición de la sangre, el hidrógeno y el oxígeno. Se cansa uno mucho más. Pierde uno un poquito la consciencia. La gente que ha estado en la altura sabe que hay momentos donde hay mareos. Creo que eso es el reto principal”, explica.

Armado con unos zapatos que resistan a la dura cordillera, un reloj, las 20 pastillas que toma a la semana para controlar su padecimiento y con el recuerdo de su fallecido hijo Daniel, Roberto Liaño aseguró que terminará la prueba.