Estos ciudadanos de EEUU también se sienten “abusados y explotados” por Trump

Víctimas de la delincuencia a manos indocumentados dicen que fueron explotados por la politiquería de Trump
Sigue a La Opinión en Facebook
Estos ciudadanos de EEUU también se sienten “abusados y explotados” por Trump
El Proyecto de la Memoria con sede Houston ha recaudado dinero que nunca llegó a las familias víctimas de indocumentados

La campaña publicitaria que lanzó Trump con el fin de justificar las deportaciones de miles de indocumentados, a los que llamó “bad hombres”, le está saliendo en su contra.

El primer mandatario se unió con una organización sin animo de lucro con el fin de recalcar el dolor de las víctimas de crímenes cometidos por indocumentados, pero ahora algunas de esas personas se están quejando que han sido explotadas tanto por el presidente Trump como por dicha organización, informó Político.

Más de una docena de familias que participan en el Proyecto del Recuerdo con sede en Houston, incluyendo dos que hablaron durante la Convención Nacional Republicana y que hicieron parte de la campaña publicitaria durante la campaña de Trump están dentro del grupo que denuncia el abuso.

Varias de las familias dicen que se sienten defraudadas en parte porque la campaña del presidente no ha hecho nada para ayudarlos económicamente como lo prometió, a pesar de que se recaudó $52.000 dolares en un evento supuestamente para ayudar a estas familias.

Otros han exigido que el Proyecto del Recuerdo deje de usar sus nombres, así como el de sus seres queridos fallecidos en sus materiales de marketing o de lo contrario los demandaran por abusar y explotar su dolor.

“Fuimos usados, abusados y explotados, y lo que es peor es que usaron el nombre de mi hijo”, dijo Brenda Sparks, un ex participante del Proyecto del Recuerdo cuyo hijo Eric Zepeda murió en septiembre de 2011 a los 22 años, después de que su motocicleta fue estrellada por un coche conducido por un indocumentado.

“Trump utiliza el Proyecto del Recuerdo para llegar a nosotros, y el Proyecto de la Memoria también lo utiliza”, dijo Sparks, que fue una de las madres que Trump trajo al escenario de sus mítines y discursos políticos en varias ocasiones. El objetivo siempre fue que estas personas contaran sus trágicas historias con el fin de justificar su recio plan migratorio.

El propio Trump fue la atracción principal en un evento para la recaudación de fondos para el Proyecto de la Memoria dos meses antes de las elecciones. En ese entonces el candidato republicano habló con alrededor de 40 personas que habían perdido a sus seres queridos a manos de inmigrantes indocumentados. En repetidas ocasiones el presidente les prometió ayuda.

El Proyecto del Recuerdo vende entradas para sus eventos de recaudación fondos para las “víctimas” hasta por un valor de  $10.000 dólares por mesa, según señalan sus materiales promocionales en los cuales aparece el propio presidente. En estos videos se puede ver a Trump llamando a la organización “increíble”.

“Nada me ha movido más profundamente que el tiempo que he pasado con las familias del Proyecto del Recuerdo”, dijo Trump en uno de esos eventos.

Sin embargo las familias afiliadas con el programa, el cual han sido la bandera de Trump para satanizar a los indocumentados como criminales y “bad hombres” dicen no haber recibido ni un solo centavo de ayuda para sus familias. Otra muestra más, dicen, de la politiquería del primer mandatario.