Anuncian protestas por muerte de hondureño bajo custodia de ICE

ICE dice que Vicente Cáceres murió de sindrome coronario agudo; activistas piden mejorar el cuidado de sus detenidos

Defensores de los derechos de los indocumentados en el Sur de California anunciaron ayer que realizarán varias acciones para protestar por la muerte de un inmigrante indocumentado esta semana en el centro de detención de Adelanto, en el condado de San Bernardino.

El hondureño Vicente Cáceres-Maradiaga, de 46 años de edad y quien se desmayó mientras jugaba un partido de fútbol en el Centro de Detención de Inmigración de Adelanto, indicó en un comunicado el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), murió mientras era trasladado a un hospital el último miércoles 31 de mayo.

Autoridades clasificaron la causa preliminar de la muerte del hombre, quien ya recibía tratamiento por hipertensión y una hernia umbilical durante su estancia bajo custodia de ICE, como síndrome coronario agudo.

El hondureño fue detenido el 28 de marzo pasado en North Hollywood. Cáceres enfrentaba una deportación por dos previas condenas de DUI y fraude, según informó CBSLA. / Foto: Facebook

No obstante, los activistas se mostraron indignados porque, aseguraron, ya tenían conocimiento de los problemas que enfrenta esta cárcel operada por la compañía GEO.

“Esto es inaceptable, Adelanto [el centro de detención] no ha tomado acciones efectivas para mejorar el cuidado médico de los detenidos dentro de sus instalaciones”, advirtió Javier Hernández, director de Inland Coalition for Immigrant Justice.

“Es necesario que adopten medidas para garantizar la seguridad de los internos o tendrán que cerrar sus puertas”, agregó.

El activista aseguró que la muerte de este inmigrante demuestra que dicho centro de detención no está equipado para atender a detenidos con problemas médicos.

El fallecimiento de Cáceres-Maradiaga es el segundo, en menos de dos meses, en las instalaciones de Adelanto y el noveno caso de inmigrantes que han muerto bajo custodia del ICE en lo que va del a��o fiscal 2017.

Otro caso

El pasado 1 de abril, tras vomitar sangre, el mexicano Sergio Alonso López, de 55 años, fue llevado a un hospital donde murió de una hemorragia interna.

En ese entonces, ICE informó que el inmigrante tenía una serie de problemas médicos, entre ellos cirrosis hepática.

Con el deceso del hondureño, según Hernández, son 19 los detenidos que han fallecido en los dos últimos años en centros manejados por la compañía privada GEO.

Con estos antecedentes y la nueva retórica de la administración del presidente Donald Trump para aumentar las detenciones de indocumentados se está desatando una “bomba de tiempo” en las cárceles que albergan indocumentados, explicó.

El problema no se estaría dando solo en el centro de California, que tiene capacidad para alojar 2,000 internos, sino también en centros de otros estados como Georgia, donde en el lapso de una semana dos inmigrantes murieron bajo custodia del ICE: Jean Jimenez-Joseph, de 27 años nacido en Panamá, y Atulkumar Babubhai Patel, de 58 años oriundo de la India.

El director de la Red Nacional de Jornaleros, (NDLON), Pablo Alvarado, advirtió que la única solución para este creciente problema sería “el cierre de los centros de detención privados” e indicó que había que “liberar inmediatamente a la gente encarcelada por cuestiones menores”.

Las organizaciones que planean las protestas hicieron un llamado a la comunidad para unirse a las manifestaciones que se darán en las próximas semanas.