Preocupados por “Trumpcare”

Familias beneficiadas con Obamacare cruzan los dedos mientras el Senado debate plan de salud de los republicanos
Preocupados por “Trumpcare”
El congresista Tony Cárdenas habla con Connie Morales, quien nació con un desorden mitocondrial que la debilita, le dificulta respirar y hablar por su cuenta. (Francisco Castro)

Las respuestas de Connie Morales llegan a veces con un minuto de retraso.

La joven de 20 años residente de Baldwin Park nació con un desorden mitocondrial que la debilita, le dificulta respirar y hablar por su cuenta. Esta esta relegada a una silla de ruedas y usa una computadora para comunicarse.

Aún así estudia en el Colegio Whittier y su madre, Evelyn Morales, no puede ocultar su orgullo.

Por estos días tampoco esconde su intranquilidad.

“Nuestra preocupación es que quieren hacer recortes presupuestarios. Me preocupa que esto afecte agarrar su medicamentos, su equipo, todo lo que necesita para seguir adelante”, dice la madre.

 

Connie Morales se beneficia por el programa de salud Medicaid, que enfrenta recortes bajo el plan presupuestal impulsada por el presidente Trump. (Francisco Castro)
Connie Morales se beneficia por el programa de salud Medicaid, que enfrenta recortes bajo el plan presupuestal impulsada por el presidente Trump. (Francisco Castro)

Los recortes presupuestarios son los $800 millones de dólares durante la próxima década que el plan presentado por el Presidente Trump pretende quitarle a Medicaid, el programa de asistencia médica para personas de bajos ingresos y con discapacidades.

Connie se beneficia de este programa. Es el que paga por el equipo que le permite subsistir y comunicarse. La otra preocupación de Evelyn es si el nuevo plan le permitirá tener a las enfermeras que cuidan a su hija todo el tiempo o la joven tendrá que ir a un albergue donde le provean esta ayuda, algo que su madre cree detendría el progreso que ha tenido hasta ahora.

El congresista Tony Cárdenas expresó esta misma preocupación el pasado miércoles cuando se unió Morales y otras familias en Children’s Hospital Los Angeles. Ahí mostró su malestar por el plan presupuestal de Trump y el plan de salud aprobado por los republicanos en la Cámara de Representantes y que actualmente se debate en el Senado, el cual pretende acabar con la Ley de Salud Accesible, mejor conocido como “Obamacare”.

“Trumpcare no tiene corazón”, dijo Cárdenas, (D-Panorama City).

Agregó que si se aprueba, el plan tendrá un “tremendo impacto en las familias trabajadoras, aquellos que hacen $30,000 a $50,000, que es la mayoría de las familias en mi distrito y en Los Ángeles”.

En manos del Senado

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OBC) parece concordar con esto. A finales de mayo dieron a conocer un análisis proyectando que el plan de salud – al que llaman “Trumpcare” -significaría que 23 millones de personas pierdan su seguro médico para 2026, incluyendo 14 millones el próximo año.

Los senadores conservadores se han reunido en numerosas ocasiones en las últimas semanas desde que la ley impulsada por Trump obtuviera el visto bueno de la Cámara Baja. Sin embargo, pese a ser mayoría, están expuestos a distritos más amplios y por lo tanto más moderados, por lo que son muy reticentes a aprobar una ley tan radical. Se habla de que estarían redactando su propio plan. Además, la mayoría republicana en el Senado es mucho más estrecha que en la de Representantes, y los demócratas solo necesitan convencer a tres conservadores para que la ley actual no prospere. Senadores republicanos como Rob Portman (Ohio) y Shelley Moore Capito (Virginia Occidental) han expresado ya su preocupación por el impacto de la medida en sus estados, especialmente en lo relativo a los recortes a las ayudas para las personas con bajos recursos, por no hablar de otros representantes más moderados como Susan Collins (Maine).

Por su parte, la organización Human Rights Watch (HRW) aseguró recientemente en un comunicado que el Senado “debería repudiar rotundamente” el proyecto de ley, ya que de no hacerlo “arruinaría los fundamentos para un sistema de salud más equitativo y respetuoso de los derechos” de los ciudadanos. Según datos oficiales, la ley de Obama ha dotado en los últimos siete años de cobertura médica a más de 20 millones de personas que carecían de ella.

Y muchos de ellos – quizá millones – se verán afectados por el presupuesto de Trump y la ley de salud impulsada por los republicanos, recalcó el congresista Cárdenas.

De hecho, señaló que el plan podría impactar a 9 de cada 10 familias en la nación.

“Los estadounidenses van a sufrir, tu abuela va a sufrir, tus hijos van a sufrir”, dijo Cárdenas.

Con información de EFE