La peligrosa moda de usar nidos de avispa para rejuvenecer la vagina

Se promueven como un remedio antiguo para tonificar los músculos y curar enfermedades vaginales
Sigue a La Opinión en Facebook
La peligrosa moda de usar nidos de avispa para rejuvenecer la vagina
Los nidos de avispa para supuestamente rejuvenecer la vagina pueden ser peligrosos.

A simple vista, parecen semillas de alguna fruta o piedras, pero en realidad son una especie de capullos que se forman de corteza de roble y secreciones de avispas; para decirlo fácil, son nidos de avispa.

La sugerencia es colocar una o dos dentro de la vagina una vez al día. La promesa es que rejuvenecerán y tonificarán los músculos de la vagina, y además combatirán enfermedades como la endometriosis o evitarán el mal olor.

Pero la comunidad médica ya ha comenzado a advertir sobre el peligro de sumarse a esta moda que se presume como un remedio tradicional para rejuvenecer la vagina, mejorar la vida sexual y curar enfermedades.

Jen Gunter, reconocida médico gineco-obstetra, advirtió en su blog sobre las consecuencias de usar huevos de avispa en los genitales femeninos. Explica además que, dentro de ellos, es probable que las larvas del insecto aún permanezcan vivas… y eso se introduce en la vagina.

De acuerdo con la doctora, los nidos de avispa secan la mucosa vaginal y la endurecen, lo que “aumenta el riesgo de abrasiones durante el sexo y destruye la capa mucosa protectora. También podría causar estragos en las buenas bacterias. Además de causar dolor durante el sexo, puede aumentar el riesgo de transmisión de VIH. Es una práctica peligrosa con un potencial real de producir daño”.

etsy nidos avispa
Los nidos de avispa de venta en Etsy.

El portal Etsy ofrece los nidos, conocidos también como “manzanas de roble”, como un remedio usado durante siglos por árabes, persas, indios, chinos, malayos e incluso egipcios antiguos, para “apretar” la vagina y mejorar la vida sexual.

Sugiere usarlos después de dar a luz para restaurar la elasticidad de la pared uterina: antes de utilizarlos hay que hervir uno o dos; al enfriarse el agua puede destinarse para lavar la vagina.