Assange culpa a periodistas del arresto de joven que compartió documentos de NSA

Según el Departamento de Justicia, sólo ella tuvo contacto con periodistas
Assange culpa a periodistas del arresto de joven que compartió documentos de NSA
La joven empleada de la NSA se enfrenta a 10 años de cárcel por filtrar información confidencial del gobierno.

Julian Assange, el célebre fundador de WikiLeaks y uno de los hombres más perseguidos por el gobierno estadounidense, ha vuelto a aparecer en la esfera pública con el fin de reclamar justicia para Reality Winner, una empleada de 25 años de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que fue arrestada el pasado sábado tras enviar varios documentos clasificados a un medio de comunicación.

Según The Daily Beast, Assange está convencido de que los culpables del arresto de la joven son, además de la administración Trump, los periodistas de un medio de comunicación que comprometieron la seguridad de Winner al enviar una copia impresa de los documentos a la NSA para obtener declaraciones de dicha agencia al respecto.

La información hecha pública por la joven empleada del servicio de inteligencia probaba que, efectivamente, el gobierno de Vladimir Putin intervino en las elecciones presidenciales de 2016 al ponerse en contacto con varios individuos encargados de las urnas locales y al intentar manipular un “software” de recuento de votos.

De acuerdo a las investigaciones del Departamento de Justicia, seis personas imprimieron los documentos clasificados de la NSA, pero solo una, Winner, mantuvo contacto con un medio de comunicación, lo que rápidamente la convirtió en una de las principales sospechosas.

“Si el FBI conoce la identidad del reportero que envió los documentos a la NSA, su nombre debe hacerse público para que sus jefes puedan despedirlo, ya que sus acciones atentan directamente contra los estándares de la industria periodística“, afirmó Assange a The Daily Beast.

“Los reporteros incapaces de mantener el anonimato de sus fuentes son una amenaza porque reducen la confianza que los ciudadanos tienen en los periodistas, la cual es esencial para mantener una sociedad democrática”, añadió Assange.

Pese a que no se sabe con seguridad qué medio de comunicación traicionó a Winner, todo apunta a que el responsable es un periodista de The Intercept, ya que dicho medio publicó varios de los documentos filtrados poco después de que el Departamento de Justicia comunicara el lunes el arresto de la joven empleada de la NSA.

Ante las crecientes sospechas, el portal de noticias publicó el pasado martes un informe en el que aseguraba que no conocía la identidad del individuo que había filtrado los documentos de la NSA y recordaba que la culpabilidad de la sospechosa aún no había sido demostrada.

Por su parte, WikiLeaks ha ofrecido una recompensa de $10,000 por cualquier información que pueda llevar a la identificación del periodista responsable del arresto de Winner, quien se enfrenta a 10 años de cárcel por filtrar información clasificada.