“Tome el mismo riesgo que nosotros”, retan periodistas a Peña para pedir justicia por Valdez

“Ya basta” de asesinatos y agresiones, exigen 274 periodistas en Sinaloa a través de un desplegado

Guía de Regalos

“Tome el mismo riesgo que nosotros”, retan periodistas a Peña para pedir justicia por Valdez
Ofrenda a periodistas asesinados.
Foto: Twitter

MÉXICO.- Aún no terminaba de enfriarse el cuerpo de Javier Valdez bajo su tumba, aún dolía la ausencia de un colega asesinado a tiros después de representar la vanguardia en la cobertura de información sobre el narcotráfico, cuando los periodistas de Sinaloa se percataron que no había luto del otro lado sino la fiesta de siempre de las autoridades.

La tertulia de inaugurar obras y acarrear gente para que les aplaudan por hacer ese trabajo que tienen por obligación; el jolgorio de reunirse de restaurante en restaurante para sellar negocios, hacer pactos, maniobras políticas; el festín de sacarse selfies con el rostro sonriente rodeados de colaboradores.

“Nuestros gobernantes no saben en qué época viven: lo único que les importa es la foto con el dedo levantando en eventos”, resume Francisco Cuamea, director del periódico Noroeste de Sinaloa, en entrevista con este diario para explicar las razones por la cual un grupo de 274 comunicadores firmaron una carta que se envió en estos días a gobernantes de todos los niveles, empezando por el presidente Enrique Peña.

Al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; a Raúl Cervantes, procurador General de la República; Ricardo Sánchez, la fiscalía especializada para delitos contra periodistas; a Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa y a su fiscal Juan José Ríos; y al alcalde de Culiacán, Jesús Valdés.

En un lenguaje crítico y directo, el documento gira en torno a un grito desesperado de ¡Ya Basta! de asesinatos e impunidad (en 98% de los casos de crímenes en México), según explica Cuamea. “El gobierno de Peña tiene la oportunidad histórica de frenar esta violencia esclareciendo el asesinato de Javier Valdez (el pasado 15 de mayo)”.

Precisa la misiva: “Es inadmisible que en las agresiones y crímenes esté involucrado el gobierno, por complicidad y corrupción, o por omisión al presentar una investigación ministerial incompleta…Si cada ciudadano no tiene paz, ustedes tampoco merecen tenerla… Hagan su trabajo. Honren la palabra. Corran el riesgo de gobernar.

Asuman el miedo… como lo asumen los periodistas”.

El problema central del miedo, agrega el director de Noroeste en entrevista con este diario. “Son cobardes porque son cómplices o ineficaces”.

¿Cómo es posible que no hubiera habido cámara en la colonia donde asesinaron a Valdez, donde tenía su guarida de periodista, si era una personaje de riesgo, y porque unas semanas antes, a tan solo unos metros, habían matado ahí a un ferretero y a su clientes?, se preguntan todo el gremio sin respuestas.

Los periodistas han querido hacer un ejercicio de transparencia en la justicia estar presentes en los informes, en algunas diligencias o testimonios en donde no interrumpan el debido proceso pero se han topado con la pared que mantiene a México bajo la impunidad.

“No tenemos acceso a la investigación de nuestro colega aunque hay dos carpetas de investigación y pocos resultados”.