Artista mexicano crea “coyotes” para ayudar a los migrantes en su camino

Las esculturas hechas con madera tendrán agua, mapas con las rutas, un listado de albergues y hasta medicinas
Sigue a La Opinión en Facebook
Artista mexicano crea “coyotes” para ayudar a los migrantes en su camino
Ayuda para los indocumentados en México
Foto: EFE

México – Un gigantesco coyote creado por el artista mexicano Alfredo “Libre” Gutiérrez brindará, a diferencia de los traficantes de personas, ayuda a los migrantes en su camino hacia Estados Unidos, ya que albergará agua, mapas con las rutas, un listado de albergues y hasta medicinas.

“Es un coyote que está para dar, no para quitar. Es una forma de tender la mano al migrante que baja del tren confundido, que no sabe dónde ir”, explicó el artista (Tijuana, 1982) en una entrevista telefónica con Efe.

coyote
EFE

Gutiérrez lleva más de ocho años dibujando el coyote “Trasportapueblos, compañero de migrantes” en varias zonas del país, pero hace un año, cuando empezó a trabajar con indocumentados en un albergue en Tacubaya (Ciudad de México), decidió transformarlo en una escultura.

El coyote está construido con madera reciclada, mide 2.6 metros de altura, lleva un mapa en su espalda y un listado de los 85 albergues en México de 21 estados con su dirección y número de teléfono, entre otros objetos.

coyote
EFE

La intención de esta obra de arte, cuyo costo va de los 60,000 a los 70,000 pesos (entre $3,218 y 3,755 dólares), dependiendo del transporte, es transmitir a los migrantes un mensaje de que no están solos y que hay alguien que se preocupa por ellos.

“He podido escuchar en los últimos meses la historia de los migrantes. Muchos no saben qué estados tienen que cruzar para llegar a Estados Unidos, y a raíz de eso decidí poner el mapa de México en el coyote y un listado de 85 albergues para facilitarles el camino”, relató.

Coyote
EFE

Además, la cola del animal tiene una repisa que sirve como un centro de acopio. Así, las personas que vean la escultura, podrán dejar agua o medicamentos a los migrantes.

De esta manera, precisó, los coyotes -el objetivo es elaborar varios para colocarlos cerca de las estaciones del tren de carga conocido como La Bestia- serán un vínculo de unión entre los mexicanos que vivan en el lugar con los migrantes que recorran el país.

El artista norteño, quien creció “viendo en las esquinas gente deportada cada día”, participó en un proyecto en el que ayudó a migrantes a pintar murales en el Museo Universitario Arte Contemporáneo y en Chapultepec, actividades que les han ayudado a perder el miedo.

Coyote
EFE

“Muchos de ellos están intimidados por cómo han sido tratados en su camino hasta México, tienen miedo de caminar por la ciudad. Es una forma para que conozcan actividades artísticas. Que un chico de Honduras pise por primera vez un museo es algo increíble”, comentó.

Gutiérrez también estuvo dos años y medio trabajando en el Reclusorio Oriente, en el popular barrio de Iztapalapa, y vio cómo el comportamiento de los presos cambió a través de los talleres. “El arte te ayuda a ser más consciente de la humanidad”, subrayó.

“Si en México, un país lleno de artistas y de talento, todos los artistas donaran una poco de su tiempo trabajando en un tanatorio, en una cárcel o con gente de su propio barrio, este país sería otra cosa”, manifestó.

“La migración es un intercambio cultural, es algo que nos beneficia más que (lo que) nos perjudica”, manifestó Gutiérrez, quien trabajó durante tres semanas en la fabricación de su primer coyote.

Aunque de momento solo se ha instalado un coyote en la estación de Lechería (Estado de México), que es la más cercana de donde Gutiérrez vive actualmente, el artista pretende construir varias esculturas.

Coyote
EFE

Y la idea, asegura, es instalarlas en las estaciones de Arriaga y Tapachula (Chiapas), Chahuites e Ixtepec (Oaxaca), Huehuetoca (Estado de México), Huichapan (Hidalgo), Tierra Blanca y Acayucan (Veracruz).

En su travesía por México, los indocumentados centroamericanos que buscan llegar a EEUU están expuestos no solo a los traficantes de personas, sino a autoridades corruptas o miembros de cárteles de las drogas que los extorsionan, secuestran o intentan reclutarlos en sus filas.