Hitler, emojis y signos de exclamación: las leyes no escritas de internet

El comportamiento en la era digital parece estar regido por leyes no oficiales que el paso del tiempo ha confirmado poco a poco
Sigue a La Opinión en Facebook
Hitler, emojis y signos de exclamación: las leyes no escritas de internet
Se dice que profesiones como las de contaduría y abogacía en el futuro ya no existirán más.
Foto: Getty Images

En abril de este año, se creó un gran revuelo cuando el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que, en materia de armas químicas, ni siquiera Adolfo Hitler se había atrevido a llegar tan lejos como el presidente de Siria, Bashar al Asad.

“Creo que en lo que respecta al uso del gas sarín, él (Hitler) no usó el gas en su propia gente de la misma forma que Asad lo está haciendo”, dijo Spicer cuando una periodista le pidió que explicara mejor la comparación.

Poco después, el vocero de Donald Trump se disculpó por el desafortunado comentario que él mismo tildó de “inapropiado”.

Sin embargo, lo cierto es que las equiparaciones con la Alemania nazi con la política internacional actual son cada vez más recurrentes.

Y en internet todavía más. De hecho, incluso existe una ley que lo advierte. Pero no es la única norma no oficial que gobierna internet.

A continuación, te explicamos cuáles son algunas de las leyes no escritas que dictan la manera en la que nos comportamos en la red y cómo nos afectan.

1. Ley de Godwin (o por qué todo se acaba comparando con Hitler)

Según la ley de Godwin, en internet llega un momento en la discusión en que surgen comparaciones con Hitler. BEN STANSALL/AFP/Getty Images

La ley de Godwin es probablemente la más famosa de las leyes que, supuestamente, dirigen internet.

Su ideólogo es el abogado estadounidense Mike Godwin, de la Electronic Frontier Foundation , una organización en San Francisco, EEUU, que promueve la libertad de expresión en la era digital.

En 1990 Godwin estableció que “a medida que un debate en internet se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación con los nazis o con Hitler se aproxima”.

Algunos ejemplos de Godwin pueden observarse en la proliferación de términos como “feminazi” o las comparaciones de George Bush, Putin o Donald Trump con Hitler.

De acuerdo con la teoría de Godwin, cuando ocurren este tipo de asociaciones la conversación se da por terminada y se considera que quien aplicó la comparación perdió el debate.

2. Ley de Poe (o las dificultades de captar la ironía)

Este aforismo de internet nada tiene que ver con el famoso poeta Edgar Allan Poe. Fue acuñada en 2005 por el usuario Nathan Poe en un foro de una página web cristiana en el que se debatía sobre creacionismo.

Poe aseguró que “sin un emoticono que guiñe un ojo o alguna otra muestra clara de humor, es completamente imposible parodiar a un creacionista de tal manera que alguien no llegue a confundirlo a uno con uno de verdad”.

Nathan Poe dijo que en las conversaciones en línea es difícil transmitir mensajes irónicos. Getty Images

El uso de esta ley va más allá del creacionismo; se refiere al fundamentalismo en general. Y puede aplicarse también a la inversa, es decir, que los no fundamentalistas a menudo confunden expresiones reales de fundamentalismo con parodias.

“En internet es imposible saber quién está bromeando” , asegura la periodista del sitio tecnológico Wired Emma Grey Ellis. “Es también una observación sobre cómo los troles han dañado la cultura de internet. Si nadie sabe lo que alguien quiere decir, entonces se puede desmentir cualquier cosa”.

A esta norma también se la conoce como “la tiranía de los emojis” por los malentendidos que generan a veces algunas palabras en nuestro día a día y hacen que resulte difícil diferenciar entre posturas extremas y parodias si no usamos el emoticono adecuado.

3. Ley de Lewis (o la paradoja de las discusiones sobre feminismo)

La editora jefa adjunta de la revista política británica The New Statesman HelenLewis publicó esta ley de internet en Twitter en 2012, asegurando que “los comentarios en cualquier artículo sobre feminismo justifican el feminismo”.

En el sitio web RationalWiki dicen que muchos no entienden esta afirmación y que lo que Lewis quiso decir es que “a medida que crece la sección de comentarios de cualquier artículo sobre feminismo, la probabilidad de que alguien diga algo vil, estúpido o ignorante acerca de las mujeres -algo que justifique la existencia del feminismo- aumenta “.

“Es una observación sobre la calidad de los comentarios, no una ley de causa y efecto”, explican.

4. Ley de Cunningham (o por qué si quieres una buena respuesta, no preguntes)

El exvicepresidente de Intel Steven McGeady formuló esta ley de internet en 2010 en respuesta a un concurso del diario estadounidense The New York Times que invitaba a los lectores a formular nuevas normas al estilo de la Ley de Godwin.

McGeady formuló una ley en honor a Ward Cunningham, uno de sus colegas en Tektronix, un informático y programador responsable de la creación del primer sitio wiki (el WikiWikiWeb) en 1995.

La ley de Cunninghan establece lo siguiente: “la mejor manera de obtener una respuesta correcta en internet no es formular una pregunta, sino escribir la respuesta incorrecta”.

De acuerdo con McGeady, Wikipedia es el ejemplo más conocido de esta ley, la cual puede interpretarse también con el refrán “hay que predicar la falsedad para saber la verdad”.

5. Ley de Pommer (o por qué internet no nos hace más sabios)

El internauta Rob Pommer escribió esta ley en la enciclopedia digital RationalWiki en 2007, en donde se explica que es una interpretación de la “idiotez omnipresente” que hay en internet.

Una persona puede cambiar de opinión en base a la información que lee en internet. La naturaleza de ese cambio será que pasará de no tener ninguna opinión a tener la opinión errada. Ley de Pommer (Rob Pommer)

Según Pommer, solemos cambiar de opinión en base a lo que leemos en internet, pero el resultado es que pasamos de no tener una opinión concreta sobre algo, a tener una opinión equivocada.

En RationalWiki se lee que esta ley tiene “algunas excepciones” , ya que “algunas personas pueden encontrar información en internet que contrarreste sus prejuicios y cree un efecto positivo basado en hechos”.

“Sin embargo, la Ley de Pommer es una observación sobre la cantidad de falsedades que hay y el número de personas que las creen a la primera de cambio”, agregan en el sitio web.

6. Ley de la Exclamación: ¿¡¡SERÁ VERDAD!!!?

La directora editorial de la web de verificación de datos FactCheck.org, Lori Robertson, formuló esta ley en 2008 en la que aseguraba que “cuantas más exclamaciones usamos en un email (u otra publicación) más fácil es que el texto sea una mentira absoluta. Esto también se aplica al uso excesivo de mayúsculas “.

Esta afirmación está basada en las novelas de la saga Discworld (Mundodisco, en español) del escritor británico Terry Pratchett, en las que usaba la técnica: cuantas más exclamaciones incluía en lo que decía un personaje, más probabilidades había de que estuviera mentalmente desequilibrado.

Pratchett llegó a decir que cinco signos de exclamación son “un indicador de que alguien lleva su ropa interior por fuera”.

7. Ley de Dath (o por qué no hay que presumir las victorias)

Este aforismo asegura que “si te ves obligado a repetir una y otra vez que has ganado una discusión en internet, es muy probable que la hayas perdido estrepitosamente”.

Se atribuye a un internauta que participó en un foro de jugadores de rol de RPG.net y que aseguraba que ganó una discusión con otro forero llamado Spiderman1fan (por esto se conoce también como “Ley de Parker”, en honor al personaje de Spiderman Peter Parker) utilizando esa técnica.