Récord de velocidad en un auto eléctrico en el circuito de Zandvoort

El récord de velocidad en un auto eléctrico conseguido por un equipo de estudiantes en el circuito de Zandvoort, en Holanda, es una nueva evidencia de que la tecnología de tren motor electrificado es una realidad que se acerca a…

El récord de velocidad en un auto eléctrico conseguido por un equipo de estudiantes en el circuito de Zandvoort, en Holanda, es una nueva evidencia de que la tecnología de tren motor electrificado es una realidad que se acerca a gran velocidad al gran mercado de los autos en todo el mundo.

El equipo InMotion, con su monoplaza IM/e batió la anterior vuelta rápida del circuito por 16 segundos, consiguiendo un tiempo final de 1:48.371 minuto.

Los neumáticos coreanos de la marca Kumho, son fabricados para autos de competencia del más alto nivel y fueron un elemento clave clave para conseguir este éxito gracias a sus altas prestaciones, que ofrecen un agarre máximo.

Este neumático slick de competición, disponible en las medidas comprendidas entre las 13 y las 19 pulgadas, es uno de los que suministra Kumho en la emblemática prueba del Zandvoort Masters.

El equipo InMotion trabajó intensamente duramente durante 18 meses para hacer realidad su objetivo.

Gracias a este récord conseguido en el Circuito Zandvoort, sobre una distancia de 2.7 millas (4,32 kilómetros), el monoplaza IM/e es, probablemente, el vehículo de competición 100 % eléctrico más rápido del mundo.

Después de los excelentes tests realizados a principios de año por la piloto holandesa Beitske Visser, finalmente se ha logrado el objetivo de batir el récord. Toda la experiencia conseguida con el desarrollo del monoplaza eléctrico IM/e se trasladará a un futuro turismo híbrido.

“Ha sido una gran alegría establecer un nuevo récord que esperamos que no sea superado en un tiempo”, dijo Visser, tras lograr la marca. “El coche tiene una sensación inigualable, ya que, incluso, puedes escuchar el viento mientras conduces. La manejabilidad es muy buena y tiene un elevado par motor, que lo hace muy divertido. En recta, hemos llegado a alcanzar una velocidad de 150 millas por hora (240 km/h)

“El equipo ha trabajado mucho los últimos años y, por fin, ha llegado el momento en qué hemos conseguido este ansiado récord”, dijo el director del equipo Bram Hooimeijer. “El coche tiene unas altísimas prestaciones y sabemos que podemos hacer que corra aún más rápido. Por eso, somos optimistas cuando se trata de mejorar su potencia, algo que aplicaremos en el desarrollo del monoplaza IM01 con el que pretendemos participar en las 24 Horas de Le Mans”.

La ambición de este joven equipo de carreras es un excelente punto de partida para participar en la categoría Garage 56 para innovaciones técnicas en la legendaria carrera de las 24 Horas de Le Mans.

En ese camino, el equipo InMotion y Kumho tienen una cita previa para conseguir el récord de un vehículo de competición eléctrico en Nürburgring. En la actualidad, es de 6:11.13 minutos, logrado por Stefan Bellof en 1983, sobre los 20,8 km que componen el recorrido norte del circuito.

Datos técnicos del IM/e

Con dos motores de altas prestaciones que proporcionan 410 kW de potencia de un pack de batería de 200 kg, el IM/e alcanza una velocidad máxima de 175 millas por hora (280 km/h) y consigue acelerar de 0 a 60 milas por hora en 2.8 segundos (100 km/h en tres segundos). Con los neumáticos de competición de Kumho, de la familia ECSTA, se garantiza una elevada manejabilidad.