Empleada denuncia que fue despedida de restaurante en Vernon por quejarse

Alega que propietarios del negocio no distribuían las propinas que los clientes dejaban para los meseros
Empleada denuncia que fue despedida de restaurante en Vernon por quejarse
Madali González (i) asegura que fue despedida de manera injustificada. / Foto: suministrada

Madai González, quien tiene cuatro meses de embarazo, acusa al restaurante donde trabajaba como mesera de despedirla injustificadamente por reclamar supuestas anomalías que comenzó a descubrir hace un tiempo.

González, de 24 años, y quien llevaba trabajando poco más de tres años en el restaurante Trattoria 25- localizado en la ciudad de Vernon – dijo que ella y otros compañeros de trabajo comenzaron a notar que pese a recibir buenas propinas por parte de sus clientes, ellos recibían muy poco.

“Cuando les preguntábamos [a los dueños] dónde estaban nuestras propinas, nos decían que las distribuían entre todos, pero después nos dimos cuenta que nos robaban como 200 dólares por día”, alegó González, de origen mexicano.

“Y después ya no nos querían escuchar y nos decían que si no nos gustaba que nos fuéramos”, agregó.

González dijo que los afectados eran cuatro meseros, dos ayudantes de meseros, dos corredores, el gerente, la anfitriona y el bartender (camarero)

Cansada del abuso, Gonzalez decidió ir a principios de año a la Comisión de Empleo para archivar una queja.

Trabajadores llevaron a cabo una protesta para protestar por sus derechos. / Foto: suministrada

Protesta

Manuel Villanueva, representante del Centro de Trabajadores para Restaurantes de Los Ángeles (ROC-LA), les hizo ver a los empleados que no solo les robaban sus propinas, sino que también les robaban salarios de descansos y de tiempo extra.

“La compañía les debe una cantidad muy alta”, dijo Villanueva. Se estima que el total podría alcanzar miles de dólares.

Para el Centro ROC-LA, lo mas indignante es que poco después de que González reportó el abuso en su empleo fue despedida.

“Me dieron una explicación absurda diciendo que yo alteré una tarjeta de crédito y me faltaban 25 dólares”, explicó González sobre la razón de su despido. Aseveró que el pasado viernes fue su ultimo día laboral oficialmente.

El jueves primero de junio por la tarde, algunos empleados – junto a organizadores y activistas – se plantaron afuera del restaurante localizado en la esquina de la Calle 26 y la Avenida Santa Fe para pedir que se respeten los derechos de los trabajadores.

“Les entregamos una carta de petición para que nos reunamos y poder negociar antes del 9 de junio”, dijo Villanueva.

El activista añadió que en el restaurante estaban los dos dueños, quienes son los chefs del restaurante, identificados como Abraham López y Simón Tapia, ambos mexicanos.

“Ellos dijeron que primero iban a contactar a sus abogados, pero el Departamento de Trabajo ya esta haciendo su propia investigación”, aseveró el activista.

Por su parte, González dijo que quiere que les devuelvan a todos los empleados el dinero que supuestamente les “robaron”, que de acuerdo con ella incluiría propinas, tiempo extra y descansos.

“Y queremos que el restaurante comience a funcionar mejor, que ya no nos estén robando y que no les vaya a pasar a mis compañeros lo que me pasó a mi”, aseveró.

La Opinión intentó obtener una reacción de los dueños pero no estuvieron disponibles.