Las cosas del hogar que enferman a las mascotas

Veterinario da a conocer algunos productos dentro de las viviendas que son potencialmente peligrosos para gatos y perros
Las cosas del hogar que enferman a las mascotas
Elementos que se tienen en el hogar pueden enfermar con gravedad a las mascotas.
Foto: Shuttestock

Las mascotas son parte de la familia y como tal no solo hay que estar atentos en su alimentación, aseo, cuidado médico y físico, sino también en las medidas preventivas para evitar que se enfermen o envenenen con ciertos artículos que comúnmente se tienen en el hogar.

Y es que como dice el doctor veterinario Julio López, especializado en medicina interna y vinculada a un consultorio veterinario en el área de Studio City, California, las mascotas son como un niño en la edad exploratoria que va tocando y llevándose a la boca todo lo que encuentra en el camino.

“Dentro de la casa se tienen ciertos productos o elementos que pueden causar graves problemas de salud en las mascotas”, resalta el veterinario. “Unos [elementos] son comunes, como ciertas comidas, y otros no tanto, pero de que los hay los hay”.

1. Las uvas, tanto frescas como del tipo pasas

“Las mascotas que ingieren uvas, tanto frescas como pasas, pueden sufrir un fallo renal , un problema grave, que en la mayoría de los casos no tiene cura”, señala el profesional.

Entre los primeros signos de que el canino está sufriendo este problema se encuentran la inapetencia y el vómito.

Las uvas son tóxicas para la salud de los caninos. /Shutterstock

2. Monedas y baterías alcalinas

Las monedas que contienen zinc en su elaboración (que son las acuñadas después de 1982) son muy nocivas para los animales domésticos. Este metal es peligroso porque —según especifica el Dr. López— los enferma de leucemia al ingerirlas.

“La mascota que se traga una o varias monedas que tienen zinc necesitará de una transfusión de sangre y de una cirugía para extraerlas si es que [éstas] nos son arrojadas en las heces”, detalla el Dr. López.

Las baterías alcalinas de tipo AA (las más usadas en controles remotos, relojes y juguetes) son también peligrosas para los canes cuando las mastican o tragan. Pueden tener una necrosis de licuefacción debido a que el material alcalino se filtra hasta los tejidos, creando daño dentro y alrededor del hocico y esófago.

La ingesta de éstas, también puede generarles una perforación estomacal; irritación del tracto digestivo, hígado, riñón y daño de las células sanguíneas; inflamación de los tejidos cerebrales; convulsiones y coma. Y la inhalación de la sustancia alcalina, puede provocarles daños en el tracto respiratorio y hasta la muerte.

3. Plantas y flores

En el jardín, patio y dentro del mismo hogar se tienen plantas y flores peligrosas para la salud de los animales domésticos, que deben mantenerse fuera de su alcance.

Entre estas plantas se encuentra el Lirio del Valle, la azalea, la dedalera, el rododendro y la kalanchoe, que pueden causarles problemas del corazón si las ingieren, algo que podría ser factible debido a que a las mascotas les encanta morder o comerse las flores y las hojas de las plantas.

“Los lirios son muy peligrosos para los gatos, les provoca fallo renal. Así que no es recomendado tener dentro del hogar ninguna plata de lirio y si alguien les regala un bouquet de flores con algunas de esta especie, deben removerse y sacarlas de la casa porque si las mastican  o lamen tan solo un poquito de su polen que se haya adherido a su pelaje, se pueden enfermar gravemente y morir”, alerta el veterinario.

A los gastos les fascina oler y comerse las flores; por lo tanto se deben eliminar del hogar aquellas que son tóxicas tanto para ellos como para los caninos./Shutterstock

4. El polvo acumulado, especialmente en una casa antigua remodelada

El polvo acumulado en la casa puede provocar alergias y bronquitis en las mascotas o empeorar más aún la inflamación en los pulmones en los gastos enfermos de sus vías respiratorias.

Si la casa fue construida en la década de 1970 y se lijó la pintura con plomo que se usaba en esa época, se debe limpiar de inmediato todo rastro de esta porque es  peligroso para niños, perros y gatos. “El gato o perro que inhala o lame polvo contaminado con plomo puede sufrir convulsiones o envenenamiento”, alerta el veterinario.

5. Medicamentos

La medida preventiva de tener los medicamentos fuera del alcance de los niños debe aplicarse también cuando se tienen mascotas.

“A los perros y los gatos les encanta comerse los medicamentos porque los encuentran de buen sabor y al ingerir un gran número de pastillas de pueden sufrir envenenamiento o intoxicación”, detalla el entrevistado. “Incluso, se debe tener el cuidado de que la pastilla que se va a tomar no se caiga al piso cuando un perro o gato está a los pies de uno, porque ellos son muy rápidos para atraparlas e ingerirlas”.

De acuerdo con el médico veterinario, la ingesta de medicinas por parte de las mascotas es una de las llamadas de emergencia que más recibe el Centro de Envenenamiento del Departamento de Cuidado y Control de Animales del Condado de Los Ángeles.

Los medicamentos no deben dejarse al alcance de las mascotas, ya que pueden intoxicarse o enfermarse con ellos al ingerirlos. /Shutterstock

6. Bolas de naftalina

Las bolas de naftalina, que tanto se usan en los hogares para eliminar las polillas, son toxicas para perros y en especial para gatos.

Esto se debe a que contienen pesticidas que les pueden causar vómitos, convulsiones, anemia o problemas al hígado y los riñones cuando las ingieren o inhalan sus gases al estar por largo tiempo expuestos a ellas.