Cinco consejos para unas vacaciones saludables

Guía de Regalos

Cinco consejos para unas vacaciones saludables
No olvides usar un buen protector solar. / Foto: Getty

Con los chicos de vacaciones y la llegada de la temporada de verano en solo 10 días, muchos angelinos se animan a salir de vacaciones con la familia. Para tener un viaje saludable, la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) da cinco consejos a tomar en cuenta:

1) Mantente al salvo del sol. Sí, tener un bronceado es bonito pero puede resultar peligroso. La entidad asegura que la radiación ultravioleta del sol puede causar arrugas y manchas; además de, aumentar el riesgo de cáncer a la piel. Para protegerte usa protector solar. Opta por un factor de protección o (FPS) 15 o más. Para todo tu cuerpo necesitarás, al menos, 30 mililitros de crema que debes aplicar cada dos horas u 80 minutos, en caso de que nades o sudes. Evita exponerte al sol entre las 10:00 a.m., y las 2:00 p.m. También puedes utilizar lentes o sombreros para cuidar tu piel.

2) Revisa tus medicamentos antes de partir. Mantenlas contigo durante el viaje ya que si tu maleta se pierde, tus medicinas también. Verifica que lleves suficiente cantidad para toda tu estadía y habla con tu doctor si lo que debes tomar para controlar tu salud puede tener efectos secundarios.

3) Cuida tus ojos. Si usas lentes de contacto, verifica que llevas el líquido adecuado para enjuagarlos. Lávate las manos antes de agarrarlos para evitar infecciones oculares o úlceras de córnea. La FDA recomienda solo usar lentes con prescripción y no aquellos cométicos de color que pueden dañar tu vista.

4) Ojo con los tatuajes. Si piensas hacerte uno permanente o de henna piensalo dos veces. La FDA señala que corres el riesgo de contraer VIH o hepatitis si te expones a herramientas contaminadas; además de que la tintas, las cuales no están aprobadas por la entidad, podrían ocasionar sarpullido o alergias en tu piel.

5) Recuerda que existe al agua. No permitas que tu cuerpo se deshidrate, esto puede provocarte resequedad en la boca y en la piel, dolor de cabeza y hasta mareos.