Marcha gay de la Resistencia en LA arenga a que se procese a Donald Trump

“Acabar con la discriminación es un acto patriótico”, dijo la congresista Nancy Pelosi, que estuvo presente en la marcha
Sigue a La Opinión en Facebook
Marcha gay de la Resistencia en LA arenga a que se procese a Donald Trump
Miles de personas se unieron ayer en contra del presidente Trump durante el desfile anual de orgullo gay en Los Ángeles. (Jorge Luis Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)

Decenas de miles de manifestantes se lanzaron a las calles de Hollywood, West Hollywood y Beverly Hills este domingo para celebrar la marcha anual del Orgullo Gay, que este año se convirtió en la “Marcha de la Resistencia”.

Alrededor de 100,000 personaron fueron parte de la manifestación donde hubo mensajes de repudio al presidente Donald Trump para quien, por intermedio de la congresista Maxine Waters (D-Los Ángeles), se pidió un juicio político de destitución.

La marcha que comenzó en la intersección del Bulevar Hollywood y la Avenida Highland se desarrolló de manera pacífica, en un trayecto de dos millas hasta concluir en el corazón de West Hollywood, en la esquina del Bulevar Santa Mónica y North La Peer Drive.

 

Varios congresistas y otros políticos tomaron parte en la multitudinaria marcha.
Varios congresistas y otros políticos tomaron parte en la multitudinaria marcha.
(Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)

“Impeach 45” (Destituyan [al presidente] 45)”, gritó Waters a la multicolor multitud. “Él no es mi presidente, él no es su presidente”, sin nombrar a Donald Trump.

“Si él piensa que puede meterse con la comunidad LGBT, que mejor mire lo que sucedió aquí mismo en West Hollywood. Si niega, si le faltas el respeto, encontrarás que aquí hay personas que tienen el coraje de organizarse y de recuperar todo lo que hay que tomar de vuelta. Resistimos a este presidente porque él representa lo peor de todo … Sé que ustedes saben quién tiene el poder. ¡Manténganse despiertos!”, agregó Waters.

Tras ella, la congresista Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en el Congreso cuestionó “¿Por qué resistimos?, Porque esto no es normal; Nosotros tenemos el poder”.

Vitoreada por la multitud de inmigrantes, minorías, heterosexuales y miembros de la comunidad LGBT de Los Ángeles, Pelosi indicó que “cada paso que tomemos hacia adelante, para acabar con la discriminación es un acto patriótico”.

Inmigrantes, heterosexuales y miembros de la comunidad LGBT se tomaron las calles desde Hollywood hasta West Hollywood ayer. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)
Inmigrantes, heterosexuales y miembros de la comunidad LGBT se tomaron las calles desde Hollywood hasta West Hollywood ayer. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)

 

“Momento terrible”

Así mismo, consideró que la marcha del Orgullo Gay no se trataba de ser tolerantes unos con otros, sino de un “momento terrible” en la historia de Estados Unidos, por la falta de respeto a los derechos civiles, por parte del régimen republicano de Trump.

“El amor siempre prevalecerá por encima del odio”, dijo Francisco Ramírez, un gay de origen puertorriqueño, quien fue acompañado por su pareja, Chris Stscheid, un filipino-alemán. “Hemos marchado en solidaridad por nuestra libertad y para ejercer nuestro derecho a la libre expresión”.

Las marchas de la comunidad gay se replicaron en otras ciudades del país como San Francisco y Washington D.C. para reclamar en las calles la “persecución y autoritarismo” de la Administración Trump, y que los derechos también les corresponden como seres humanos.

“Yo apenas tengo 18 años de edad y tengo miedo de perder mis derechos civiles”, indicó Sam Glazer, de raíces mexicanas, quien respaldó en la protesta a su amigo gay, Tommy E., de 15 años de edad. “Ninguno de nosotros queremos ser una estadística más”. Sam fue apoyada por su padre, Russell Glazer.

La “Marcha de Resistencia” estuvo fuertemente vigilada por centenares de agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), del Departamento del Sheriff del Condado (LASD), guardias privados y del Servicio Secreto. Se colocaron fuertes barricadas para evitar cualquier acto vandálico o de terrorismo.

Helicópteros sobrevolaban la multitudinaria marcha.

 

La bandera arcoiris que identifica a la comunidad LGBT estuvo presente en la marcha. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)
La bandera arcoiris que identifica a la comunidad LGBT estuvo presente en la marcha. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)

Una larga lucha

La lucha de la comunidad LGBT se remonta a la década de 1970, desde que comenzaron a defender que la fuerza de Estados Unidos está en su diversidad.

“Vamos a resistir a [Donald] Trump”, comentó Alejandro Contreras, miembro del Centro LGBT Los Ángeles, “The Glitter Run”, donde celebran “el poder de la belleza y la diversidad”.

“Tenemos que vivir la vida que queremos como comunidad”, añadió. “No podemos si nos quieren quitar nuestros derechos humanos más básicos”.

De hecho, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, se definieron como gente de color, personas de diferentes credos, de todos los géneros y “sin género”, inmigrantes, soñadores y padres que son “intersecciones” de todos ellos, y más allá de su humanidad, estadounidenses.

 

En la marcha hubo personas de todo tipo que se oponen al presidente Trump. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)
En la marcha hubo personas de todo tipo que se oponen al presidente Trump. (Jorge Luis Macías, Especial para La Opinión)

“Nuestros derechos están en peligro”, expresó Mehmet Edit, mientras que Sasha Pérez, graduada de ciencias políticas en Cal State LA y miembro de la organización Stonewall Young Democrats de Los Ángeles criticó a la secretaria de educación, Betsy DeVos, afirmando que no es trabajo del Departamento de Educación proteger los derechos de los estudiantes LGBT en las escuelas.

“Nuestra organización está peleando por elegir en el gobierno a personas de color de la comunidad LGBT”, dijo Pérez, quien se declaró como una persona bisexual. “Nuestros derechos básicos están siendo violados y debemos mandar el mensaje a Washington de que vamos a resistir”.

Brian Pendleton, la fuerza organizadora detrás de #ResistMarch consideró que la marcha era importante porque si una ley u otra acción del gobierno es dirigida tan solo contra un miembro, “nos vamos a unir en apoyo”.

Desde el 1 de enero de este año, 10 transexuales han sido asesinados en Estados Unidos.