Coahuila, una prueba de fuego para el PAN

El partido conservador busca estrategia para las presidenciales
Coahuila, una prueba de fuego para el PAN
Panistas

MÉXICO.- El Partido Acción Nacional (PAN) juega hoy un papel muy complicado frente a la frágil democracia mexicana que tuvo su más reciente prueba en las elecciones del 4 de junio. Por un lado tiene una larga tradición de defensa de las instituciones; por otro,  anunció que impugnará los resultados en Coahuila donde su candidato Guillermo Anaya perdió por 2.4% frente al priista Miguel Riquelme, a quien en las últimas horas le dieron la constancia de victoria.

“El PAN no descansará hasta que se vean anuladas las elecciones”, advirtió el dirigente panista Ricardo Anaya a pesar de que previamente algunos panistas como Margarita Zavala, la ex esposa del presidente Felipe Calderón que busca la candidatura del partido para la Presidencia, le pidieron “tener una mirada autocrítica”, además de que tendrá que probar las acusaciones.

El mismo Calderón en 2006 fue cuestionado sobre el proceso que lo llevó a la presidencia y cargó durante su sexenio con la duda sobre su legitimidad sembrada por su entonces rival Andrés Manuel López Obrador quien lo acusó de fraude.

Casi 10 años después, el dirigente panista acusa al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de prácticas similares a las que se acusó al PAN en su momento: de siembra y compra de votos, destrucción de casillas y hasta manipulación del sistema que detuvo el conteo cuando apenas llevaba el 72% de las actas contabilizadas.

Anaya dice que el PRI necesitaba 72 horas para intervenir en las actas y tergiversarlas a su favor y por eso frenó el conteo del instituto electoral a través de la intervención de consejeros aliados.

“Quieren descalificar a las instituciones y lo que tienen que hacer es aprender a perder”, respondió Emilio Gamboa, presidente del PRI en la cámara de diputados en entrevista con medios de comunicación local ,frente a los cuales informó que su partido está listo para enfrentar cualquier acusación, pero no va a soltar sus triunfos.

De acuerdo con analista como el ex consejero electoral, Javier Santiago “definitivamente el partido con la mayor pérdida política, no estrictamente electoral, es el partido Acción Nacional, porque tal vez sea uno de sus peores resultados en elecciones de gobernadores tanto en el Estado de México como en Coahuila desde hace muchos años.

“Estoy sorprendido de que en Coahuila la moneda esté en el aire, considerando el desgaste del partido gobernante, el conflicto interno en el estado del propio partido, el desacuerdo entre el gobernador y su hermano, el ex gobernador, y la fractura del gobierno en turno contra un candidato de oposición con una presencia importante”, expresó.

Para los próximos días, el PAN continuará con sus trabajos para desacreditar las elecciones en Coahuila a través del Frente Opositor por la Dignidad de Caahuila que se formó tras las denuncias de fraude y estará realizando mitines y marchas con el apoyo de otros partidos inconformes incluyendo a Morena.

En las últimas horas, incluso Zavala cambió de parecer y se sumó a la estrategia de su partido de declarar a los comicios donde perdió “una elección de Estado” en la cuál, “el reloj de la democracia retrocedió 30 años”.