Por qué Panamá rompió nexo histórico con Taiwán y estableció relaciones con China

El gobierno de Taipéi expresó su fuerte "descontento e indignación"
Sigue a La Opinión en Facebook
Por qué Panamá rompió nexo histórico con Taiwán y estableció relaciones con China

“Esta es una situación que un mandatario responsable no podía seguir perpetuando”.

Con estas palabras, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, justificó este martes la decisión de su gobierno de romper sus relaciones diplomáticas de décadas con Taiwán al tiempo que las establece con China.

Varela, dijo en cadena de radio y televisión que las negociaciones para el establecimiento de relaciones a nivel de embajadores habían concluido con éxito este lunes en Pekín.

Los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países estuvieron a cargo de estas gestiones.

Así, son 20 los países con los que Taiwán conserva lazos diplomáticos , de los que 11 están ubicados en Latinoamérica y el Caribe, región que sigue siendo el principal bastión de la diplomacia taiwanesa.

Pekín exige a los países con los que mantienen relaciones diplomáticas a negárselas a Taiwán, isla a la que considera “provincia renegada”.

Tanto el gobierno de Pekín como el de Taipéi, cada uno por su parte, se consideran los herederos legítimos de la China unificada.

Desde el triunfo de la Revolución maoísta, en 1949, Naciones Unidas y la mayoría de las naciones occidentales habían considerado al de Taipéi -la capital de Taiwán– como el gobierno legítimo de China.

Eso, hasta 1971, cuando la ONU pasó a reconocer al gobierno comunista como la autoridad legítima de una única China.

Pero Panamá, que ya había establecido relaciones diplomáticas con China desde la época de la dinastía Qing, en 1909, y las continuó luego de la proclamación de la república, en 1912 , se había mantenido leal a las autoridades en Taiwán. Hasta ahora.

Las justificaciones de Varela

El mandatario panameño razonó la decisión argumentando que China es un país “que por sí solo representa el 20% de la población mundial y constituye la segunda economía más grande del mundo”.

Además, ” China es el segundo usuario más importante del Canal de Panamá y el primer proveedor de mercancías de la Zona Libre de Colón”.

El comunicado oficial difundido este lunes enfatizó que ambos gobiernos acordaron el pronto envío de embajadores y brindarse toda la ayuda necesaria para la instalación de las embajadas.

Varela dijo también que Taiwán había sido “un gran amigo de Panamá” y expresó su agradecimiento por la amistad y cooperación.

Tras el anuncio de Panamá, los medios estatales de China publicaron fotos de los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países en Pekín, firmando el documento que establece las relaciones diplomáticas y brindando con champán.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió un comunicado, anunciando que “el gobierno chino y su pueblo aprecian y acogen con satisfacción” la decisión de Panamá.

Por su parte, el gobierno de Taiwán expresó su “fuerte descontento e indignación” por lo que calificó de ruptura “unilateral”, criticó a Panamá por “ignorar años de amistad” y agregó que interrumpe por su parte las relaciones con el país centroamericano “por dignidad nacional”.

Así, Taiwán, cuya líder Tsai Ing-wen visitó Panamá por última vez en junio del año pasado, anunció el “cese total de la cooperación y la asistencia bilateral” y la “evacuación del personal de la embajada y de los grupos técnicos”.

Además, culpó a China por lo sucedido y subrayó que no competirá con el gigante “por la diplomacia del dinero”.

Las empresas chinas están ya están desarrollando puertos en Panamá y han expresado interés en construir en los terrenos contiguos al Canal una vez que el país abra una licitación para ello este año.

Y el Canal de Panamá sería de vital importancia para ello.