Comer o tener un seguro médico: el dilema de los trabajadores aéreos de catering

En una manifestación en el aeropuerto de LAX exigen un aumento salarial para pagar un seguro médico
Comer o tener un seguro médico: el dilema de los trabajadores aéreos de catering
Trabajadores de catering manifestándose en LAX. (Autor: Antonio Mendoza)

Todo aeropuerto es por definición un lugar caótico, de idas y venidas, ruido de motores, trabalenguas de idiomas y besos de despedida. Esta mañana de miércoles el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) lo ha sido todavía un poco más debido a la manifestación de un grupo de trabajadores de diferentes empresas de catering aéreo que reclaman un seguro médico que cubra a sus familias.

Su principal queja: conseguir un aumento salarial con el que puedan pagarse un seguro médico privado: “Yo tengo dos hijas y a veces pienso: ‘o comemos o tenemos un seguro médico'”, afirma Danny Argueta, trabajador de la empresa de catering para aerolíneas aéreas Sky Chefs, en conversación telefónica con La Opinión. 

“Ganamos lo suficiente para no calificar para Medi-Cal, pero no lo suficiente para poder permitirnos un seguro médico”, explica este empleado, a quien un seguro familiar proporcionado por su empresa le constaría entre unos 400-500 dólares mensuales.

“No se puede vivir en una ciudad con un coste de vida tan alto como Los Ángeles con el salario de pobreza que nos pagan”, argumenta Argueta. Su sueldo actual supera el mínimo legal, establecido en 10.5 dolares la hora, ya que ganan unos 17 dólares/hora.

Esta protesta también ha sido respaldada por trabajadores de otras empresas de catering como Flying Food Group, compañía que todavía no ha respondido al email enviado por este periódico.

Estos mismos trabajadores ya se manifestaron e iniciaron una huelga en 2015, año en el que consiguieron una ligera subida de salario. No obstante, a ojos de Argueta “ahora todo sigue igual”.

Se prevé nuevas manifestaciones frente al aeropuerto, e incluso frente al ayuntamiento, durante los próximos días. Según Argueta, no van a detenerse hasta que sus peticiones sean escuchadas y atendidas. 

Manifestantes de empresas de catering en LAX (Autor: Antonio Mendoza)