El robo salarial: un problema creciente en los centros de distribución del sur de California

En los condados de San Bernardino y Riverside, grupos defensores combaten el problema
El robo salarial: un problema creciente en los centros de distribución del sur de California
Cientos de trabajadores se manifiestan en frente del ayuntamiento de Los Ángeles contra el robo de salario.
Foto: Ciro César / La Opinión

Diez trabajadores de un centro de distribución en la ciudad de Fontana recibieron un total de $80,602.97 en pagos retroactivos después de presentar una denuncia contra su empleador ante el Comisario de Trabajo de California.

De acuerdo a los documentos judiciales, desde 2009 hasta 2015, la empresa Waitex Group no les pagaba lo debido. Según las declaraciones de los trabajadores, la empresa mantenía documentación imprecisa del trabajo que realizaban. Incluso, ellos solían trabajar turnos de 12 horas sin ser remunerados por el tiempo adicional, ni recibir descansos suficientemente largos para alimentarse.

En entrevista con la radioemisora KPCC, Verónica Rivera—quien recibirá una suma de $8,500—dijo que tanto ella como sus compañeros inicialmente temían acudir a las autoridades. Sin embargo, después de percatarse de sus derechos, ello se dio cuenta de que los empleadores no deben “abusar de uno de esa forma”.

Algunos de los demandantes contra Waitex Warehouse, acompañados por sus abogados. (Cortesía de WWRC)

Muchos trabajadores no denuncian el robo salarial por temor a perder sus empleos, explicó Sheheryar Kaoosji, presidente del Centro de Recursos para Trabadores de Almacenes (WWRC, por sus siglas en inglés). Dicho grupo ha recuperado millones de dólares en pagos retroactivos para trabajadores en este sector, quienes en su mayoría ganan el salario mínimo.

Hoy día más de 100,000 personas trabajan en centros de distribución en el sur de California, dijo Kaoosji, y entre más personas denuncien el robo de salario, más se animarán otras víctimas a hacer lo mismo.

Julie Su, comisionada de trabajo de California, le dio prioridad al robo de salario desde que comenzó a desempeñar su puesto. Desde que las compras en línea empezaron a surgir hace 10 años, se han construido cada vez más centros de distribución en los condados de San Bernardino y Riverside. Y entre más personas son contratadas por los almacenes, aseveró Su, se presentan más casos de robo de salario. En respuesta, su oficina ha lanzado campañas de divulgación en Bakersfield, Fresno y el Inland Empire.

Cuando los trabajadores son víctimas de robo de salario, dijo Su, muchos de ellos no cuentan con los recursos para contratar a un abogado. Por ello, los trabajadores en Fontana recibieron representación legal de manera gratuita, proporcionada por la Escuela de Leyes de la Universidad de California, en Irvine (UCI).

El caso de los trabajadores de Waitex Group, dijo Sameer Ashar, profesor en la facultad de leyes de UCI, reveló que el robo salarial estaba ocurriendo “dentro del contexto de un sistema formal y altamente estructurado”.


NOTAS RELACIONADAS