“StopTheWall”, el juego creado por un puertorriqueño en contra del muro de Trump

Marcial Torres es el creador de esta app y es catedrático en la UNAM
Sigue a La Opinión en Facebook
“StopTheWall”, el juego creado por un puertorriqueño en contra del muro de Trump
El creador del juego lleva ya varios años viviendo en México.
Foto: EFE

El profesor puertorriqueño Carlos Marcial Torres ha creado la aplicación móvil “StopTheWall”, en la que los usuarios hacen todo lo posible para detener el muro fronterizo que pretende levantar Donald Trump entre Estados Unidos y México.

“El juego es ‘reaccionario’. Reaccionando a frases y pensamientos políticos xenofóbicos, racistas y de odio de Trump. Utilizamos la tecnología para combatir todo eso”, explicó Torres, de 33 años, en entrevista con Efe.

La aplicación, que se descarga gratuitamente por Apple Store y Google Play, simula al famoso y divertido juego Tetris y al momento de comenzar a practicarlo, aparece dibujado el rostro de Trump.

Y como una manera creativa, Marcial Torres le agregó frases reales y ofensivas que Trump ha dicho en diferentes foros.

Es por ello que al arrancar StopTheWall se escucha la frase “Welcome to the world of the media” (Bienvenidos al mundo de los medios).

Y durante el juego, cuando el usuario logra destruir líneas de bloques, se escuchan frases como “The wall just got ten feet taller” (La muralla se situó diez pies más alta) o “I would build a great wall and nobody builds walls better than me, believe me” (Yo construiré una gran muralla y nadie la construirá mejor que yo, créanme).

Otras expresiones son “When Mexico sends its people, they’re not sending their best” (Cuando México envía a su gente, no envían lo mejor) o “First of all, I don’t believe anything Telemundo says” (Antes que todo, no creo lo que diga Telemundo).

Igualmente, cuando el juego se termina se escuchan las frases “Build that wall, build that wall, build that wall” (Construyan esa muralla, construyan esa muralla, construyan esa muralla) o “Mexico will pay for the wall, and they’re going to be happy about it” (México pagará por la muralla y ellos estarán muy contentos por ello”).

“El tema de la inmigración es uno de los más importantes y destacados del momento y Trump es uno de los tipos más seguidos del mundo”, resaltó el creador del juego.

La aplicación incluye también canciones como las legendarias “La Cucaracha” y “Cielito Lindo” y según dijo Marcial Torres, alrededor de 500 personas de países como Taiwán, Australia, Estados Unidos, México, China, Noruega y Reino Unido ya han descargado la aplicación.

El catedrático en Ciudad de México y graduado de Literatura y Cine de la Universidad de Puerto Rico (UPR) -campus de Río Piedras- detalló que la aplicación la comenzó a trabajar hace cinco meses viendo un vídeo didáctico que ofrece el programa Unity, dedicado a crear juegos para celulares.

Marcial Torres indicó que decidió crear la aplicación debido a la falta de apoyo económico que el Gobierno de Puerto Rico le otorga a los cineastas locales para la producción de proyectos cinematográficos.

“Si no existen los fondos para el cine, pues vamos a movernos y hacer otras cosas a favor de la sociedad”, afirmó Marcial Torres.

Tras graduarse de la UPR, Torres arrancó a trabajar de manera independiente para compañías de publicidad y con artistas produciéndoles vídeos tras bastidores, aunque después decidió moverse a Londres para hacer una maestría en Drama.

Luego de eso, el joven cineasta se trasladó a México, donde nació y vivió su primer año de vida hasta mudarse con su familia a Puerto Rico, para dar clases de cine y edición en la universidad en la que trabaja actualmente.

Fue entonces en México, donde reside junto a su esposa y su hija, y tras la elección de Trump a la presidencia de Estados Unidos, que guió a Marcial Torres a crear la aplicación bajo la empresa “Obxidiana”, en la que también trabajan su esposa, Alondra Durán, y su socio, Gabriel Ríos Ortiz.

Según explicó Marcial Torres, obxidiana es el nombre de una piedra típica de los países de la región mesoamericana y Centroamérica que significa sanación.

Y tras la meta tecnológica lograda, Marcial Torres espera que en Puerto Rico haya una revolución tecnológica para ampliar el conocimiento y producir otras aplicaciones.