Víctima de fraude alerta que verifiquen que su contratista tenga licencia

Perdió miles de dólares por no verificar que el prestador de negocios contara con permiso de California
Sigue a La Opinión en Facebook
Víctima de fraude alerta que verifiquen que su contratista tenga licencia
Cecilia Arteaga, es dueña del salón de belleza Cecy's Beauty Salon en Pasadena. Foto: Aurelia Ventura/ La Opinion
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Cuando Héctor Jiménez vio un atractivo anuncio en una popular revista de publicidad de Los Ángeles acerca de un contratista que ofrecí una amplia variedad de servicios, no dudó en contactarlo.

Con lo que no contaba es que el prestador de serviciois lo iba a despojar de $12,500 dólares y no cumpliría con hacerle el trabajo prometido.

“Mi esposa Cecilia Arteaga y yo andamos poniendo un salón de belleza en Pasadena. Apenas lo vamos a abrir. Cuando rentamos el local, buscamos a alguien que nos hiciera los planos y los presentara en el Ayuntamiento”, explica.

Cecilia Arteaga dueña del salón de belleza Cecy’s en Pasadena señala el trabajo no terminado y mal hecho de un contratista sin licencia.(Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

“El anuncio clasificado promovía los servicios de un contratista que garantizaba planos comerciales y residenciales aprobados en la Ciudad y por el Departamento de Salud, así como legalizar garajes para renta y otros trabajos”, contó.

Así fue como se encontraron con Rubén Calderón, el contratista. “Nos dio un precio de $15,800 dólares a liquidar en tres pagos. Los planos era sobre la distribución del salón de acuerdo a las regulaciones de la Ciudad de Los Ángeles”, indica.

Todo parecía normal hasta que el contratista empezó a demorarse con los trabajos. “La Ciudad le rechazaba los planos. Y cuando nosotros fuimos a investigar nos dimos cuenta que no tenía licencia como contratista”.

Con mucha ilusión Cecilia Arteaga, propietaria del salón de belleza Cecy’s en Pasadena contrató a un contratista para adecuar su negocio a los reglamentos requeridos por la Ciudad pero solo pagaron 12,500 dólares por trabajos mal hechos que tendrán que volver a  hacer. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Cuenta que pudieron averiguar que Calderón nunca contestaba las llamadas telefónicas de la Ciudad. “Los planos estaban llenos de correcciones por parte del Ayuntamiento. Lo peor es que su sello como contratista era de otro y estaba expirado”.

Jiménez dice que sin alterarse (para no empeorar las cosas) comenzó a llamar al contratista por teléfono.

“Se enojó mucho porque yo recogí los planos defectuosos que había entregado a la Ciudad. Me exigió regresárselos, pero no lo hice porque era la única pruebe que yo tenía”, relata.

Cecilia Arteaga y su esposo Héctor Jiménez recomiendan antes de contratar a un contratista verificar que tenga licencia del estado de California y un seguro. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinión)

Dice que fue a buscarlo hasta la casa del contratista en Monrovia y el hombre se molestó mucho. “Me dijo que yo no podía ir a buscarlo a su casa, pero no tuve opción porque ya no me contestaba las llamadas. No me atendió, pero al día siguiente quedamos de vernos en el Ayuntamiento de Pasadena de dos a tres de la tarde. Lo esperé hasta las cuatro de la tarde, nunca llegó”.

Jiménez dice que se siente estafado porque le entregó a Calderón 12,500 dólares y no le hizo el trabajo prometido. “No tenía licencia como contratista. Emplea una licencia caducada de un contratista al que le paga 800 dólares porque lo deje usarla. Su negocio no está registrado en el estado de California. Yo ahora tuve que conseguir los servicios de otro contratista y volver a hacer otras inversión”, dice.

Cecilia Arteaga, dueña del salón de belleza Cecys muestra un correo electrónico con una comunicación con el contratista. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Jiménez expone que decidió hacer una denuncia pública porque es muy posible que este contratista haya estafado a otra gente.

“Mi recomendación es que revisen si tienen licencia como contratista y que los nombres concuerden. Deseo que mi experiencia le sirva a otros para que aprendan”, dice.

Jiménez se prepara para interponer acción legal contra el contratista que lo hizo perder miles de dólares y tiempo.

La Opinión llamó al contratista Calderón para pedirle un comentario sobre la denuncia en su contra. Hasta el momento no ha habido una respuesta.

Cecilia Arteaga y su esposo Héctor Jiménez fueron víctimas de fraude por parte de un contratista sin licencia. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Cómo evitar ser víctima de fraude

La Comisión Federal de Comercio recomienda buscar evaluaciones del trabajo hecho por el contratista que pretenda contratar.  La fiscalía del condado de Los Ángeles aconseja que consiga un estimado de tres contratistas diferentes antes de decidirse por uno.

Averigüa si hay quejas en contra o acusaciones de fraude contra la persona que va a contratar.  De preferencia mira los trabajos que ha hecho en el pasado; y pregunta por su experiencia y cuánto tiempo han estado en el negocio.

Pregunta de frente si tiene una licencia de construcción y cuenta con un seguro. Revisa que sea válida en la Junta Estatal de Licencias para Contratistas http://cslb.ca.gov

Pídele también un contrato por escrito y no hagas un pago final hasta que haya sido completado el trabajo. Un contratista para hacer mejoras en el hogar no puede pedir más de 10% del contrato total antes de comenzar un trabajo.

Si hay problemas o crees haber sido defraudado, puedes reportar el fraude al Departamento de Asuntos del Consumidor y Negocios del condado de Los Ángeles al (800) 593-8222 o visita http://dcba.lacounty.gov

También puedes presentar una queja en la Junta Estatal de Licencias para contratistas: http://cslb.ca.gov/Consumers/Filing_A_Complaint/