LA’s BEST: una opción gratuita para tus niños durante estas vacaciones

Los programas de verano mantienen a los niños seguros y entretenidos y previenen el ‘Summer Slide’
LA’s BEST: una opción gratuita para tus niños durante estas vacaciones
Los niños juegan basquetbol en LA’s BEST.

Con el comienzo de las vacaciones de verano, también comienza la preocupación de los padres por encontrar actividades para que los niños no pasen todo el día encerrados, frente a una pantalla electrónica.

Para los padres que trabajan fuera del hogar, encontrar un lugar de cuidado para niños puede ser muy costoso. Pero incluso en el caso de los padres que sí pueden quedarse en la casa cuidando a sus hijos, los meses de vacaciones pueden resultar en el conocido Summer Slide, o “resbalón de verano”, esto es, la pérdida de conocimiento y habilidades adquiridas durante el año lectivo.

El precio general y básico por una semana de campamento de verano en los parques de la Ciudad de Los Ángeles, es de alrededor de $175 dólares, o alrededor de $700 al mes. Los precios son mucho más altos en clubes, escuelas privadas y otras organizaciones.

Una opción gratuita que previene el resbalón de verano y mantiene a los niños seguros y entretenidos, mientras los padres salen a trabajar, es el programa de LA’s BEST, que continúa durante los meses de vacaciones.

El programa ofrece clases de computación, visitas guiadas y meriendas gratuitas. / Foto: Suministrada

Para Cecilia Pacuzzo, madre de dos varones, Sebastián de 10 años de edad y Nicolás, de 7, LA’s BEST ha sido la solución de los cinco últimos años.

“Mi esposo y yo salimos a trabajar y lo principal para nosotros es que los niños estén cuidados y protegidos”, explicó la madre. Sus dos hijos asisten al LA’s BEST de la escuela Gates Elementary en Lincoln Heights.

“En LA’s BEST, mis hijos aprenden sin darse cuenta porque es divertido para ellos. Los mantienen ocupados y entretenidos. Mi hijo menor tiene necesidades especiales y el personal es fantástico y entienden lo que él necesita”, agregó Pacuzzo.

“Los programas de verano realmente benefician a los niños”, coincidió Regino Chávez, Director de evaluación de LA’s BEST.

“Durante las vacaciones, muchos niños se pasan todo el día frente al televisor o los videojuegos. La falta de actividad física, a su vez, se traduce en aumento de peso. En el caso de los padres que tienen que salir a trabajar y no pueden costear campamentos o niñeras, los niños quedan solos en sus casas, sin la supervisión de un adulto”, indicó Chávez, quien destacó el impacto del resbalón de verano.

“Al regresar a la escuela, es común que los niños se hayan olvidado parte de los conceptos que aprendieron durante el año. Para cuando llegan al grado 9, la brecha entre los niños que realizaron actividades durante el verano y los que no, es tan grande, que es muy difícil de cerrar”, agregó Chávez.

Clases de arte /  Foto: Suministrada

En el caso particular de LA’s BEST, Chávez indicó que el programa ofrece servicios de alfabetización, apoyo en la lectura y visitas guiadas.

“Para muchos niños, es la primera oportunidad que tienen de ir a la playa, a museos, y de conocer sitios que nunca antes habían visitado”, señaló.

“Se utilizan estrategias disfrazadas para que los niños aprendan, sin darse cuenta. Por ejemplo, pueden preparar una comida, y sin saberlo, están aprendiendo fracciones, contando y manejando otros conceptos matemáticos”, explicó.

El programa ofrece almuerzos o meriendas gratis, según el horario al que asistan.

Este año, gracias al apoyo e inversión de la Ciudad de Los Ángeles, LA’s BEST expandió su programa para poder servir a 1,000 niños adicionales.

“El año pasado, el programa de LA’s BEST sirvió a casi 6,000 jóvenes angelinos”, indicó el acalde Eric Garcetti, en su discurso del Estado de la Ciudad.

“Este año vamos a aumentar el número con 1,000 más. Esto es, 1,000 estudiantes más que recibirán los beneficios de LA’s BEST todo el verano, mejorando sus habilidades de lectura, exponiéndolos a nuevas ideas y abriendo sus ojos al mundo que los rodea. Yo he sido un padre LA’s BEST y sé que estos programas funcionan”, señaló Garcetti.

 

Chávez explicó que existen 80 sitios en LA, donde se ofrece el programa a más de 7,000 niños.

Los horarios y programas ofrecidos varían según las escuelas. Chávez recomendó llamar a la escuela en particular, para obtener más información.

Los padres también pueden llamar directamente al LABest al 213-745-1900, o visitar el sitio http://www.lasbest.org/

Resbalón de verano en cifras

Se conoce como Summer Slide o resbalón de verano a la pérdida de conocimientos y habilidades de los niños durante los meses de vacaciones.

Según información de la Universidad John Hopkins:

  • Durante el año escolar, los niños hacen similares avances educativos, pero durante el verano, los niños de bajos recursos y en situaciones de desventaja se atrasan significantemente en la lectura.
  • Dos tercios de la brecha en lectura en el 9 grado, se debe a la falta de acceso a oportunidades de aprendizaje durante el verano.
  • Las pérdidas de conocimiento y habilidades durante el verano influyen en la admisión a la escuela preparatoria, el abandono de los estudios y las posibilidades de ingresar a la universidad.

Durante las vacaciones de verano los niños pierden:

  • Las habilidades matemáticas aprendidas durante aproximadamente 2.6 meses del periodo lectivo
  • Un mes de aprendizaje general
  • Dos meses de habilidades de lectura
  • Les toma alrededor de seis semanas, al regresar a la escuela, recuperar lo perdido durante el verano
  • Ya desde primer grado se puede reconocer la pérdida de conocimiento durante las vacaciones.