Cocínalas lentamente

Celebra a papá con un clásico de la parrilla
Sigue a La Opinión en Facebook
Cocínalas lentamente
Prepara esta receta que hará feliz al hombre de la casa./Reforma

Un día especial como el Día del Padre amerita una comida inigualable que produzca una explosión de sabores en el paladar del festejado y de los seres queridos que lo acompañan y celebran.

Las populares costillas son una excelente opción para disfrutar en ambiente familiar, pues además de verse y ser suculentas, conquistan los paladares de quienes las degustan.

“El sabor y la consistencia están muy por lejos a cualquier corte rápido que podamos hacer, y crean una explosión de sabores cuando las estás comiendo”, asegura Sebastián Huezo, de Smoke BBQ Mty.

Huezo recomienda realizar estas costillas porque es algo diferente y no requieren de tanta atención, pero sobre todo porque su sabor y consistencia no tienen comparación.

“El aspecto es muy distinto a lo que estamos acostumbrados a ver, y de esta manera le das un poquito de realce a tu reunión”, expresa.

De una simple pieza de carne se puede lograr algo extremadamente completo.

Cocínale despacito

Bien dicen que las cosas buenas tardan en llegar, lo que se aplica muy bien a las costillas. El tiempo promedio en el que se preparan es de siete horas, pero el procedimiento es sencillo.

“Lo importante es seguir la receta y tener un buen set up (preparar tu asador) para poder lograr las temperaturas bajas por periodos de tiempos largos. No es difícil porque los cortes te permiten que no sea tan complicado”, expresa Huezo.

Es necesario cocinarlas a bajas temperaturas porque esto es lo que les da el sabor único que poseen.

“Por el tipo de composición y el grosor de la carne tienes que hacerlo despacio y a temperaturas muy bajas, todo lo contrario a una carne asada, para que el colágeno se transforme en gelatina y a la hora que nos la estemos comiendo sea una mordida muy gustosa y suave”, asegura.

Huezo afirma que además de ser fáciles de elaborar, también se consiguen en cualquier lugar y que los precios no son tan caros, así que cualquiera que desee comer rico puede prepararlas.

Rub para costillas

Para : 8 a 10 onzas

Ingredientes:

1 cucharada de sal
1 cucharada de azúcar morena
1/2 cucharada de chili powder
1/2 cucharada de páprika
1/2 cucharadita de ajo en polvo

Preparación:
En un recipiente introducir todos los ingredientes y mezclar.
Mantener a temperatura ambiente.

Costillas tipo St. Louis

Rinde: 4 porciones / 7 horas / Grado: Alto

Ingredientes:

Costillas St. Louis (las necesarias; aproximadamente 2 racks)
1/4 taza de mostaza
1/4 taza de vinagre de manzana
Rub previamente preparado (el necesario)
Combinación de madera de roble y hickory o manzano para ahumar (lo necesario)
Jugo de manzana en atomizador (el necesario)
Miel de abeja o agave (la necesaria)
1 taza de azúcar morena
Mantequilla en trozos (la necesaria)
Salsa BBQ (la necesaria)

Preparación:
Para las costillas, remover cualquier exceso de grasa del costillar; apoyarse de una servilleta o toalla de papel para quitar la membrana de la misma.
Enseguida colocar una mezcla de mostaza disuelta en un tazón con el vinagre de manzana (en porciones iguales) y aplicar en la superficie de las costillas; esto es para que el rub pueda adherirse más fácil.
Aplicar de forma leve el rub en un lado y esperar 1 minuto para volver a aplicar generosamente; luego, tras otros 5 minutos, hacer el mismo proceso del otro lado de la costilla.
Se sugiere dejar reposar con el rub aplicado 20 minutos. Es importante que antes de ahumarla, la costilla esté a temperatura ambiente.
Preparar el ahumado a una temperatura de entre 110 y 120 grados centígrados con la combinación de madera elegida.
Se recomienda poner una bandeja con agua debajo de la parrilla para recolectar los jugos que caigan y ayudar a mantener la temperatura en el asador en forma constante.
Colocar las costillas en un rack (accesorio) especial para cocinarlas con el hueso hacia abajo en fuego indirecto por 3 horas. Aquí se puede comenzar a utilizar el atomizador con el jugo de manzana para humectar las costillas cuando se vea que el rub ya está seco y la carne comienza a tomar un color café.
Transcurrido ese tiempo, retirar y agregar en cada lado de las costillas un poco de miel de abeja o agave, azúcar morena, trozos pequeños de mantequilla y un poco de jugo de manzana por ambos lados; envolver.
Volver a poner en el ahumador con la carne hacia abajo, aproximadamente de 2 horas 30 minutos a 3 horas. Después checar con un palillo de dientes de madera; si atraviesa la carne sin resistencia, ya está lista para comer.

Nota de cocina: se sugiere sacarla y agregar un poco de salsa BBQ en la superficie de la carne antes de cortarla.