Padre inmigrante enseña a sus hijos el valor del trabajo

Armando Puente saca adelante su negocio con ayuda de sus hijos; hoy Día del Padre asegura que antes que un regalo, prefiere disfrutar de la convivencia con ellos
Sigue a La Opinión en Facebook
Padre inmigrante enseña a sus hijos el valor del trabajo
06/15/17 / LOS ANGELES/ Small business owner Armando Puente with his sons, Amir, 29, and Carlos, 21, run their business, Farm Fresh Produce, at the popular Original Farmers Market in Fairfax. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Los cinco hijos de Armando Puente crecieron viendo a su padre madrugar para armar el puesto de frutas y verduras que tiene en el popular mercado conocido en inglés como “Farmers Market The Original” de las calles Fairfax y Tercera en Los Ángeles.

Ya tengo 21 años con el negocio”, dice con una sonrisa de satisfacción este inmigrante quien vino del estado mexicano de San Luis Potosí en la década de los 80.

El impecable puesto, rebosante de frutas y verduras frescas de primera calidad y de todos colores, colocadas en perfecto orden, es su orgullo.

“Yo vine a los 18 años. Desde un principio trabajé en los puestos de frutas para otros propietarios y me gustó”, cuenta mientras acomoda las frutas.

Armando Puente y sus hijos Carlos y Amir atienden clientes de todo el mundo que llegan a su puesto Farm Fresh Produce en el popular mercado Original Farmers Market de la calle Fairfax. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Fue un inmigrante filipino para el que trabajaba quien le propuso traspasarle su puesto Farm Fresh Produce porque el patrón ya se iba retirar.

“La noticia me sorprendió porque él tenía muchos empleados. Yo apenas llevaba un año. Eso sí yo era yo muy trabajador y siempre me adelantaba a sus órdenes. A veces me decía, vamos a hacer esto. Yo le contestaba, ya lo hice. Me agarró mucha confianza”, recuerda.

Puente narra que cuando le respondió a su patrón que no tenía dinero para comprarle el traspaso, éste le dijo que no se preocupara. “Me dijo que le diera 1,000 dólares al mes, y que cuando no pudiera, no había problema. Le estuve abonando durante 20 años hasta que terminé de pagarle y me convertí en el dueño”.

Armando Puente lleva 21 años como propietario del puesto Farm Fresh Produce en el popular mercado Original Farmers Market de la calle Fairfax. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Trabajo y unión familiar

En ese ambiente de mucho trabajo, nacieron y crecieron sus cinco hijos, salvo la mayor que nació en Monterrey, México.

“Mis hijos tienen 32 , 30, 21, 14 y 11 años”, precisa.

Si bien él llegó indocumentado, acepta que tuvo mucha suerte porque el año de haber cruzado por San Isidro, en la frontera sur del país, pudo arreglar su residencia gracias a la Amnistía del presidente Reagan. “Ya soy hasta ciudadano”, subraya.

Sus hijos Carlos de 21 años y Amir de 30 son quienes lo ayudan en el negocio. “Aunque les he dicho que hagan lo que quieran, les he ido enseñando y si quieren dinero, que se lo ganen y vengan a trabajar conmigo”, observa.

A Armando Puente le gusta trabajar con sus hijos Amir y Carlos porque dice que así puede estar cerca de ellos y mantiene a la familia unidad. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Carlos trabaja medio tiempo con su padre de seis de la mañana a la una de la tarde porque estudia Administración de Empresas en el Colegio Comunitario de Santa Mónica.

Amir, quien ya es papá de Ziggy, un niño de un año, dejó hace unos meses su empleo como jardinero para la Ciudad de Los Ángeles para trabajar de tiempo completo con su progenitor.

“Él [mi papá] siempre nos ha enseñado que con el trabajo se consigue todo. Él nunca para, siempre está trabajando”, comenta Amir quien decidió trabajar para su progenitor, cuando se preguntó: “¿Qué estoy haciendo trabajando para la Ciudad, cuando mi padre me necesita”.

Armando, el hijo menor de 11 años cuando no está en la escuela también ayuda y está entrenado para cobrar a los clientes.

“Todos han crecido aquí corriendo entre las frutas y verduras. Y me sirve que trabajen conmigo porque los tengo cerca y así mantengo a la familia unida. Todos los días, los veo, sé dónde están. Ayuda mucho tenerlos cerca”, reconoce. 

Carlos de 21 años y Amir de 30 años trabajan con su padre en el puesto Farm Fresh Produce. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Comenta que ha enseñado a sus hijos el valor de la disciplina. “Es muy importante porque puedes ser muy inteligente pero sin disciplina no llegas a ninguna parte”, confía.

Fue alrededor de los ochos años cuando sus hijos comenzaron a ayudarle en el negocio.

“Aunque cuando están de vacaciones en la escuela, los dejo que gocen la infancia”, dice este padre que no parece quedarse quieto ni un segundo y siempre está al pendiente de que no todo esté en orden en la frutería.

Incluso hoy, que es el Día del Padre, va a ir a ver que todo en su negocio este en orden. “Voy a ir muy temprano a trabajar un rato y ya cuando vea todo encaminado, me iré a la casa a celebrar el día con mis hijos”.

Puente confesó que festejará su día con una comida familiar en su casa al lado de sus hijos, nietos y amigos.

“Mi esposa cocina muy bien y siempre me prepara una comida sorpresa… Casi siempre [hace] algo de Guanajuato porque su abuela era de allá y aprendió muchos platillos tradicionales”, dice.

“El Día del Padre es muy especial. Todos los días nos damos cariño pero ese día se siente más. Es un día para convivir y disfrutarnos. Para mi eso es más importante que un regalo”, señala.

Puente es padre de cinco hijos y tiene siete nietos. En su puesto Farm Fresh Produce da empleo a 11 personas. Se levanta de madrugada todos los días para reunirse con los productores de campo y comerciantes y seleccionar la fruta y vegetales.

Sus hijos Amir y Carlos dicen que su padre es ‘a todo dar’ pero coinciden que sobre todo los ha educado con su ejemplo de dedicación y mucha entrega al trabajo.

Alrededor de la web