Trump y Varela se comprometen a fortalecer relaciones entre EEUU y Panamá

La lucha contra el crimen organizado y la inmigración fueron partes de los temas que abordaron
Sigue a La Opinión en Facebook
Trump y Varela se comprometen a fortalecer relaciones entre EEUU y Panamá
El presidente Donald Trump recibe en la Casa Blanca a su homólogo de Panamá, Juan Carlos Varela.
Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump y su  homólogo de Panamá, Juan Carlos Varela, repasaron este lunes una serie de desafíos comunes para la seguridad en la región, como la lucha antidrogas y la crisis política en Venezuela, y se comprometieron a tomar medidas para fortalecer las relaciones bilaterales.

En escuetas declaraciones a la prensa al inicio de la reunión en el Despacho Oval, Trump destacó el buen rumbo de las operaciones en el Canal de Panamá y de la situación en ese país, al tiempo que señaló que la relación bilateral “ha sido muy fuerte” y que ambos países trabajan en proyectos conjuntos.

Sin ofrecer detalles, Trump dijo que las relaciones entre ambos países “sólo va fortaleciéndose”.

“Estamos desarrollando nuevas cosas para hacer y solo hacernos más fuertes. Y nuestra amistad con el presidente (Varela) es muy, muy fuerte”, afirmó Trump.

Por su parte, Varela, quien cumplirá una agenda de reuniones durante su visita de cuatro días a la capital estadounidense, explicó que el propósito de la gira es “trabajar juntos por los mismos desafíos que tenemos en la región de Centroamérica y Latinoamérica, y nuestro continente”.

Tanto la Casa Blanca como el gobierno panameño había adelantado a la prensa hace varias semanas que la lucha contra las drogas y el crimen organizado, la seguridad, el intercambio comercial, la emigración ilegal, y la crisis política en Venezuela serían los temas principales del encuentro en el Despacho Oval.

Más adelante, la Casa Blanca dijo en una declaración escrita, que Trump reiteró “la necesidad de continuar la cooperación para abordar el narcotráfico y la emigración ilegal en la región, y expresó aprecio por la fuerte alianza del presidente Varela en estos asuntos”.

Ambos líderes discutieron la importancia del Diálogo de Alto Nivel sobre Seguridad, que se llevará a cabo a finales de mes en Panamá, y Trump felicitó a Varela por la expansión del Canal de Panamá, “que beneficia a negocios estadounidenses y panameños, y es un motor clave del crecimiento económico en la región”.  

También discutieron la creciente situación precaria en Venezuela y la importancia de restablecer normas democráticas en ese país, puntualizó la nota de la Casa Blanca.

Varela es el cuarto mandatario latinoamericano en ser recibido por Trump en la Casa Blanca, después del peruano Pedro Pablo Kuczynski, el argentino Mauricio Macri, y el colombiano, Juan Manuel Santos.

Como parte de su visita a Washington, que concluirá el viernes próximo, Varela tiene previsto sostener reuniones con líderes de ambos partidos en ambas cámaras del Congreso, incluyendo a la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

También se reunirá con miembros del Gabinete presidencial, incluyendo el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, y el líder de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), Chuck Rosenberg, así como con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y la dirigente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

En paralelo a la reunión y almuerzo con Trump, las primeras damas de EEUU, Melania Trump, y de Panamá, Lorena Castillo de Varela, también sostuvieron un almuerzo privado para discutir diversos asuntos sociales.

Al final de la visita de poco más de una hora, Trump despidió a Varela y su comitiva en el portal de la Casa Blanca y describió con un simple “muy bien”  la reunión con el presidente panameño.

Trump despide al presidente Juan Carlos Varela en el umbral de la Casa Blanca, tras una visita de poco más de una hora. Foto: María Peña/Impremedia

El mandatario no contestó a preguntas de la prensa sobre la investigación en torno a la injerencia de Rusia, o si hay grabaciones de sus conversaciones con el exjefe del FBI, James Comey.