Las farmacias de pedido por correo no siempre te ahorran dinero

Recibir tus medicamentos en la puerta de tu hogar puede ser cómodo, pero investiga antes de usar este servicio
Sigue a La Opinión en Facebook
Las farmacias de pedido por correo no siempre te ahorran dinero
A pesar de que parece un servicio práctico, podría dañar a tu bolsillo.
Foto: Dominique Faget / Getty Images

¿Esperas ahorrar algunos dólares en tus medicamentos de venta con receta o tal vez solo tratas de evitar hacer un viaje a la farmacia? Si es así, probablemente ya hayas usado el servicio de pedido por correo que ofrece tu compañía aseguradora. Aunque este servicio puede ser una buena opción, también puede ser una molestia y el ahorro no está garantizado. Aquí te indicamos cómo hacer que funcione mejor para tu beneficio.

Los programas de farmacias de pedido por correo operan a través del gerente de beneficios farmacéuticos de tu aseguradora (pharmacy benefit manager, PBM).

Las compañías, como CVS Caremark, Express Scripts y otras, compran directamente a los fabricantes los medicamentos al por mayor, y al hacerlo se reducen los copagos de algunos de tus medicamentos. Eso es especialmente cierto para los medicamentos que podrías tomar de manera regular para afecciones como la diabetes o la presión arterial alta. Por ejemplo: Podrías recibir a domicilio un surtido para 90 días de medicamentos genéricos con copagos que van desde unos cuantos dólares o incluso que pueden ser gratis, en comparación con los copagos de $10 dólares con descuento que se les debe pagar a las farmacias locales por los medicamentos para un surtido de 3 meses.

Si la cobertura de tu seguro médico la tienes a través de tu empleador, es probable que ofrezcan pedidos por correo como una opción. Esto es porque a menudo los empleadores pagan menos cuando los empleados eligen ese servicio. Según Adam Fein, Ph.D., presidente de Pembroke Consulting y director ejecutivo de Drug Channels Institute, “Debido a que el precio promedio sugerido para venta al público para un medicamento de marca es de $300 dólares, el empleador paga en promedio $18 dólares menos por un medicamento que se surte por correo en comparación con el que se surte directamente en la farmacia”.

Fein también indica que, además, muchas farmacias ahora también ofrecen surtir recetas médicas para 90 días, con copagos más bajos, cerrando aún más la brecha entre las farmacias de pedido por correo y las tradicionales. Y muchas cadenas de tiendas y megatiendas están aumentando la competencia a través de sus farmacias de pedido por correo que ofrecen grandes descuentos en cientos de medicamentos genéricos si pagas el precio de venta al público y renuncias a usar tu seguro médico. Por ejemplo, las farmacias de Walmart, CVS, Costco y Walgreens ofrecen programas como un surtido para 3 meses de docenas de medicamentos genéricos por $10 con envío a domicilio gratis, y envío estándar gratis para los medicamentos con receta médica.

La comodidad puede comprometer la seguridad

Aunque usar el servicio de pedido por correo parece más fácil, podría dar lugar a errores de comunicación o problemas de seguridad, dice Lucinda Maine, Ph.D., R.Ph., vicepresidente ejecutiva y directora ejecutiva de la Asociación Estadounidense de Colegios de Farmacia. Maine indica que el problema es que los medicamentos podrían no llegar a tiempo, lo que puede ser peligroso para las personas que toman medicamentos de los que depende su vida.

También ocurre el problema contrario: Las farmacias de pedido por correo podrían renovar automáticamente tus recetas médicas sin confirmar si todavía estás tomando el medicamento o si la dosis que tomas ya cambió. Cuando sea posible, elige un servicio que te avise antes de que te envíen cualquier medicamento. Por suerte, los planes de medicamentos de la Parte D de Medicare exigen que las farmacias de pedido por correo obtengan la aprobación del paciente o del encargado de su cuidado de salud antes de enviar los medicamentos de una nueva receta o un nuevo surtido.

Según Norman V. Carroll, Ph.D., profesor de la Facultad de Farmacia de Commonwealth University, el servicio de pedido por correo también es menos personal. Él dice que cada vez que te comunicas a la línea de llamadas gratis es muy poco probable que hables con la misma persona. “Con una farmacia minorista hay una alta probabilidad de que trabajes con el mismo farmacéutico o técnico y que este resuelva tu problema personalmente”, dice Carroll.

Tal como sucede con cualquier servicio de entrega a domicilio, también existe la posibilidad de que tu paquete se pierda, se lo roben o se dañe en el correo. Aunque los programas de las farmacias de pedido por correo tratarán de evitar que esto suceda. “Usamos empaques protectores para los medicamentos”, expuso Jennifer Luddy, vocera de Express Scripts, que administra uno de los servicios más grandes de pedido por correo en los Estados Unidos. El gerente de servicios farmacéuticos también usa programas según el clima que determinan el mejor empaque para la entrega segura de los medicamentos. “Si se diera el caso excepcional de que el medicamento llegara dañado a la casa de un paciente, este puede llamar al número que se encuentra al reverso de su tarjeta para informar el daño y se le enviará un nuevo surtido sin ningún cargo”, añade Luddy.

Si eliges el pedido por correo

Para los medicamentos que tomas de forma regular, y solo para que sepas cómo funciona, pídele a tu médico 2 recetas: Querrás una para un surtido de 30 días de medicamentos para que te los den de inmediato en tu farmacia y otra para un surtido de 90 días, si corresponde. Envía la receta de medicamentos para 90 días a tu aseguradora con el formulario de pedido por correo que puedes encontrar en el sitio web de tu seguro médico. Mientras tanto, surte tu receta para 30 días de manera que tengas suficiente medicamento mientras esperas a que tu aseguradora haga el trámite y envíe tu orden de pedido por correo. Si es una receta médica nueva, tendrás que enviar el formulario de la receta por correo o pedirle a tu médico que la pida por teléfono o la envíe por fax. La solicitud para volver a surtir tus recetas usualmente la puedes hacer en línea, por teléfono o a través de una aplicación móvil.

Ya que regularmente los programas de envío por correo mandan surtidos de 90 días en cada envío, este servicio podría no ser viable para los medicamentos que necesites inmediatamente o que vayas a tomar por un corto periodo. A veces hay algunas restricciones sobre lo que te pueden enviar a domicilio, como es el caso de sustancias controladas, incluyendo algunos medicamentos para el dolor, para el insomnio o tratamientos para el ADHD (trastorno de déficit de atención e hiperactividad).

Ya sea que lo compres en una farmacia o a través del servicio de pedido por correo,  cuando encuentres una farmacia que se adapte a tus necesidades, nuestros asesores médicos recomiendan enfáticamente que surtas todas tus recetas ahí siempre que sea posible. De esa manera, la farmacia tendrá un historial completo de lo que estés tomando y podrá alertarte de cualquier interacción potencialmente peligrosa. Eso podría no ser viable, digamos, si obtienes tu medicamento para la presión sanguínea a través de este servicio y tu médico te receta analgésicos que necesites de inmediato después de una cirugía. Si eso sucede, infórmale a cada farmacia cuáles son los medicamentos que estés tomando y actualiza la información regularmente si hay algún cambio.

Nota del editor: La elaboración de estos materiales fue posible gracias al subsidio del programa Attorney General Consumer and Prescriber Education Grant del estado, que es financiado por un acuerdo multiestatal de reclamos de fraude de los consumidores en relación con la comercialización del medicamento de venta con receta Neurontin (gabapentina).

 -Ginger Skinner

He pasado casi una década leyendo, “analizando” e interpretando investigaciones médicas y otro par de años investigando la razón por la que los medicamentos son tan costosos. En mi tiempo libre, me encontrarás dando consejos médicos no solicitados a los amigos y familiares, practicando mis posturas de yoga, montando bicicleta y haciendo malabares. (Sí, ¡haciendo malabares!)

Sígueme en Twitter (@Ginger_Skinner).

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.