MLS: Nueva York pide su sitio en el mundo del fútbol

Los jugadores clave de New York Red Bulls y New York City FC se midieron en los micrófonos de la previa de un derby que va creciendo en calidad, adeptos y repercusión
MLS: Nueva York pide su sitio en el mundo del fútbol
Red Bulls y NYCFC se enfrentan en liga por séptima vez.

Hace tres años el fútbol llamó a la puerta de Nueva York y pidió sitio en la mesa donde comen el béisbol, el fútbol americano y el baloncesto, tres de los deportes punteros de la historia del país. Tras años en los que el New York Red Bulls dio a luz, vio crecer y alimentó a la liga MLS, ha sido la rivalidad frente al New York City FC la que ha puesto a la Gran Manzana en el mapa el fútbol.

Este sábado vuelven a verse las caras en el Red Bull Arena de Harrison, Nueva Jersey, escenario en el que ya tuvieron un aperitivo con la eliminatoria a partido único de la U.S. Open Cup. Antes de la importantísima cita del sábado, varios de los protagonistas compartieron micrófonos en el Open Media Day.

New York Red Bulls, la bestia negra de NYCFC

Bradley Wright-Philipps, amo y señor de los derbys hasta ahora con ocho goles en seis partidos ligueros, no se mordió la lengua: “Hay mucha ira en el campo, hay odio de verdad“, afirmó sin tapujos. “Odio hacer este tipo de eventos porque estamos en el mismo edificio que ellos”.

El delantero centro inglés también reconoció que respeta al New York City FC por mantener su idea de juego con independencia del rival al que se enfrentan y alabó a David Villa, quien le sorprendió al aterrizar en la Gran Manzana.

“La primera vez que le ví marcar un gol en este país, lo celebraba como si no hubiera marcado un gol en su vida. Fue una lección de humildad”, explicó. “Si pudiera elegir a alguien que no jugara, elegiría a Villa inmediatamente”,

En esa misma línea de tensión hizo malabares Sacha Kljestan, quien explicó que “no le gusta nada de NYCFC“. El centrocampista de los toros rojos, que cree que a su mejor nivel puede ser el mejor box-to-box de la competición, tiene una espina clavada con el conjunto celeste.

Sacha Kljestan pudo fichar por NYCFC, pero terminó en el otro equipo de Nueva York. Foto: Elsa / Getty Images

No quisieron ficharme cuando yo volví a la MLS. Ficharon a otro centrocampista ofensivo y no les fue bien”, recordó con una sonrisa. “Siempre se queda algo ahí cuando un club te rechaza. Yo quiero demostrar cosas en el campo en todos los partidos, pero más aún frente a NYCFC”.

El cancerbero del conjunto local, Luis Robles, quiso calmar las aguas: “Para mí jugar estos partidos es divertido. Es algo que podré contar a mis nietos“. Además, aseguró que el partido será totalmente distinto en caso de que Maxi Morález no consiga recuperarse a tiempo. El que no estuvo esta semana en Nueva Jersey preparando el derby fue el director técnico Jesse Marsch, que tuvo que volar a Polonia para completar un curso de entrenador FIFA.

La batalla del centro del campo

Gran parte de lo que ocurra en el partido se decidirá en la zona ancha, donde Tyler Adams y Yangel Herrera se verán las caras. Ambos llegan del Mundial sub 20, donde Herrera le comió la tostada y eliminó a Estados Unidos.

“Hace mucho trabajo sucio pero también crea oportunidades”, dijo Tyler sobre el venezolano. ” Tengo ganas de medirme contra él”. Por su parte, Herrera, que se confesó en exclusiva en El Diario, contó que Adams no le sorprendió tanto en el Mundial, donde él fue balón de bronce.

“Me sorprendió mucho más jugando contra nosotros en la US Open Cup que en el Mundial”, admitió. “Pienso que va a ser una linda oportunidad de volver a enfrentarlo y volver a ganarle“.

Yangel Herrera confesó que jugar contra Estados Unidos fue una motivación extra. Foto: Jung Yeon-Je / Getty Images

El mediocentro propiedad del Manchester City fue elogiado nuevamente por David Villa, que habló de él como “uno de los jugadores del futuro“. El máximo goleador de la historia de la selección española afirmó que Yangel “tendrá el techo que el quiera ponerse“, agregando que “terminará jugando en uno de los grandes equipos de Europa”.

Villa, que ha jugado y ganado derbys allá por donde ha ido, dijo no tener sentimientos especiales en este tipo de partidos. “Para mí son solo tres puntos, y más en una liga como esta donde casi todos los equipos pueden ganar la liga”. Además, avisó al New York Red Bulls, añadiendo que ya fueron mejores en el partido de la US Open Cup, pese a quedar eliminados.

New York City FC, cansados de perder en el derby

Es inevitable echar un vistazo al pasado y ver que el equipo celeste nunca ha puntuado en el Red Bull Arena, y solo se ha impuesto una vez, algo que ocurrió en julio de 2016. El balance de goles en enfrentamientos directos en liga es brutal: 18-5.

Tommy McNamara, que vivió en primera persona el fatídico 0-7, quiere cambiar esta tendencia: “Estoy cansado de perder estos partidos“, dijo. “Por supuesto que está ahí [el 0-7]. A veces vuelve, la gente te lo recuerda; pero tenemos oportunidades para olvidarlo”.

Jack Harrison también lo recuerda. “Cada vez que juego contra ellos pienso en el 7-0, fue mi debut”, recordó. “Siempre tendré esa espina clavada”. El extremo inglés aseguró que no tiene preferencia en jugar por fuera o por dentro, una variante que Patrick Vieira ha ido manejando en diferentes tramos de los últimos partidos. La decisión final, como siempre, la tendrá el técnico francés, al que tampoco le temblará el pulso para volver a sentar a una leyenda del fútbol como Andrea Pirlo.

Andrea Pirlo es el jugador número 13 en de minutos disputados esta temporada, tan solo 8 partidos. Foto: Adrián Dennis / Getty Images

Es complicado dejar a Andrea fuera“, declaró. “Es una decisión difícil para mí pero es parte de mi trabajo. Quizá os sorprendo a todos y juegue este sábado”.

El cerebro italiano, que tuvo una lesión que le apartó del tapiz verde por unos cuantos partidos, no disputó ni un solo minuto en la remontada frente a Seattle Sounders, y todo parece señalar a que no será de la partida en el derby, donde espera un duelo físico, exigente y con pocos espacios. Las fichas están sobre el tablero, el Red Bull Arena se vestirá de gala para el duelo y la ciudad de Nueva York ya espera a que ruede el balón.