Pedir dinero prestado a familiares o amigos, ¿es buena opción?

Cómo obtener los fondos que necesitas sin arruinar una relación
Pedir dinero prestado a familiares o amigos, ¿es buena opción?
Shakespeare decía que prestarle dinero a un amigo es una buena forma de perder a ambos.
Foto: Pixabay

¿Necesitas recaudar fondos por una urgencia? Una solución comprobada: Pedir dinero prestado de familiares o amigos. Sin embargo, un préstamo familiar puede provocar un conflicto si las expectativas no se establecen de forma clara y, por consiguiente, no se cumplen.

Aunque se puede cerrar un acuerdo por un préstamo pequeño de corto plazo con un abrazo o con un apretón de manos, los préstamos más importantes se deberían concretar con un sistema más formal. Estos consejos pueden ayudarte a asegurar que no desaparezcan los fondos ni las relaciones al pedir dinero prestado.

Elabora un plan

Aborda los préstamos como si fueran acuerdos comerciales, ya sea que pidas dinero prestado para reparar un auto, dar un anticipo por una casa, comenzar un negocio o pagar el boleto de avión que compraste para visitar a tu abuela enferma. Explícale al posible prestamista por qué necesitas el dinero, por qué el uso que tienes previsto del dinero tiene un sentido financiero lógico y cómo pretendes devolverlo. Sé realista acerca de lo que sería un plan de pago viable para que tanto tú como el prestamista sepan qué esperar. Por ejemplo, si quieres pedir prestados $2.000 dólares pero solo puedes devolver $100 dólares por mes, asegúrate de que ambos comprendan que devolver el préstamo tomará, aproximadamente, dos años.

Hazlo todo por escrito

Incluso si pides dinero prestado de alguien cercano, un acuerdo de préstamo por escrito puede hacer que ambas partes se sientan más tranquilas con respecto al acuerdo en su totalidad (especialmente, si pides prestada una cantidad de dinero significativa). Un contrato formal demuestra que respetas al prestamista y que comprendes que debes devolver el dinero. Además, el prestamista tiene pruebas de que puede recuperar el dinero de tu patrimonio si falleces.

Puedes redactar tu propio pagaré o comprar uno en línea; Nolo.com ofrece un formato que abarca todas las posibilidades por $34.99 dólares. Tanto si eliges hacer el contrato tú mismo como si prefieres un pagaré formal, asegúrate de incluir lo siguiente:

· Nombre y domicilio del prestamista y del prestatario;

· Fecha de inicio del préstamo;

· Monto del préstamo;

· Calendario de pagos (semanal, quincenal o mensualmente);

· Monto mínimo de pago;

· Fecha límite de reembolso del préstamo.

Considera pagar intereses

Si le pides a tu padre utilizar sus ahorros para que te preste dinero, lo justo sería que le ofrezcas pagarle los intereses que pierde por el tiempo del préstamo. Además, pagar intereses puede ayudar al prestamista a enfrentar un aumento de impuestos. Esto se debe a que si el monto del préstamo es mayor a $14,000 dólares, entonces, el prestamista podría estar sujeto al impuesto sobre donaciones del IRS, a menos que el prestamista cobre la tasa de interés mínima establecida por el IRS. El IRS publica todos los meses un Índice de tasas federales aplicables. La tasa anual de un préstamo de corto plazo (de 3 a 5 años según el IRS) actualmente es de un 0.42% lo que equivale a $4.21 dólares por año por cada $1,000 dólares prestados.

Construye un buen historial crediticio

Cuando pidas dinero prestado, demuestra que tienes un buen perfil crediticio al pagar siempre a tiempo. Asegúrate de que tienes pruebas documentales hasta la fecha que demuestren la devolución de los préstamos y de que cuentas con muchos comprobantes.

Shakespeare escribió que prestarle dinero a un amigo es una buena forma de perder tanto el dinero como al amigo. Sin embargo, si estableces un registro sólido de pruebas, podrás conservar tanto los fondos como la amistad.

-Catherine Fredman

Escribo sobre finanzas personales, desde hace dos años en Consumer Reports, donde me especializo en descubrir casos de estafa y de fraude.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.