Trump muestra interés en evitar la deportación de veteranos

En tanto su procurador Sessions rechazó una solicitud de congresistas latinos para hablar de temas migratorios, incluyendo a los veteranos
Trump muestra interés en evitar la deportación de veteranos
Hector Barajas, director de la Deported Veterans Support House en Tijuana, recibe a congresistas.
Foto: Cortesía de Torrey Stepp

El presidente Donald Trump mostró interés esta semana por el tema de los veteranos deportados, al tiempo que el procurador general Jeff Sessions declinó reunirse con el grupo latino del Congreso para hablar sobre este y otros temas migratorios.

Carlos Paz, director de comunicaciones del grupo latino del Congreso dijo este viernes a La Opinión que la oficina del procurador general de la nación alegó que Jeff Sessions tenía problemas de “calendario” y no podía responder a una solicitud del grupo enviada hace más de un mes para hablar sobre temas migratorios.

“Lo curioso es que no se pidió una fecha exacta sino que estaba abierto a cuando él pudiera”, dijo Paz. “Es preocupante porque continúa una tendencia de altos personeros de este gobierno de no reunirse con miembros del congreso”.

El grupo ahora está esperando una cita pedida con el Secretario de Veteranos, David Shulkin, para hablar sobre cómo evitar la deportación de más veteranos y buscar solución al otorgamiento de los beneficios a los que deberían de tener derecho por haber servido honorablemente en las Fuerzas Armadas, agregó Paz.

Muchos veteranos apoyan que se evite la deportación de veteranos. Foto: Isaías Alvarado/La Opinión

“Hay que hacer algo por estos veteranos”, dijo Trump

Durante una cena el pasado lunes con el Presidente Donald Trump, el congresista demócrata de McAllen, Texas, Vicente González, intercedió ante el presidente para actuar en favor de los veteranos de guerra deportados, y al parecer, el presidente mostró interés en el asunto.

González, que está trabajando con otros congresistas demócratas en este tema -hay cinco proyectos de ley al respecto pendientes en el Congreso- ha pedido al presidente que dicte una orden ejecutiva para parar las deportaciones de veteranos que han servido en combate.

Luego de la reunión, González envió una carta a Trump “agradeciendo su interés en el tema de los veteranos deportados, para traer a casa a nuestros héroes”.

“Este es uno de muchos temas que tienen apoyo bipartidista, estos veteranos lucharon por nuestro país y muchos sufren síndrome post traumático causado por su servicio”, dijo González en la carta.

González fue uno de los siete congresistas latinos que visitaron Tijuana a principios de junio y se reunieron con más de una veintena de veteranos de las fuerzas armadas deportados después de servir en las Fuerzas Armadas Estadounidenses.

Un artículo publicado por Buzzfeed esta semana respecto a lo ocurrido en la cena del lunes, cita a fuentes no identificadas indicando que Trump dijo que “había que hacer algo sobre el tema”, y que de inmediato alguien de su personal le explicó que estas eran personas que habían cometido delitos tras regresar del servicio.

Trump entonces le pidió a Gonzalez que detallara el tema en una carta, a lo que este contestó que ya le había enviado dos cartas. González asistió a una cena privada con el presidente junto con los congresistas Stephanie Murphy y Kyrsten Sinema.

Varios congresistas demócratas han presentado proyectos de ley para favorecer a los veteranos deportados, la mayoría de los cuales eran residentes legales cuando entraron a las Fuerzas Armadas y debieron recibir ciudadanía bajo las leyes existentes.

En la carta enviada esta semana por el grupo latino al Secretario de Veteranos, estos explicaron que uno de sus objetivos es mejorar la información a los veteranos en servicio activo que son residentes legales sobre el proceso de pedir ciudadanía y facilitar esa solicitud.

Al regresar del servicio sin haber hecho los trámites de ciudadanía, los veteranos son vulnerables a ser deportados si cometen cierto tipo de delitos, porque la residencia permanente es reversible.

“Aún no tenemos una fecha para la reunión con la Administración de Veteranos, pero nos han dicho que recibieron la carta y que le van a dar seguimiento”, dijo Paz.

La congresista Nanette Barragan, recientemente elevó el tema durante una audiencia en la que John Kelly, Secretario de Seguridad Nacional testificó y le pidió al secretario que evaluara el tema.

Avanza el tema de los veteranos

Desde Tijuana, Hector Barajas, veterano deportado y fundador de Veteran´s Support House, mantiene el optimismo que siente respecto a su futuro y al de sus compañeros deportados, gracias a varios avances sobre el tema que han ocurrido recientemente.

Barajas comenzó el centro de apoyo a veteranos en 2013, pero está movilizándose para ayudar a otros veteranos y dar a conocer el tema desde 2009, cuando La Opinión cubrió el tema por primera vez.

Este año ha habido proyectos de ley para ayudar a los veteranos, Barajas y otros dos colegas recibieron perdones a delitos cometidos por parte del gobernador Jerry Brown y siete congresistas visitaron el “bunker”, como él llama al local en centro Tijuana donde gestiona y asiste a otros veteranos.

“Estuvo muy padre”, dijo Barajas esta semana. “Estoy muy contento porque creo que esto va a resultar en más ayuda para estos veteranos. En realidad queremos que regresen todos, pero si no es posible, al menos que se faciliten los beneficios que han perdido por no estar presentes en Estados Unidos”.

El propio Barajas podría regresar a Estados Unidos antes de que todo esto ocurra, ya que tiene una solicitud pendiente de ciudadanía ante el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

“Ahora que agarré el perdón (del gobernador) estoy esperando que me digan si me dan o no la ciudadanía”, dijo Barajas.

Entretanto, Barajas observó de lejos, mientras la asambleísta estatal Lorena Gonzalez Fletcher, de San Diego, lo homenajeó como “veterano del año” para ese distrito.

González Fletcher se paró al frente de la sala de sesiones de la asamblea con un retrato de Barajas, lamentando que el veterano no pudiera estar presente.

“Debemos hacer todo lo que está en nuestras manos para regresar a cada uno de los hombres y mujeres que no pueden vivir en el país al que sirvieron en las fuerzas armadas”, dijo Fletcher.

La asambleísta estatal promovió un proyecto de ley que crea un fondo de asistencia legal de 45 millones de dólares para los veteranos deportados que han vivido en California.