¿Será posible encontrar el balance en tu vida?

Para muchos es una de las cosas más difíciles de alcanzar
¿Será posible encontrar el balance en tu vida?
Según la Universidad de Columbia, el 85% de las personas que están estudiando y trabajando al mismo tiempo, encuentran difícil llegar a un balance de todo./Shutterstock

Es tan fácil decirlo, profesarlo y recomendárselo a los demás: “Lo que necesitas es encontrar el verdadero balance en tu vida”.  Sin embargo, a la hora de las horas, pareciera que es una de las virtudes más difíciles de alcanzar. ¿Será posible?

Esta semana tuve, quizás, una de las conversaciones más interesantes que he tenido con alguien tan joven. Les hablo de un chico que se gana la vida haciendo videos en redes sociales, es uno de los conocidos y ya famosos “YouTubers” o ‘estrellas de la plataforma digital YouTube”.

Un tema llevó al otro, y el joven, quien no pasa de los 23 años me dijo, ‘mi propósito en mi vida es encontrar el balance’, refiriéndose a las tres cosas que buscamos en la vida y que ya decirlas se han convertido en un cliché; salud, amor y éxito.

Me quedé un poco inquieta y decidí buscar un poco de información al respecto. Primero que nada, me enteré que, según la Universidad de Columbia, el 85 por ciento de las personas que están estudiando y trabajando al mismo tiempo, encuentran difícil llegar a un balance en su vida.

Entre tanto artículo que leí, quise recopilar los tres pasos, que, según expertos, podrían ayudarnos a llegar a ese anhelado punto de nuestras vidas: el famoso balance.

  1. Crea horarios:

Uno de mis mejores amigos siempre me regaña cuando me ve estresada y sin dormir. Su mejor consejo es darle a todo su tiempo. Por ejemplo, cuando le dije que me sentía consumida por la gran atención que le presto a mi teléfono celular y a las redes sociales, me sugirió que haga un acuerdo conmigo misma creando un horario para dedicarle a las páginas sociales.

Seguro les ha pasado sentarse a ver el teléfono por 5 minutos y cuando menos te das cuenta, ya ha pasado una hora.

  1. No olvides tus prioridades:

Primero lo primero y lo demás, que espere. Si tu prioridad son tus estudios, pues dedícale el mayor esfuerzo a eso, y no dejes que otras cosas paralelas te distraigan.

Al mismo tiempo, si quieres rendir a la hora de estudiar o trabajar, es importante darte el espacio de descansar cada cierto tiempo. Si estas sobresaturado, no funcionarás igual.

  1. Sé amable contigo mismo:

Somos tan buenos con los demás y nos olvidamos de nosotros mismos. Si por algún motivo fallas, levántate y regálate una segunda, tercera, y cuarta oportunidad. En muchas ocasiones somos demasiado estrictos con nosotros mismos.

¿Y tú, como encuentras tu balance?

Espero tus comentarios y te invito para que sigamos conectados en las redes sociales:

Carolina Sarassa

@CarolinaSarassa