6 predicciones de la película “Minority Report” que se hicieron realidad 15 años después de su estreno

El popular filme de Steven Spielberg, basado en la novela homónima del escritor de ciencia ficción Philip K. Dick, se adelantó a su tiempo en muchas de las tecnologías que predijo. Te explicamos en qué consisten algunas de ellas.
Sigue a La Opinión en Facebook
6 predicciones de la película “Minority Report” que se hicieron realidad 15 años después de su estreno
El universo de "Minority Report" ya no es tan futurista ni fantasioso como lo parecía hace 15 años, cuando se estrenó el filme.
Foto: TWENTIETH CENTURY FOX

Este mes de junio se cumplen 15 años del lanzamiento de una de las películas que coronaría a Steven Spielberg como uno de los directores estadounidenses más prodigiosos de la ciencia ficción.

La película Minority Repor t (“Sentencia previa”) -célebremente interpretada por Tom Cruise, Colin Farrell y Samantha Morton- marcó, sin duda, un antes y un después en la carrera de Spielberg.

El filme, basado en un relato homónimo del aclamado novelista Philip K. Dick , imaginaba un mundo futurista – abril de 2054 – en el que la policía usaba métodos avanzados en su unidad de “PreCrimen” para evitar asesinatos.

La cinta predijo algunas tecnologías que en esa época se veían lejanas… pero ya no lo son.

Estas son algunas de ellas.

1. Los autos sin conductor

Una de las escenas más memorables de la película muestra a John Anderton (Tom Cruise), el jefe de la unidad de precrimen, atravesando una autopista acristalada llena de autos sin conductor.

Hoy, ya se han probado en las calles de varias ciudades y son una de las grandes apuestas de Google y otros gigantes tecnológicos para el futuro.

Philip K. Dick imaginó hace más de una década los autos sin conductor. Hoy, son una realidad.

2. La publicidad personalizada

Otro de los aciertos de la película es la publicidad personalizada en internet según las preferencias del consumidor, algo que John descubre en una tienda en la que escanean su retina y le dicen lo que le recomiendan, gritando su nombre.

Ciertamente, el marketing personalizado está presente en nuestro mundo más que nunca, sobre todo en las redes sociales. Los anuncios todavía no nos llaman por nuestro nombre, pero tiempo al tiempo.

3. Los sistemas de reconocimiento facial

 

En el filme, el reconocimiento facial permite reconocer identidades de inmediato.

Una de las partes más inquietantes es la que muestra a John tratando de evadir el sistema de reconocimiento óptico en la ciudad haciéndose un trasplante de ojo.

Y es que en el filme hay dispositivos de reconocimiento facial que permiten escanear el iris de las personas para reconocerlas de inmediato, una tecnología que no sólo está disponible hoy día, sino que además la usa ampliamente el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) y otros organismos y empresas en todo el mundo.

4. El uso de técnicas de “precrimen”

Algunos departamentos de la policía, sobre todo en Chicago, la ciudad con más criminalidad de Estados Unidos, ya están utilizando técnicas de “precrimen” que se basan en el Big Data (grandes conjuntos de datos) de sus ciudadanos.

El sistema informático permite crear una lista de presuntos criminales extrayendo datos de los registros de la policía y creando una “lista estratégica de sujetos” generada por un algoritmo.

5. Las pantallas flexibles

En la película también se muestra cómo un pasajero de un vagón de metro lee un ejemplar de USA Today en una pantalla flexible que muestra las noticias en tiempo real.

Así es como podemos leer hoy los artículos -la mayoría de las veces, a través del teléfono móvil- y algunos en pantallas flexibles, que varios fabricantes como Samsung o LG ya han puesto a la venta.

6. El uso de hologramas

¿Llegaremos a ver hologramas en las tiendas, como vaticinaba “Minority Report”?

Hay políticos que los usan para estar en varios lugares al mismo tiempo -como el francés Jean-Luc Mélenchon en su campaña presidencial de este año o el primer ministro de India, Narendra Modi (en 2014).

En la película, los hologramas estaban presentes en todas partes, desde la casa del protagonista hasta las tiendas.


¿Se te ocurren más ejemplos? ¡Cuéntanoslos en nuestra página de Facebook!