Ciberataque paraliza la mayor terminal del Puerto de Los Ángeles

El ataque frenó las operaciones en la Terminal APM en el Puerto de Los Ángeles
Ciberataque paraliza la mayor terminal del Puerto de Los Ángeles
Puerto de San Pedro, Los Ángeles.
Foto: Getty Images

Un ciberataque que afectó a las computadoras de varias compañías en Europa y en todo el mundo cerró el martes la terminal más grande del Puerto de Los Ángeles, reportan varios medios locales.

Al parecer, el ataque implica un rescate en el que los perpetradores pueden exigir dinero para restaurar las operaciones de la víctima. Pero autoridades de Los Ángeles no han dicho si esas demandas han ocurrido hoy.

Las operaciones se detuvieron en la Terminal APM, propiedad de la empresa naviera danesa A.P. Moller-Maersk, a las 6 de la mañana.

Maersk emitió una declaración confirmando que fue “golpeado como parte de un ataque cibernético global llamado Petya, que afecta a múltiples sitios y unidades de negocios. Estamos respondiendo a la situación para contenerla, limitar su impacto y mantener las operaciones “.

El ataque de ransomware golpeó a empresas y agencias gubernamentales en al menos seis países europeos, incluyendo a Ucrania, y se extendió a las computadoras en Estados Unidos, India y Australia, según varios informes de medios en el extranjero, que también indicó que el ataque había sacado servidores en una importanete empresa petrolera en Rusia.

Phillip Sanfield, portavoz del Puerto de Los Ángeles, dijo que las operaciones en la Terminal de la APM cesaron a las 6 de la mañana. Dijo que un buque había salido de la terminal antes de las 6 de la mañana, por “casualidad”. Pero otros trabajos previstos en la jornada se habían detenido como resultado del ataque.

“Cuando una terminal no tiene una nave, todavía hace algunas operaciones terrestres. Se prepara para la próxima nave y hay una gran cantidad de carga moviéndose por los muelles en la costa, por lo que entiendo que detuvieron esas operaciones hoy en día debido al ataque cibernético. Ellos no nos han dado información sobre cuándo operaran de nuevo”, dijo Sanfield.

Sanfield también dijo que Maersk dijo a las compañías de camiones que no llegaran a la terminal. Las otras terminales del importante puerto funcionaban normalmente, dijo.

No está claro cuán ampliamente el ataque golpeó los puertos del mundo, pero la intrusión subraya una profunda preocupación por la ciberseguridad en los centros de carga del país, especialmente en Los Ángeles y Long Beach, que se combinan para proporcionar una importante puerta de entrada para el comercio del Pacífico.

Alrededor del 90 % de los bienes del mundo son enviados por mar y los expertos advierten que un ciberataque grave podría devastar el comercio local.