Osos panda y otros animales que parecen inofensivos pero que en realidad no lo son

Puede que te arranquen una sonrisa y hasta te despierten ternura, pero estos seres tienen "armas secretas" que pueden acabar con cualquier ser humano

Guía de Regalos

Osos panda y otros animales que parecen inofensivos pero que en realidad no lo son
Podrán parecer ositos de peluche gigantes, pero no lo son...
Foto: Getty Images

Con caras esponjosas, un comportamiento tímido y tamaño diminuto, algunos animales parecen de lo más inofensivos.

Sin embargo, a pesar de su apariencia bella, tonta o débil, la evolución ha dotado a un puñado de animales con habilidades especiales por las que conviene no subestimarlos.

Estos son los “ninjas secretos” de la naturaleza.

Los lemmings noruegos

#lemmings are cool little #friends

A post shared by Sebastiano Fattoni (@nocturnolo) on

Con apenas 155 milímetros de largo, cubiertas de grueso pelo marrón oscuro, blanco y naranja, estos pequeños roedores tienen una apariencia casi rechoncha.

Pasan su tiempo excavando la espesa nieve en el Ártico escandinavo durante el invierno y corriendo bajo arbustos en el verano.

Estas criaturas también tienen una reputación -completamente infundada- de cometer suicidios masivos lanzándose desde los acantilados. Pero en realidad, los lemmings noruegos tienen un instinto de supervivencia feroz.

Enfrentados a un depredador muchas veces superior en tamaño, no huyen.

En su lugar, se enfrentan a su oponente mientras emiten fuertes gritos, embistiendo y mordiendo con sus dientes afilados.

Hay videos en la internet de lemmings noruegos peleando con gatos, aves de rapiña e incluso con perros grandes como los bullmastiffs.

Caracoles terrestres japoneses

#caracoles #naturaleza #animals #ambient #sason #photography

A post shared by Anita Peiton✌😗✌ (@anita_peiton) on

Con sus cuerpos suaves y carnosos, los caracoles son bocados nutritivos para muchos pequeños mamíferos y aves, por más que sus duras caparazones proporcionan a estos moluscos cierta protección.

La mayoría de las especies esconde dentro a la primera señal de peligro.

Pero dos especies de caracoles de tierra del Lejano Oriente tienen una actitud bastante diferente ante los depredadores.

Karaftohelix gainesi (a veces conocido como Ezohelix gainesi) de Hokkaido, Japón, y K. selskii de Rusia oriental, utilizan sus cuerpos para balancear su concha como un garrote al acercarse los depredadores.

Los dos son comúnmente atacados por escarabajos, pero en lugar de esconderse, azotan a sus atacantes. Balancean sus caparazones casi 180 grados en menos de un segundo, lanzando a los escarabajos.

La bióloga Yuta Morii, de la Universidad de Hokkaido en Sapporo, Japón, quien describió el mecanismo de defensa de los caracoles en 2016, dice que también han desarrollado conchas mucho más amplias en comparación con los caracoles que simplemente se enroscan y ocultan.

“Una abertura relativamente mayor podría permitirles el desarrollo de un músculo fuerte para balancear la concha alrededor del cuerpo blando”, dice.

Loris lento

#thailand #lorislento #traveller

A post shared by piste_arch (@arch_stefanopiraccini) on

Sus enormes ojos redondos, rostros adorables y patas casi como manos humanas han hecho de los loris lentos uno de los animales favoritos en Internet.

Los pequeños primates noctámbulos parecen casi dóciles de día. Cuando son amenazados, tienden a permanecer inmóviles.

Pero los loris lentos también tienen un as letal en la manga, casi literalmente.

Cuando está amenazado, un lori levantará a menudo sus brazos sobre su cabeza. Lejos de ser un signo de rendición, esta es una postura defensiva, llevando cerca de la boca una glándula que rodea su codo.

Al combinar el aceite secreto de la glándula con saliva, el lori crea un fuerte veneno con el que luego se mancha la parte superior de la cabeza, por lo que es tóxico para cualquier depredador.

Los loris también pueden mantener el veneno dentro de su boca, entregándolo en un bocado.

Los dientes incisivos en la parte frontal de la mandíbula inferior ayudan a conducir el líquido hacia arriba, asegurando que penetre en cualquier herida que pueda infligir.

El polluelo del fulmar

Polluelo del fulmar
Los polluelos del fulmar utilizan un aceite concentrado en sus estómagos para defenderse de los depredadores.

Incapaces de volar y aferrados a sus nidos sobre peligrosos acantilados, estas bolas de plumas suaves y de tamaño de un balón de fútbol deberían ser presas fáciles para los depredadores; al menos, para aquellos que puedan alcanzarlos.

Pero los polluelos del fulmar, como muchas otras aves de la familia de los petreles, tienen una manera bastante desagradable de rechazar a los atacantes: vomitan sobre ellos.

Las criaturas crean un aceite concentrado en sus estómagos, destilándolo de los residuos cerosos dejados después de que digieren el alimento, antes de arrojarlo a chorros por sus bocas.

Se ha encontrado que el líquido penetrante contiene aceites de grasa de ballena. No solo el olor del vómito es profundamente desagradablefétido y almizclado, con la característica de que puede persistir durante años si cae en la ropa: también es mortal.

El líquidoobstruye las plumas de aves marinas depredadoras como las gaviotas, despojándolas de su impermeabilización.

Los científicos indican que las aves marinas afectadas por el ataque de vómito a menudo tratan de lavar sus plumas en el mar, solo para quedar incapaces de volar de nuevo, ahogándose.

Otras aves tienen un alternativo, pero igualmente repugnante recurso para la autodefensa. Las tordellas atacan en masa a los depredadores y defecan sobre ellos, haciendo que sus plumas se obstruyan con las heces al punto de impedirles despegar de la tierra.

Sapo de bigote Emei

Cada primavera, a los sapos machos Emei (Leptobrachium boringii) les brotan entre 10 y 16 espinas en su labio superior.

Constituidas en gran parte de queratina, la misma proteína que compone nuestras uñas, las espigas punzantes pueden crecer hasta 5 milímetros.

Al mismo tiempo, los machos desarrollan una piel más gruesa y sus antebrazos emergen abultados. Entonces luchan entre sí, tratando de apuñalarse.

“Las espinas son un poco como un lápiz afilado”, dice Cameron Hudson, un ecólogo de la Universidad de Sídney que ha estudiado los sapos.

La razón de toda la agresión y violencia es que los sapos machos están compitiendo por las hembras. Pero sus espinas nupciales no son nada comparadas con las de otros dos anfibios: la rana peluda y el tritón nervado español.

Cuando se los amenaza rompen sus propios huesos y los introducen a través de su piel.

Para la rana, esto crea garras como las del superhéroe Wolverine, con las que puede defenderse de los asaltantes. Mientras tanto, el tritón empuja sus costillas fuera de su cuerpo para dar a cualquier depredador un bocado desagradable.

Pandas gigantes

🐼 Hello Panda Boy, say Good Morning.🐼 by @daily_cutepandas Show your PandaBear love by visiting our site up on the bio! All you have to do is to click the link in @pandabearpassion's bio! 👉@pandabearpassion👈 ❤️ Products that can't be seen in shops!🐼 The perfect products for you!🐼 Don't miss out selling up fast!🐼 ⏰Act Fast – Sale Ends Soon! 🌎We are shipping worldwide! #panda #ipanda #cute #pandababy #pandaman #pandalove #pandabear #pandalife #pandaworld #pandathings #pandavibes

A post shared by PandaPassion (@pandabearpassion) on

Los pandas son los estandartes de la conservación de la fauna. Sin embargo, aunque parezcan mimosos e incluso encantadoras en ocasiones, siguen siendo osos y no se deben subestimar.

Han desarrollado músculos adicionales alrededor de sus mandíbulas para ayudarlos a triturar el bambú resistente del que viven.

Eso significa que tienen una de las mordeduras más poderosas de todos los mamíferos en el grupo de carnívoros.

Sus patas también se inclinan con seis largas garras que son hábiles, pero también pueden lanzar un fuerte zarpazo.

En vida salvaje, son propensos a proporcionarse un pedazo de carne para complementar su dieta vegetariana, a menudo devorando pequeños mamíferos como el pika, una suerte de conejo de climas fríos que habita en Asia, Norteamérica y Europa oriental.

Los pandas no parecen ser demasiado agresivos con los humanos, pero hay reportes de pandas madre que han herido a empleados de las reservas naturales en China.

Sin embargo, reservan la mayor parte de su agresividad para otros pandas.

Pájaro secretario

Con sus patas como zancos y largas pestañas, por no hablar de la ridícula cresta de plumas alrededor de su cabeza, es difícil tomar en serio al pájaro secretario.

Pero este larguirucho pájaro que se encuentra en las praderas abiertas y la sabana del África subsahariana tiene una patada que rivaliza con la de Bruce Lee.

Según un estudio de 2016, un solo golpe de una de estas aves puede contener una fuerza equivalente cinco veces a su propio peso corporal en solo 15 milisegundos: una décima parte del tiempo que nos lleva parpadear.

Mientras que los pájaros mismos pesan entre entre 3,5 y 4,5 kg, su patada es suficiente para matar serpientes, lagartos o pequeños mamíferos con una rápida sucesión de golpes y pisotones.

Caracoles de cono

Sus caparazones de colores son muy apreciados por los coleccionistas e incluso se usan como joyas en algunas partes del mundo. Pero dentro de estas conchas atractivas está uno de los animales más peligrosos de la Tierra.

Hay unas 800 especies diferentes de caracoles de cono. Se encuentran principalmente en las aguas tropicales del océano Pacífico, pero también en las costas de Sudáfrica e incluso en el Mediterráneo.

Aunque lentos, son carnívoros voraces que se aprovechan de pequeños peces, moluscos y otros caracoles marinos, con la ayuda de un arpón que disparan desde la punta de su trompa.

Este dardo hueco contiene poderosas neurotoxinas que pueden paralizar a sus presas en segundos.

El veneno también puede ser mortal para los seres humanos, y el arpón de los caracoles más grandes ha penetrado incluso trajes de buzo.

Unas 30 muertes registradas de humanos se han atribuido a los moluscos.

Las víctimas humanas no parecen sufrir, ya que el veneno de acción rápida también contiene un analgésico que significa que los que han sobrevivido describen poco dolor.

La investigación ha revelado que el veneno del caracol del cono es una mezcla compleja de más de 100 toxinas diferentes.

Lee la historia original en inglés en BBC Earth