Los dos territorios que se disputan China e India, los dos gigantes de Asia

Se han incrementado las tensiones cuando la cancillería China acusó a India de incursionar en su territorio

Guía de Regalos

Los dos territorios que se disputan China e India, los dos gigantes de Asia

Son los dos gigantes de Asia, dos vecinos con los países más poblados del mundo y dos de las economías más grandes del planeta. Pero los une una complicada relación.

La historia de China e India ha estado caracterizada por varias disputas territoriales que han resultado en tres conflictos militares: en 1962, 1967 y 1987.

A pesar de que las dos potencias asiáticas han logrado restaurar y ampliar sus lazos diplomáticos y económicos, mantienen una relación que parece cada vez más complicada.

China e India están separados por la cordillera de Himalaya y ambos países comparten fronteras con Nepal y Bután.

A lo largo de la frontera sino-india hay dos territorios en disputa.

En la región de Cachemira -que reclaman tanto India como Pakistán- está Aksai Chin, administrada por China.

El gobierno de Pakistán muestra en sus mapas Aksai Chin como una zona dentro de China y cataloga sus límites como “frontera no definida”.

India, por su parte, dice que Aksai Chin está ilegalmente ocupada por China.

China e India también se disputan gran parte de Arunachal Pradesh, región ubicada en el noreste de India. China reclama el control sobre este territorio porque lo considera parte de la región autónoma del Tíbet.

“Incidente serio”

El pasado martes surgió una nueva disputa cuando la cancillería de C hina acusó a India de incursionar en su territorio entre la provincia india de Sikkim y la región del Tíbet, en China, una zona conocida como el paso de Nathu La, en el Himalaya.

Pekín indicó que guardias fronterizos indios habían obstruido las “actividades normales” en el lado chino y llamó a India a retirarlos de inmediato.

Una declaración publicada por el Ministerio de Defensa chino dijo que el hecho “había puesto en peligro gravemente la paz y la tranquilidad en las áreas fronterizas”, pero no dio detalles del supuesto incidente.

India, por su parte, también acusó recientemente a soldados chinos de realizar una incursión en su territorio.

El paso de Nathu La es utilizado por los indios que van de peregrinación a los sitios hinduistas y budistas en el Tíbet.

En una aparente represalia tras los hechos de esta semana, China bloqueó la entrada de peregrinos indios que intentaban cruzar la frontera “por temores de seguridad”, indicó la cancillería china.

“Para las siguientes acciones dependeremos de lo que el lado indio haga. Tienen que tomar medidas para mejorar la situación de seguridad”, agregó.

Esta es la misma región donde en septiembre de 1967 ocurrieron una serie de enfrentamientos militares entre ambos países, con un número importante de víctimas en ambas partes.

Desde entonces ocasionalmente se vuelven a incrementar las tensiones.

Pero tal como señala el editor de asuntos del sureste asiático de la BBC, Ethirajan Anbarasan, el último incidente parece ser uno de los más serios en años recientes.

Los vecinos, ambos potencias nucleares, pelearon también otra guerra breve en 1962 por el estado indio de Arunachal Pradesh, en otra amarga disputa territorial que sigue vigente.

Frontera no reconocida

Las disputas fronterizas comenzaron en 1914 cuando Reino Unido, que controlaba India, firmó un acuerdo con el Tíbet que estableció la llamada Línea McMahon, un límite fronterizo entre China e India que rechazaron tanto los tibetanos como China.

A la fecha el estatus legal de esta frontera no es reconocido por el gobierno chino.

En mayo pasado el primer ministro indio Narendra Modi, durante una visita oficial a China, acordó con el presidente chino Xi Jinping buscar “una resolución justa” para las disputas fronterizas.

Ambos países también firmaron 24 acuerdos valorados en US$10.000 millones para cooperación en educación, ferrocarriles e investigación científica.

Análisis

Martin Patience, corresponsal de la BBC en Pekín

Estos dos gigantes asiáticos hablan de la necesidad de tener mayor cooperación después de décadas de desconfianza.

Y la economía es un área en la que pueden estar de acuerdo.

Pero a pesar de todas las conversaciones sobre cooperación, China e India siguen siendo feroces rivales.

No hay ningún indicio de una solución para la disputa fronteriza de décadas.

Y cada vez hay más rivalidad entre las dos naciones que se disputan la influencia regional, lo cual puede llevar a una nueva ronda de tensiones.


El Tíbet

Además de la continua pelea fronteriza, hay otros asuntos que también están provocando divisiones entre ambos países.

Los lazos cercanos que mantiene China con Pakistán, el viejo rival de India , con quien está desarrollando enormes proyectos de infraestructura, también ha sido una fuente de tensiones.

Y otro asunto “espinoso” es el Tíbet y todo lo vinculado a esta región que China se anexó en los 1950 y que ahora es gobernada por Pekín como una región autónoma.

El líder espiritual tibetano, el Dalai lama, ha vivido en el exilio en India desde 1959, cuando huyó de Lhasa después de un fallido levantamiento tibetano contra el régimen chino.

El Dalai Lama es rechazado por Pekín, que lo considera como una amenaza para el control de la región.

En abril pasado volvieron a estallar las tensiones entre ambos países sobre la disputada región de Arunachal Pradesh, en el noreste de India y que Pekín reclama como suya.

China anunció que cambiaría el nombre de seis lugares a lo largo del territorio para “estandarizar” la región.

La medida fue vista como una medida de represalia por la visita que el Dalai Lama realizó ese mes a Arunachal Pradesh.

Y también fue considerada como una acción de Pekin para reclamar su derecho sobre esta zona que quedó bajo el control de India tras una serie de acuerdos en el siglo XIX y que China nunca ha reconocido.