‘The High Art of Riding Low’ luce a los artistas del ‘lowriding’

La nueva exhibición del museo Petersen explica cómo los autos lowrider han servido de inspiración a los artistas
‘The High Art of Riding Low’ luce a los artistas del ‘lowriding’
Chevrolet Impala, uno de los autos de la muestra. Foto: Petersen Museum

Si hay una institución que ha sabido reconocer el arte en la cultura de los autos conocidos como “lowrider” es el Petersen Automotive Museum, que este fin de semana inaugura su tercera exposición dedicada a este género desarrollado por miembros de la comunidad chicana.

La primera muestra que el museo realizó sobre estos autos se efectuó en el año 2000, y fue también la primera vez que una institución formal mostró la parte artística de estos vehículos, dijo Denise Sandoval, curadora invitada de “The High Art of Riding Low: Ranflas, Corazón e Inspiración”, la nueva muestra del Petersen que abre sus puertas el sábado.

La segunda fue en 2008, “La Vida Lowrider”. “El Petersen siempre ha ido adelante; reconoce la importancia de la historia cultural de los autos lowrider”, dijo.

Solo que en esta ocasión, el objetivo de “The High Art of Riding Low” no son los vehículos en sí, sino el arte que expresan estos carros, cuyas características son las modificaciones que sus dueños han hecho en ellos.

“En esta ocasión el foco son los artistas mismos”, dijo Sandoval; “en cómo estos son objetos de inspiración para los artistas”.

La exhibición, que durará hasta el 3 de junio de 2018, tendrá una celebración de apertura esta noche, que estará abierta al público y que contará con la presencia de varios de los dueños de los autos en exhibición. Además de vehículos, la muestra incluye instalaciones, litografías, esculturas, dibujos, pinturas y fotografías.

Entre los autos que se podrán ver están “Our Family Car”, Chevrolet Sedan de 1950 pintado por Gilbert “Magú” Luján; “El Rey”, un Chevrolet Impala de 1963 de Albert de Alba Sr., y “El Muertorider”, un Chevy Impala de 1968 adaptado por Artemio Rodríguez y John Jota Leaños.

“El arte de lowrider ya no solo es un fenómeno en Estados Unidos, sino en todo el mundo”, dijo Sandoval, quien explicó que aunque no está claro dónde se originó este movimiento cultural, Los Angeles es una de las ciudades donde más arraigada está esta tradición.

Lo que esta exhibición ofrece, dijo la curadora, es un nuevo punto de vista respecto a esta expresión cultural.

El evento de esta noche comienza a las 7 pm. Boletos $45.

En detalle:

Qué: “The High Art of Riding Low: Ranflas, Corazón e Inspiración”

Cuándo: del 1 de julio al 3 de junio de 2o18

Cómo: boletos de $7 a $15

Dónde: Petersen Automotive Museum, 6060 Wilshire Blvd., Los Angeles; informes (323) 930-2277 y petersen.org