¿En qué países de Latinoamérica cuesta menos poder ser bello?

Ya sea una cirugía estética o comprar una crema antiarrugas, el precio de los productos o servicios relacionados con la industria de la belleza pueden variar más de un 1.000% según el país de residencia
¿En qué países de Latinoamérica cuesta menos poder ser bello?
Según el país, se puede pagar más de un 1.000% más por un mismo producto o servicio de belleza.
Foto: Pexels

Cada persona tiene su ritual de belleza.

Para algunos, la sesión mensual de manicura y pedicura es infaltable. Mientras que otros no han contratado una en su vida.

El lugar de residencia puede influir mucho en esto y no solo por motivos culturales.

Según el país donde se viva, los precios de los productos y servicios de belleza pueden variar en más de un 1.000%.

Vietnam es la nación donde menos cuesta invertir en cuidado personal y retoques estéticos, según un estudio realizado por el portal de comercio electrónico argentino Linio.

El informe tiene en cuenta el costo de productos como los pintauñas, las cremas antiedad, los cortes de pelo y cirugías plásticas como la rinoplastia o el aumento de senos en 50 países.

Los vietnamitas pagan una media de $947 dólares por una cirugía de nariz, ocho veces menos que los $7,845 dólares que abonan los suizos, que se ubican en el puesto 49.

El último lugar lo ocupa Venezuela, que por su situación política y económica se ha convertido en el estado donde es más caro acceder a este tipo de bienes y servicios.

Estos son los tres países de América Latina donde “mantenerse bello” es más asequible:

Colombia

Es el lugar donde menos cuesta hacerse una manicura o una pedicura, con un precio medio de $4 dólares frente a los $80,35 dólares de Dinamarca o los $8,28 dólares de Egipto.

El país se situó en el séptimo puesto del listado global, por detrás de Vietnam, India, Sudáfrica, Tailandia, Egipto y República Checa.

Es uno de los lugares más baratos para cortarse el pelo ($9,13 dólares) o hacerse una depilación brasileña ($7 dólares).

Las cirugías estéticas, que tienen un precio algo inferior a la media, son muy populares en Colombia.

Se han incrementado hasta en un 70% durante la última década, según ha declarado en varias ocasiones la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (SCCP).

Muchas personas no cualificadas se apuntaron a este boom y causaron serios daños a muchos pacientes, por lo que el gobierno se propuso el año pasado crear una nueva ley que regule de forma más estricta esta práctica.

Panamá

Panamá es uno de los mejores lugares en América Latina para comprar productos como perfumes o cosméticos .

Los primeros tienen un precio medio de $53,53 dólares, el más asequible después del de Estados Unidos ($48,55 dólares).

El bótox tampoco es caro ($7,75 dólares) y la depilación brasileña se encuentra entre las más baratas ($9,78 dólares).

Retocarse la nariz suele costar unos $3,000 dólares y ganar algunas tallas de sujetador, unos $3,700 dólares.

México

Al igual que Colombia, México se encuentra entre los 10 países donde se realizan más cirugías estéticas , según los datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (Isaps).

Allí se puede conseguir una rinoplastia por $2,205 dólares y un aumento de senos por $2,754 dólares.

También es uno de los lugares donde menos cuesta ponerse bótox : $6,75 dólares la unidad.

Sin embargo, es el segundo más caro para teñirse el cabello ($21,37 dólares). Incluso en naciones como Noruega se puede encontrar tintes por menos precio ($11,81 dólares).

En el balance global, el país se ubicó en el décimo puesto.